miércoles, 26 de abril de 2006

De guerras y guerrillas

Pobrecitos populares, cuanta inseguridad padecen!

El sarao que se montaron delante de la sede en Mad, con el traslado de los cuatro millones y pico de firmas solicitando un referendum sobre el Estatut fue grotesco. Les brindo una excusa para la utilización masiva de furgonetas con propaganda del partido en lugar de un solo camión, medio más discreto y a la vez más efectivo: promoción de empleo.

Señores, no saben lo que es el soporte magnético? O quizá es que se niegan a pagar el canon a la Sgae...

Para qué tanto desperdicio de papel en algo inconstitucional? Porque sobre el estatuto de una autonomía, al menos hasta ahora, el resto de la "una, grande y libre" no tiene ni voz ni voto. Y si no han puesto el grito en el cielo a la reforma del valenciano, porque ese se reformó a la chita callando, al prestarnos tanta atención, no nos hacen más diferentes de lo que podamos ser?

Oposición, insensatos, no significa negarse a todo por sistema.

Qué pasará cuando llegue la reforma de la constitución? si, esa que a estas alturas es más descafeínada que un cortado con leche desnatada y sacarina. Y, ya puestos, por qué no hay nadie que proponga reformar la monarquía? Hemos decidido mediante sufragio universal que queremos mantener a una familia real? Puedo presentar una proposición para que me mantengan a mí? porque, que quieren que les diga, servidora también pretende disponer de moto, coche, velero, esquiar en Baqueira y casita de verano en Mallorca, amén de viajes varios. Que para eso tengo que ser diplomática, correcta y saber de protocolos? si se tiene que hacer, se hace, con lo que me iban a pagar...
Ayer había mar de fondo. En el mar de verdad, porque en la oficina siempre hay una marejada de esas que adoran los surfistas y temen los domingueros. Me llamó mi ex jefe. Lo primero que me dijo es que, después de medio año, todavía hay clientes que me echan de menos. Una dosis de piropos siempre va bien para la autoestima, y más si te encuentras en la misma situación que yo. Qué diferencia! Aquí una inútil, sin interés por el trabajo y allí me recuerdan con cariño e incluso hice amigos allende las provincias. Mira si tienen ganas de usurpar mi puesto que hasta opinan, eso si, con toda la "buena" intención", que debería emigrar a Londres, París o Australia, porque he equivocado la carrera. Pero si esto ni es carrera ni es nada! O si, qué tal bombero?
Hay gente tan fisgona que, por chafardear, lo hacen hasta dentro del parking, a ver si encuentran algo de lo que hablar. Para muestra un botón: esta mañana, estaba yo tan ricamente poniendo la moto en marcha cuando una viejecita, con carrito incluido, ha metido medio cuerpo (el carrito lo ha dejado fuera) en el parking para ver qué era o qué pasaba allí dentro... Estos jubilatas...
Comentario realizado por C, una de mis compañeras: -lo que deberías hacer es buscarte un buen hombre, como hizo I, que entre unos cuantos pescó al más calzonazos.-
Se me descompusieron a un mismo tiempo la cara y los intestinos. Que una señora opine de esta forma lo considero arcaico como mínimo. Pero si la señora que lo dice lleva años manteniendo una relación ilícita con un señor casado, sin pretensiones de divorciarse, ya ni contesto. En cuanto al calzonazos... quien sabe si no se dedica a los transportes de largo recorrido para no aguantar diariamente a la arpía que tiene por mujer, que esa sí sabe de engatusar a los hombres y seguro que le dió liebre por gato, o puede que un día se lleve una sorpresa... quien sabe, porque cada casa es un mundo y lo que se cuece en casa ajena a mí ni me va ni me viene, pero se intuye.
En fin, que no voy a practicar el arte de la nasa, ni la cacería, ni nada que se le parezca. Caña, sedal y anzuelo los dejo para las truchas y los ratones colorados que, si saben tanto como dicen, se quedarán en sus madrigueras hasta que pasen elementos como las señoras a las que me refiero.
Don't be cruel - Elvis Presley

lunes, 24 de abril de 2006

25-A

Para el resto del mundo no significa nada. Simplemente son dos números y una letra. Si dijera 11-M sería distinto, todo cristo lo asociaría con las torres. Pero para mí es importante; primero, porque hace muchos, muchos años me vestía de blanco en un día como hoy. Quizá no como hoy exactamente, porque era sábado, iba del brazo de mi padre y estaba preocupada por no tropezar con la cola del vestido mientras bajaba las escaleras hacia la cripta de la Sagrada Familia.

Mi otro recuerdo para esta fecha se cumplirá dentro de unas horas y, como dejó un regusto amargo, tal vez sea mejor no darle demasiadas vueltas, no sea que mis ansias vengativas aparezcan precisamente ahora, cuando todo está en calma.
Hablando de venganzas, altamente recomendable "V for Vendetta". No he leído el cómic, así que mi opinión para los acérrimos de Alan Moore no será demasiado purista, pero lo bueno que tiene ir al cine antes de haber leído el libro o cómic es que, si te gusta, las posibilidades de comprarlo aumentan. Y a mí me han dejado con el gusanillo. Gratamente sorprendida por la representación de Hugo Weaving, al que no se le ve la cara en toda la película, así que no podía asociarlo con otras interpretaciones suyas, pero San Google está para algo y descubrí que es Mr. Smith en Matrix y Elrond en El Señor de los Anillos. Tchaikovsky, no tan de fondo, insuperable.
Más cine. "The libertine" donde Johnny Deep compone un conde de Rochester que, como él mismo presenta en el prólogo, se te atraganta, pero al que acabas amando. John Malkovich siempre da la talla, haga lo que haga, así que obviaré cualquier comentario. Sexo, drogas y rock'n'roll antes de tiempo. Un consejo: o se va con buena disposición de ánimo o se puede acabar algo deprimido. Digámoslo así: es dura.
Como colofón al repaso cinematográfico, otro peliculón: "El castillo ambulante" de Hayao Miyazaki. Dos personajes secundarios que no tienen nada de segundones: Calcifer y el espantapájaros. Me prestaron "El viaje de Chihiro" y me recomendaron esta. Magistral.
Los ojos se cierran, el cansancio me vence; Cleo y la familia Telerín hace horas que duermen. Voy a hacerles compañía.
"All apologies" - Nirvana

domingo, 23 de abril de 2006

Caballeros, dragones y princesas


Contemplo mi super ratón mineralizado. Se ilumina cuando acerco mi mano y se apaga cuando lo suelto. Optico, cumpliendo fielmente la Iso, fabricado en China. Adaptable, mini y con una resolución infinita.

Poliédricos. Así somos. Unos más que otros. Alguien dice añorarte al mismo tiempo que te llama indeseable por la espalda, mientras quien crees que te ha olvidado piensa en tí.
Sueño poco, o mejor dicho, casi nunca quedan impresos en mi memória. Quizá porque suelen ser bastante surrealistas. Recuerdo una historia rocambolesca con J. Coronado... Y hace unos días fue Bosé. Pero hoy mis aventuras oníricas han alcanzado el grado de preocupantes, porque cuando tus sueños están presididos por un amigo es señal de que las necesidades empiezan a ser acuciantes. Mi sensación de "dejà vu" ha ido en aumento al recrearse la misma situación que viví con cierto letrado, aunque con él no fuese producto de mi subconsciente. Estará pasándome factura el aburrimiento del último año en este apartado? Sea lo que sea, no tiene fácil arreglo.
Sant Jordi, día de libros, rosas y música.
Extracto de una conversación de ayer:
- yo la verdad, eso de que un enterao mate a un pobre dragón que lo único que quería era comer y le envian a una anoréxica pija... no lo veo bien. Una especie en extinción exterminada por un tio en mallas. -
Gracias Ra. Tus comentarios le ponen esa nota de color a los dias grises.
Por qué lo convirtieron en patrón de los "enamorados" si no quiso casarse con la princesa? aquí que cada uno le de la interpretación que quiera...
Matara al dragón, la araña o una simple hormiga, convertimos a un inmigrante en héroe nacional y este día en otra fiesta consumista.
Nos adelantamos a la fecha y ayer ya se podían ver las calles atestadas de rosas. Las rosas que regalé tienen color independentista. Un hombre encantador me dijo que era la primera rosa que le regalaban en su vida. Me sentí orgullosa de ser tan poco convencional. Por qué las flores han de estar dedicadas exclusivamente a las mujeres? Es que ellos no saben apreciarlas? Yo también recibí una rosa. El libro me lo compré yo. "La sombra del viento" de Carlos Ruiz Zafón, que ya me había leído pero quería que formara parte de mi biblioteca. De paso, me autoregalé algo que llevaba buscando hace tiempo. La serie completa, en dvd, de L'Escurçó negre, una crónica satírica y mordaz sobre Inglaterra, desde 1485 hasta 1917.
Una frase de Edmund Blackadder: "El hombre tendría que luchar por una serie de cosas fundamentales: su país, sus principios, su familia y sus amigos... Personalmente, yo lucharía por una caja llena de dinero y mucho porno francés".
Y un párrafo perteneciente al cuento "Stigmata" englobado en el libro de Lucía Etxebarria "Nosotras que no somos como las demás".
- Cuando era pequeña mi cuento de hadas favorito era uno en el que se le mostraban tres cajas a la heroína para que eligiera una de ellas. La primera contenía una piedra mágica que hacía feliz a su poseedor; la segunda, un anillo; y la tercera, un dragón. Ahora que he crecido me he dado cuenta al fin de cúal era el mensaje del cuento: cuando eres una mujer y te acercas a un hombre que te desea te encuentras ante tres puertas mágicas: detrás de la primera está el placer; detrás de la segunda, el amor de tu vida; detrás de la tercera, un monstruo. Y una vez que abres una puerta es demasiado tarde para cambiar tu destino. Y yo, sin saberlo, elegí la cajita del dragón, la puerta de la infelicidad. Eso es todo. -
A fin de cuentas, quizá el monstruo no esté tan mal...
Alone - Danny Elfman. b.s.o. "Spiderman"

martes, 18 de abril de 2006

Redacta, pero bien

No hay como empezar el día con sobresaltos e injusticias.

Sin parangón en cuanto a falta de ética, esta mañana han despedido a la única persona con la que mantenía una relación laboral cordial y de la que podía fiarme. Así, sin más. Y por si fuera poco la pretensión inicial era que, sabiendo que la iban a echar, enseñara a su sustituta. Encima pones la cama, no?... si pensaba que hacían las cosas de la peor forma posible, con esto han rizado el rizo.

Si no fuera por lo triste de la situación, es para reír, porque aquí nadie sabía nada. Nadie llamó la semana pasada a la persona que iba a ocupar su lugar, nadie había preparado la liquidación... qué penoso!

Con quién voy a tomar el colacao de las tardes? Berta, te echaré mucho de menos, y no solo por eso. Míralo por el lado positivo. No necesitarás terapia. Porque así es como acabarías aquí dentro.
Cerremos este apartado y metámonos de lleno en otros que suponen menos control mental.
El Barça ha ganado el partido de ida al Milan y el doctor House, en su segunda temporada, sigue tan desagradable y acertado como siempre. Es mi héroe. Quiero ser como ese señor.
Que leer es bueno lo ratifico ahora mismo; no lo es tanto si no comprendes lo que lees. Creo que hay cursos para eso. Y algun@s deberían apuntarse a los mismos con velocidad inusitada, porque no darse cuenta de que se los califica como verborreicos impenitentes, entre otras cosas, es para definirlos de obtusos. Claro que precisamente por su incomprensión de las lecturas (y aquí añadiría por el poco uso y abuso que hacen de los diccionarios) es evidente que por mucho vituperio que les dirijas, si es indirecto y sutil, tampoco se darán por aludidos. Y es que los hay que utilizan el lenguaje que la rae nos ha dado sin tener conocimiento, ni bíblico ni carnal de él. Que una palabra suena bien? pues allí va, la meteremos con calzador y redundaremos en ella, aunque su significado se nos escape como esas ilusiones que perseguimos. Porque confundir semen con el líquido que rezuman algunas úlceras malignas es de mentecatos. Mejor dedicarse al parchís, o quizá no, porque si los números se les dan tan mal como las letras, probablemente acaben restando diez en lugar de contar veinte cuando se comen una...
... y me llevo tres.
"Storytime" - Danny Elfman - bso de Edward Scissorhands

lunes, 17 de abril de 2006

Pearls for pigs

Intento crear y no hay forma. La concentración me abandona, campa por sus respetos y debo volver a empezar desde cero.
Ni siquiera la musa Talía inspira a los esperpentos peripatéticos. Plagiar por el simple hecho de que el númen no da más de sí, destrozando la lírica coral, da como resultado el ridículo más atroz. Y la invención de personajes varios, en un -yo me lo guiso, yo me lo como- ya no es recurrente. La mediocridad se ha adueñado del espacio interestelar. Claro que, como Tolkien creó un lenguaje propio, hay quien se cree con derecho a fagocitar el nuestro por estar convencidos de que les resultará fácil formar uno nuevo. Allá vos.
Cómo se siente uno siendo él y ella al mismo tiempo? Hermafrodita supongo. El estado esquizofrénico alcanzable puede llevar a ver ángeles bailando en la cabeza de un alfiler. Por eso pueden encerrarte? Consultémoslo.
Pasó la semana de procesiones y empieza la cuenta atrás para otro festejo, aunque este cambia capuchas por peineta, faralaes y pandereta. Todavía no he decidido cual es peor.
No leáis. Pero no es lo mismo. Aunque de cuerpo presente, he matado a mi espíritu. Hablo insubstancialidades. En estado letárgico, únicamente desnudo el alma ante el público infiel de las páginas en blanco. Mis dedos se convierten en cuerdas vocales. Aquí es donde expulso a los demonios que me impiden soñar.
Echadme de más, nunca de menos.
"Chamber Music" - Danny Elfman -Forbidden Zone ST-

sábado, 15 de abril de 2006

La sombra de la vaguedad

Pasear por una ciudad que las hordas extranjeras hayan tomado por asalto tiene una ventaja: el anonimato.
Conmemoraciones varias en Plaza Catalunya. La calle Pelayo no tan atestada como un sábado por la tarde, calle Tallers tranquila. Me marco unos pasos de baile, con la tranquilidad que da el saber que no te conoce nadie y, si por casualidad encuentras a alguien, da lo mismo. Que opinen que estás loca, y qué! Sabes a ciencia cierta que algo te desmarca del aborregamiento generalizado.
Constatas el hecho de que no existes porque piensas, existes porque vives; porque eres capaz de bailar en la calle, porque miras hacia el cielo y se te cuela una sonrisa en los labios, por tener ideas, sean acertadas o no. Y piensas. Quizá demasiado. Tal vez deberías dejar que el azar se instale un poco en tu vida.
Tiendes la ropa mientras llueve. Ya está mojada, no? Y el clima se compadece de tí y deja de llover.
Te asaltan frases, escenas de la película de ayer mientras escuchas la banda sonora. Y rememoras otras cosas. Que el mobiliario no hace la casa más cálida. El mío es metal. Si las visitas sienten el ambiente frío es porque hacen que sea así. Me basta con saber que me siento cómoda y que tengo ganas de volver cada tarde, o pasarme horas encerrada en ella.
La bipolaridad se ha dado una tregua. Añoro algo, es cierto, pero esa añoranza no hará que me lance sin paracaídas y acabe con la cabeza clavada en el suelo.
No quiero ser Caperucita ni la malvada madrastra de Blancanieves, aunque más bien interpreto este segundo rol. O quieren que lo asuma.
Sé lo que quiero.
a mí
"The imperfect enjoyment" - Michael Nyman - b.s.o. The libertine

miércoles, 12 de abril de 2006

ЯЭБμβҐџΚΑ ҐИДЭПЭηΔλЭИТЭ ΔЭΛ ΚΔΩΣ

Anuncio: (y al que no lea el blog, que le den). Tengo la sana intención de hacer croquetas.
Avisados quedáis. Las solicitudes habrán de ser por escrito, triplicado y en papel oficial, como si fuera un funcionariado cualquiera.
Me gusta el anuncio de Ikea: República Independiente de Mi Casa. Creo que me lo voy a tomar en serio. Mi persona también es una república totalmente independiente, sin necesitar referendums para ratificarlo. Y como tal, me daré unos cuantos gustazos; empezando por dejar de ser comprensiva. Que cuentas conmigo sin consultar? Va a ser que no. Que estábamos citad@s y te ha salido un plan mejor? Va a ser que si, pero no esperes que esté a tu disposición la próxima vez. Que el hartazgo de ayer incluye el servir de paño de lágrimas a cualquier hora sin que la menda tenga un maldito cleenex a mano cuando lo necesita. Quid pro quo le llaman. Y si el camino no es bidireccional, otra vez que te den.
Es lo que tiene ponerse el mundo por montera. A base de leches aprendes a callar y aguantar, pero no tienes porque otorgar.
Será un virus? el tabaco? la cafeína? la luna? Qué será, será...
Mañana luna llena. Noche de sal y amuletos que se cargan de energía. Para que luego venga alguien que tiene más largas las manos que los ojos y de un zarpazo los descargue, pero bueno, cada 28 días podemos volver a realizar el ritual.
Días de relax, que ya toca; de paseos, de soledad, sin pensar en nada que importe.
En la República Independiente del Kaos, mando yo.
"Casanova" - Rondó Veneziano

lunes, 10 de abril de 2006

All I need is silence


Me habré vuelto adicta a las galletas de canela, o será que mi cuerpo se empecina en solicitar azucar porque no suelo darle esos caprichos. Antes unas aceitunas, o bombas picantes...

Pensándolo bien, estoy un poco harta. De qué? de las tonterías; de las excusas poco plausibles, de la desconfianza, de la impuntualidad, del ruido, de las discusiones vanas, de recibir órdenes, del aburrimiento, de la memez que corre por ahí, de las risas idiotas, de los cuentos con moraleja, de los que siempre tienen final feliz, de las historias absurdas, de la responsabilidad, de la autocompasión, del encono infundado, de la abstinencia, de las influencias, de la superstición y la superchería, de la aquiescencia, de lo innombrable, del dinero y de la alergia; de la insolidaridad, de la utopía y de la libertad. Tendrá límite el espacio del blog? Abreviaremos y diré que un poco de todo.

La buena noticia del día es que el jueves trabajaremos solo hasta el mediodía. La mala es que todavía quedan día y medio.

El aire olía a lluvia y a helado de fresa. Las nubes paseaban por el cielo lentas, remolonas. Quizá es eso lo que necesitamos, una tormenta que limpie el ambiente.

Cenicienta debía tener un pie ridículamente pequeño o escandalosamente grande para que, de entre todo el reino, únicamente a ella le calzara el zapato de cristal.

Hoy toca Dr. House y todo el mundo está pegado a la caja tonta. Qué bien!. Después de pasarme el día pegada al teléfono peleándome con facturas que no cuadran necesito emociones más fuertes.

No es un día gris, ni marrón, es negro, negro, negro.

Lo que ese señor hace tiene un nombre, y está penado por la ley. Pero nadie va a hacer nada, ni siquiera yo. Lo que sí tengo seguro es que no voy a aguantar mucho tiempo. Llegará el día en que mi paciencia, que parece tiene unos límites muy amplios, se acabará y saldrán por mi boca todos los sapos y culebras que llevo tiempo tragando. Quizá lo primero sea decirle que, si está rodeado de inútiles, el primero que debería aplicarse el cuento es él, ya que nos contrató; a mí personalmente después de dos horas de charla más o menos insustancial y sin mirar siquiera mi currículum. Hay quien aguanta haciendo el numerito del ataque, después te dedicas a criticar a diestro y siniestro al resto del personal, pones cara de cordero degollado y te quitan trabajo de encima, no sea que cojas una baja por depresión y eso no está bien visto. Los hay que tienen que ir a terapia; y el resto... pues a joderse, que para eso nos pagan. Cuando no tienes madera de actriz ya se sabe, o acatas y callas, o lías la de San Quintín y que salga el sol por Antequera. Será de esos a los que se tiene que tratar con psicología inversa? Es para pensarlo; quizá una dosis de su propia medicina sería el revulsivo...

Adoro el silencio. Hoy no he tenido ni valor para poner música.

sábado, 8 de abril de 2006

De Nova Mar Bella a Sant Sebastià

Necesitaba pasear, que los ángeles susurraran en mis oídos. Con las variaciones Goldberg de Bach sonando, he empezado el recorrido en Nova Mar Bella. Buen principio; me lanzan un beso desde un cuatro por cuatro: -eso no te atreves a intentarlo fuera del coche-

Sin rumbo fijo, solo andar, dejando que los rayos de sol se posaran en la piel.

Mar Bella.
Empieza a aparecer gente; tomando el sol, bañándose, en bici, paseando... Los nudistas en su rincón de siempre, se saludan, otro año más.

Bogatell
Algunas sonrisas espontáneas de frente. Reconocimiento entre iguales. Bancos y sillas encarados al este, en manada.

Nova Icaria
Recorro una playa tras otra, acompañada por los patinadores. En la rampa intentan el más difícil todavía los practicantes de skateboard. Un descubrimiento: pistas de ta-ka-ta, que me traen recuerdos de otra época, cuando alguna vez, por falta de familia propia, me ví obligada a jugar a algo que se parece al tenis sin raquetas.

Port Olímpic
En esta zona imposible encontrar mesa en cualquiera de los bares de la arena. El sonido de la cascada se cuela entre las voces y la música. Un poco más allá se juega una encarnizada partida de dominó. Después el silencio de nuevo.

Barceloneta
Transeúntes de todas las etnias, en pareja, en grupo, jugando a volei-playa, leyendo. Un hombre fuma en pipa con la mirada en el infinito... Ropa tendida en los balcones, que olerá a mar, a día primaveral, a mariscada de tantos restaurantes.

Sant Sebastià
Llego al fin, más allá no está permitido el paso. La atalaya, que es al mismo tiempo fin de trayecto de la vagoneta y restaurante de lujo.
Un banco donde descansar después de la caminata; leer, observar el vaivén continuo. Sigue la música.

Vuelvo tras mis pasos, esta vez más despacio. Acuso el cansancio de lo desacostumbrado. Mañana tendré agujetas. Ante mí, precediéndome durante un rato, camina un efebo de piel morena y pelo oscuro al cual despeina el aire; le sientan bien los tejanos y la camiseta negra. Y lo sabe.

Cientos de velas se hacen a la mar. Me detengo a mirar como se desmonta un parapente. Traje de neopreno, tabla de surf. Sería maravilloso probar la sensación de volar por encima de las olas, a merced del viento.
Llego a casa exhausta por los ocho kilómetros de recorrido. En paz con el mundo. Y con agujetas.

miércoles, 5 de abril de 2006

El libro gordo te enseña, el libro gordo entretiene

Cómo se puede ser tan taimado, ladino, impostor, farisaico, farsante, fraudulento, mentiroso, embustero, en definitiva, hipócrita.
Pensaba que ya lo había visto todo, pero no, todavía queda opción para la sorpresa.
Es increíble como se puede uno quitar de encima las obligaciones, echar siempre las culpas a los demás y todo ello sin despeinarse. No se necesita inteligencia, solo una gran dosis de jeta. Y eso es lo que hace una señora que conozco. Una señora que llevaba años sin dar un palo al agua, que tomó una decisión equivocada, incentivada por los euros, por la escalada de las nuevas generaciones, y a la que le viene grande, qué digo grande!, catedralicio el puesto que desempeña.
No es lo mismo ser que estar, señora mía.
No es lo mismo tener una caterva de ayudantes de las cuales abusar mientras te limas las uñas y hablas por teléfono sobre lo mal que está el servicio con Cuqui y Maripili, que aterrizar en Alcatraz y verte sometida a la rigurosidad de Darth Vader.
No es lo mismo mantener un mínimo de orden en tu mesa (algo parecido a la ciencia ficción) que intentar asumir el control del prostíbulo menos erótico de cercanías y generar aún más caos.
Conocer a tu ordenador no es malo. Incluso puede ser productivo. La respuesta -¿Para qué voy a aprender si ya tengo a alguien que lo hace por mí?- implica ignorancia o desidia, o ambas cosas a la vez. Y las uñas no se rompen por teclear, si no, que me lo digan a mí.
Queda feo eso de ir defenestrando a tus compañeros cuando no están presentes. Más que nada porque incitas a pensar qué dirás de los que lo están cuando no lo están.
Perder los papeles (de forma literal y reiterada) y no ser capaz de asumir tus carencias, afirmando con rotundidad que te los roban (juas, juas, juas) cuando quien tiene cierta vena cleptómana eres tú tampoco es la panacea de la honestidad y el compañerismo.
Pero como aquí esa palabra es algo que brilla por su ausencia, parece que hacen como esos monitos que se tapan la boca, las orejas y los ojos para no hablar, oír ni ver lo que no les conviene, no sea que les induzca pensar o a tener que admitir el gran error cometido.
Volvemos a la época de las vacas sagradas, y eso que no estamos en la India. Pero seguimos siendo tercermundistas en según qué casos.
Y pobre del que se queje! porque una palabra dicha en conciliábulo nocturno al señor de las tinieblas y ya te puedes considerar un paria.
Será verdad eso de que más vale caer en gracia que ser gracioso...
Había una vez... un circo.
... Y yo te digo contenta... hasta el escrito que viene
"Soliloqui solipsista" - Raimon

domingo, 2 de abril de 2006

Memorandum

Al servicio la musa Érato. O la musa araña

Me llama mi amiga folclórica. Albricias! está contenta. Ella dice que es porque el consejo gratuito sacado de una página web da resultado, pero luego me cuenta que ha estado flirteando con un compañero de trabajo. Lo llego a saber antes y contrato a alguien, de verdad. Nunca he creído que un clavo saca otro clavo, pero hay a quien le da resultado.

Noche de paz... noche de amor... ay no! que eso es en navidad y todavía no toca. Noche de tranquilidad.

Parada técnica en el Fnac para aprovisionarme de libros.

Nosotras que no somos como las demás - Lucía Etxebarria
Manual de la perfecta cabrona - Elizabeth Hilts
Predator - Patricia Cornwell (la doctora Scarpetta de nuevo en la palestra)

Echando un vistazo me he percatado de que hay un sinfín de libros dedicados a las mujeres y sus desastrosas relaciones de pareja. Todos en clave de humor, por supuesto. El que me ha llamado la atención ha sido "Amores Imperfectos" de Sonia Urbano, donde empieza con Batman, sigue con Robin Hood y acaba... no sé como acaba, porque no me ha dado tiempo a leerme el final. Lo que sí está claro es que todos, absolutamente todos, hacen incapié en que el príncipe azul no existe. Y tienen razón.

Parada técnica en el estanco para aprovisionarme de tabaco.

Parada técnica en Mercadona para aprovisionarme de Southern Confort.

Una de las ventajas de estar sola es que por fin puedo tener todo el alcohol que quiera en casa y no va a venir ningún elemento a dejarme el cubo/bar temblando. Me pregunto qué tipo de imán tendré para acabar siempre con hombres a los que les gustan las bebidas espirituosas más que a un tonto un lapiz. Al final opté por no comprar nada, con lo que ya sabéis, me aficioné al te y a no dormir. Reconozco que esta noche descansaré mucho mejor, porque después del lingotazo de bourbon que tengo ante mí, todo se ve de distinto color, aunque no haya luz.

Ra dice que si me muerdo la lengua me enveneraré. Puede. Debe ser porque no poseo la familia "Encanto". Casi siempre digo lo que pienso de la peor forma posible; puedo descojonarme en un entierro; un día me visto como para ir a la ópera y al siguiente me darían caridad al verme por la calle; inadaptada social salvo en raras ocasiones; me paseo por los cementerios de las ciudades donde voy de viaje, incluso los de la mía... Si añadimos que mis ojos son capaces de escupir vitriolo y que mi "imbécil" es casi tan doloroso como la coz de un equino, puedo decir con total ecuanimidad que mis acciones no se cotizan en bolsa.

Y después de venderme tan bien, solo queda despedirme.

"Idiota" - Nena Daconte