viernes, 27 de abril de 2007

Bearn o la sala de las muñecas



Ya fue. El ataque chiripitifláutico pasó.

Mi siguiente frase conseguirá que me odie una buena parte de los lectores, pero no puedo evitar decir lo que pienso: Qué poco me gusta Fernando Alonso! Y tener que ver cómo mi marca favorita de coches lo utiliza en su anuncio me provoca un chirrido de dientes; tanto, que cada vez que aparece cambio de canal. No sé la causa, es simple tirria. Nunca os ha sucedido ver a alguien y saber de buenas a primeras que nunca os va a caer bien? O al revés, posar vuestra mirada y daros cuenta de que ese va a ser el principio de una gran amistad? A mí me sucede a menudo.

Hoy me apetece recrearme en una canción infantil que escuché hace muy poco en una banda sonora. Concretamente de la película "El velo pintado" o "The painted veil", a gusto de los amantes de la v.o.

Una tierna canción de cuna francesa, como las que se utilizan en los móviles de los bebés para que se entretengan y se duerman. Aquí siempre suelen sonar las mismas melodías, a saber, una que empieza con el consabido "duermete, duermete..." o la de "pinocho", que personalmente me gusta mucho más. Que la tararee? Difícil. Pero podría deciros que era la canción de cabecera de muchas películas de Walt Disney de antes.

Porque eso de intentar dormir a los niños amedrentándoles con que viene el coco y les comerá no me parece nada instructivo, ya tan pequeños e iniciándoles en los terrores nocturnos!. Después necesitan el gusiluz y... pero eso es otra historia y según a qué horas debería llevar insertados dos rombos. Mejor nos quedamos con las nanas de la cebolla de Miguel Hernández, que son más trágicas aunque menos pornográficas

Cuando la escuché, comprendí que la había oido antes. Hace tiempo me dió por el país vecino, afición que aún hoy no ha desaparecido, y me entretuve en descargar todo tipo de música de allí. Henri Salvador. Nacido en la Guayana francesa, y que con 89 años sigue en activo. Su versión de esa nana es bastante más movidita que la original, pero a pesar de ello, fácilmente reconocible.

Por qué me gustó? porque es perfecta para la escena final, con un sentimiento tremendo que te deja hecho polvo.

Y si no, comprobadlo con vuestros propios ojos.

Advertencia para los tiquismiquis: si sois de los que no os gusta saber el final de una película antes de haberla visto, mejor no le déis al play.

Il y a longtemps que je t’aime
Jamais je ne t’oublierai...

miércoles, 25 de abril de 2007

Atrapado por su pasado


Joder, joder, joder, de lo que se acuerda una y además, lo encuentra en youtube!!!



Como puedo certificar que cada día fumo menos, no bebo y parece que me haya convertido en monja de clausura en el sentido más literal de la frase, achacaré la chifladura a las muchas horas sin dormir pasadas en el hospital desde hace ya varios días. Allí dentro no saben el significado de la palabra "descanso". A las 0:30 te traen un zumo, te pasan a ver a las 2.00 a las 3.00, a las 5.00 te toman la temperatura y a las 6.00 el desayuno. Si a eso le añadimos que las camas para acompañantes no son precisamente como la de mi casa, tenemos un buen caldo de cultivo para majaderías múltiples.

También puede ser el subconsciente, o mi madre, que se empeña en recordarme que hace años que me casé en tal fecha como hoy.

Qué manera de amargarme el día!

No andes de aquí para allá
Con gesto gruñón,
Se vive mejor
Con ilusión.


Niñ@s, rezad vuestras oraciones. Personalmente prefiero la de las cuatro esquinitas y los cuatro ángeles que el "jesusito de mi vida". Ya por entonces me preguntaba por qué le tenía que entregar mi corazón a alguien a quien no había visto jamás. Y eso de "tómalo, tuyo es y mío no" me parecía una soberana estupidez, porque él no me entregaba nada a cambio, y siempre he sido muy posesiva con mis cosas, sobretodo si forman parte de mi anatomía.

Puestos a majaderías, por qué no recordar a Cleo?





sábado, 21 de abril de 2007

1984


Ha sonado el móvil varias veces. Una música distinta depende de quién llame. No lo cojo. Si es urgente volverán a llamar, si no, que esperen.

Me pregunto cómo vivíamos antes de estar tan controlados. Conozco gente que se llevan el móvil y el inalámbrico al lavabo por si acaso les llaman justo en ese momento. Es el colmo de la paranoia.

Estamos inmersos en el mundo de la información. Hemeroteca, descarga de películas que todavía no se han estrenado, vídeos, música, búsqueda de pareja, venta de objetos, subastas, viajes, todo virtual, a un click del botón izquierdo del ratón.

Si por algún motivo te has adherido a una campaña cívica, aparecerá tu nombre en san Google; te han puesto una multa? también; eres moroso? funcionario? más de lo mismo. Incluso puedes pedir estados de cuentas gratuitos de algunas empresas.

Quién no tiene un conocido trabajando en una de las principales operadoras de telefonía móvil? Dales el número y tendrás dirección, cuenta bancaria y otros detalles que te servirán para utilizarlos en contra del bendito que te haya llamado el día que se te crucen los cables.

Identificadores de llamadas en todos los modelos de teléfonos fijos. Localizadores de ip's, programas para crakear contraseñas (muchas veces no hace ni falta, somos muy poco originales), y programas para saber si te tienen admitido o no en el messenger. Eventos con los que puedes saber cúando se conecta y desconecta un contacto, contadores de visitas, links trampa...

Qué decir de las cookies (no, no son galletitas), que proporcionan una vital información sobre nuestros hábitos navegantes (de ahí que tantos reciban spam desde miles de páginas porno).

Mails multitudinarios con avisos de "no agregues a tal o pascual, que es un virus". Serán cazurros! Hoy he recibido uno de esos en los que te avisan que, o reenvias a 18 personas (porqué habrán escogido ese número es algo que se me escapa) ese mail o tendrás que pagar por utilizar el messenger.

Literalmente de la página de msn:



Es gratis Windows Live Messenger? SI, SI, SI!!!

Lo único que pretenden es que les proporcionemos direcciones de correo electrónicas para añadirlas a sus bases de datos!!! Claro, eso no pasaría si utilizaramos mi tan querida copia oculta y borrásemos todas las direcciones que aparecen en los múltiples reenvíos, pero como somos pocos los que hacemos eso... después ala, venga a recibir ofertas publicitarias!!

No menos importantes son los historiales. Cualquier persona que se siente ante nuestro ordenador, si se da un poco de maña, podrá pasar horas entretenida fisgando qué páginas hemos visitado y las conversaciones que mantenemos con zutanito o menganito. Ya no digamos si quien hace eso es el/la partenaire de turno, quizá le demos más de un disgusto y nos cueste caro el divorcio...

Por no hablar de las webcam. Rascarse según qué partes, hurgarse la nariz, poner cara de agobio o hacer burla está completamente prohibido, so pena de que te consideren guarro, estúpido, gilipollas o las tres cosas a la vez.

No somos otra cosa que los ratoncitos de Gran Hermano, por mucho que neguemos la evidencia. Y encima, pagamos.

Orwell era un visionario.




jueves, 19 de abril de 2007

Cuando menos te lo esperas



Pues eso, cuanto menos piensas en alguien, más fácil es que aparezca. Y... quién asomó ayer por la galaxia kaos? Marc, mi abogado predilecto. Ciertamente tengo unos amigos que podrían definirse como peculiares. Si, si, ya os podéis dar todos por aludidos.


Su lapidaria -una hipoteca une mucho más que cualquier tipo de sentimiento- me dejó muy tranquila en cuanto a su estado mental; no cambiará nunca. Si en algún momento de mi vida llegué a pensar que me había equivocado por no intentar algo más, hoy me siento sumamente feliz de haber tomado esa decisión. Eso sí, siempre añoraré nuestras escapadas a las tres de la mañana para asaltar piscinas ajenas y los amaneceres de los miércoles en el rompeolas. Cómo han cambiado las cosas! Antes no nos importaba ir a trabajar sin haber dormido nada, nos alimentábamos de horas y horas de conversación. No sé si sería capaz de hacer lo mismo ahora, es más, por muy dispuesta que yo estuviera, de lo que no estoy segura es de que encontrara a alguien con quien compartir esas veladas insomnes.


Buscaba entre los dvd's "Amelie". No me gusta la voz del doblaje, recuerdo que la vi en v.o. y me fascinó. No voy a reclamar mis originales para poder verla en francés con subtítulos (si, aún los necesito, y qué?!) aunque sepa dónde están; desencadenaría una serie de sucesos que podrían poner en peligro esa media calma que aún poseo. Y, cómo no, después de la película se ha conectado mi principito. Ese tampoco cambia, solo que ahora no es necesario cruzar el mar para verle. Me he pasado por su página web. Qué grupos más raros le gustan! De ahí a Reznor, un paso.


martes, 17 de abril de 2007

The dark side of the moon




Las fases lunares tienen una gran influencia sobre mí, de ahí que quien me tacha de "lunática" pueda seguir respirando para ver un nuevo día. Aunque tampoco sea muy exacta esa teoría de que a los cangrejos nos afecten las fases o las mareas; creo que lo que realmente nos afecta es que vengan y nos jodan el buen humor. O acentuen más el malo.

Hay muchas cosas que me ponen de mal humor, tantas o más que productos comestibles que no me gustan, así que habría para rato enumerarlas todas. Solo con la templanza que aportan los años uno aprende a comportarse civilizadamente y no desencadenar un holocausto nuclear cada vez que se tienen argumentos para apretar el botón rojo. Lo tienes tan al alcance de los dedos que se hace difícil no darle al "on".

Otras, me pregunto si me habré portado tan mal para que algunos me traten como si fuera leprosa, negándome incluso el saludo, pero claro, para mí la educación y cortesía son conceptos importantes, ahora, si hablamos de conceptos abstractos ya varía la cosa, soy nefasta, en las manchas de tinta solo veo eso, manchas de tinta, por mucho que utilice metonimias y sinécdoques lingüísticas y aún así, también hay ocasiones en las que el lenguaje es una gran falsedad.

Es uno de esos días en los que la vida es un asco, será la luna nueva...



sábado, 14 de abril de 2007

Samsara

Dice una amiga a la que quiero mucho que la vida de alguien tiene que ser muy vacía para llenarla con mentiras. Gran frase la suya. Me lo dijo cuando le pregunté sobre las últimas noticias recibidas de un conocido común. Sé que a veces peco de incrédula, bueno, a veces no, casi siempre, pero con más motivo si lo que te explican no puede pillarse ni con pinzas. McGiver solo hubo uno, lo demás son malas imitaciones.

Quien diga que no hay dos historias iguales se equivoca. Todo se repite, aunque no suceda en el mismo país ni los personajes se llamen igual. A veces, cuando me cuentan una de estas historias, la sensación de "dejà vu" es inmensa; si imagino que mi cabeza es una sala de montaje solo debería cambiar los fotogramas, porque la trama de la película no variaría un ápice. Ya me gustaría poder hacer eso, al menos así podría mostrarles a algunos cómo sería el final.


El sábado creo que era, en "Cuatro" nos ofrecieron un pase especial dedicado a directores orientales. Dos obras maestras: "Zatoichi" de Takeshi Kitano y "Hero" de Zhang Yimou. La primera ya la había visto hace tiempo, es más, la tengo en dvd; con la segunda me quedé estupefacta. Lírica, poética, plástica, con una fotografía impecable y cuidada hasta el extremo, todo un placer para la vista. Si con "Tigre y Dragón" aluciné, "Hero" me dejó sin palabras para describir tanta belleza.

A qué viene el párrafo anterior? Porque el libro que estoy leyendo ahora mismo lleva por título la frase por la que se sacrifican los protagonistas de la película: "Todo bajo el cielo". Me pregunto si Matilde Asensi, la autora, se inspiró en esa frase para escribir su última obra. Además, el argumento del libro también sucede en China.

Dicen los budistas que Samsara es la antítesis del Nirvana. La no-iluminación, el auto-engaño, la ignorancia hacia la realidad, aunque también dicen que cuando se alcanza el Nirvana se alcanza la comprensión y se ven como lo mismo. Estos orientales nunca concretan nada.
Mi despertar de hoy es especial por acordarme de mi sueño. He soñado con alguien a quien hace años que no veo, y los recuerdos que tengo de esa persona me retrotraen a la adolescencia donde, a pesar de la amistad entre nuestros padres, la antipatía que sentíamos el uno por el otro era mútua. Me pregunto si ocurrirá algo en su vida...


jueves, 12 de abril de 2007

The kiss of a spider woman

La vida es un tómbola, tom, tom, tómbola...
De sorpresa en sorpresa y tiro porque me toca. O era de oca a oca? Serpientes y escaleras? Entro en casa y cuento diez? Defensa Alekhine? Apertura Trompovsky? Contragambito Steinitz? Nunca seré una gran jugadora de ajedrez, no tengo paciencia para esperar la jugada del contrario.

Si no me llegan a llamar para decírmelo, ni me entero de que tengo actuación en Sants la tarde del sábado. Qué desconexión la mía... Tanto mirar películas y empastillarte acaba por hacerte vivir en un universo paralelo, y no es que te desentiendas de la realidad, es que la ignoras por completo!

Películas altamente recomendables:

Paris je t'aime. 18 historias que se suceden en 18 barrios parisinos, dirigidos por otros tantos directores, como los hermanos Cohen, Isabel Coixet, Alfonso Cuarón, Gus van Sant o Gerard Depardieu por citar algunos, y un reparto de lujo.




Y tres sobre alemanes

El libro negro. Una película dura, muy dura, ambientada en la Holanda ocupada de la II guerra mundial, dirigida por Paul Verhoeven de forma magistral, ni le sobra ni le falta nada.




El buen alemán. Steven Soderbergh en blanco y negro, con su actor talismán, Clooney, en un papel a medida. Muy Casablanca



La vida de los otros. Guión y dirección de Florian Henckel-Donnersmarck. Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Una trama de quitarse el sombrero.




Surrealista: Klimt. El Malkovich de siempre que, sin embargo, no es capaz de levantar la cinta.
Para pensar: Las partículas elementales (es de esas que muchos no van a entender)
Sin pena ni gloria: Porque lo digo yo. Una histérica Diane Keaton
Terrible: El motorista fantasma (se salva Sam Elliot por ser un madurito estupendo)
Para pasar el rato: ¿Quién dice que es fácil?

Yo también me hago preguntas a veces. Por ejemplo, hace solo unas horas me preguntaba por qué pierdo mi precioso y maravilloso tiempo con idiotas. La verdad es que no tengo respuesta para esa pregunta. Si la tuviera estoy convencida de que reduciría mi sociabilidad a una escasa docena de personas con las que mantener una charla realmente interesante. Cambiar los registros para amoldarse a alguien superficial, soportando el peso de una conversación de esas de -me da lo mismo que lo mismo me da-, acaba siendo cargante. Si en lugar de pensar exclusivamente con (y en) las partes pudendas lograran durante una sola hora establecer algo mínimamente parecido a un diálogo, quizá no serían más felices ni le darían sentido a su vida (o sí, quién sabe), pero lo seguro es que yo no me aburriría tanto.



martes, 10 de abril de 2007

Eraserhead




Después de la semana santa más anodina de mi existencia, recupero la normalidad, si es que mi forma de vida actual puede describirse como algo normal. La verdad es que añoro la rutina, aunque solo sea en uno de los apartados, porque hoy por hoy la única monotonía está en que sé seguro (y a veces no tanto) que me levantaré y me acostaré cada día. Ni siquiera los funcionariados me ayudan a establecer pautas, ya que cambiaron la fecha de ingreso de mi madre del jueves al sábado, con lo que, si ya me esperaban unas fiestas descafeinadas, acabaron de joderme la pascua (literalmente) al verme obligada a quedarme aquí. Tal vez no deberíamos hacer planes con tanta antelación, como dice el amigo de Blanca, y tal vez él no sea tan cenizo como yo creo, aunque es dudoso.

Dos días seguidos de migraña tampoco es que contribuyan demasiado a andar por ahí dando saltitos mientras canturreas que te sientes flex, más bien lo que haces es pasarte las horas tumbada en el flex o pikolin intentando digerir la fotofobia y esperando que ningún sonido estridente penetre por las cuatro paredes entre las que te has encerrado. Pero como la vida de justa no tiene nada, a pesar de esa cabeza loca, he tenido que salir a la calle. Qué era tan importante como para encasquetarme las gafas de sol, empastillarme hasta las cejas y realizar semejante esfuerzo? Ir a buscar la mona. Si, queridos míos, todavía tengo el placer, a mi edad, de que me regalen la mona de pascua. Por favor, ahorradme chistes fáciles que no tendrán ninguna gracia.


No estoy como para pensar mucho, así que os dejo con el acompañamiento perfecto.

viernes, 6 de abril de 2007

Executive Decision

Al mirarme al espejo esta mañana he creído detectar un cambio en mi persona; algo parecido a branquias y aletas debido a la cantidad de agua. Será un principio de mutación? Entre los personajes de la Marvel, había algún anfibio?

A algunos, cuando leen un libro o ven una película, les cuesta más que a otros la comprensión del argumento (hay quien todavía pregunta de qué va Akira). Con los hechos pasa lo mismo.

Todos hacemos cosas por algún motivo, sea este cual sea y creamos o no estar en posesión de razones fundamentales y/o fundamentadas para actuar de tal o cual forma. Sería estupendo que, aunque solo sea para entender mejor a los demás, nos preguntáramos el por qué se procede así. Según los investigadores del comportamiento, cuando tienes la respuesta a esa cuestión, se resuelven todas las incógnitas, por complejas que puedan ser. Claro que a veces se cae en los extremos, se barrunta demasiado o, lo que es peor, no se utilizan para nada esas células grises; ya se sabe, de donde no hay...

Normalmente mis actos suelen estar profundamente meditados, al igual que mis palabras. Si enciendo hogueras es con premeditación y alevosía, con la esperanza, a veces altamente improbable, de provocar una catarsis en mentes adocenadas y despertar sensibilidades en gente en la que la sensibilidad brilla por su ausencia. Tal vez no siempre alcance la meta que me he propuesto, pero quizá en este caso no sea tanto el conseguirlo como el intentarlo, al menos nunca podré reprocharme no haber puesto cuanto estaba en mi mano para remover algunas conciencias. Se trata precisamente de eso.


Sigo en el Inferno, aunque dentro de nada empezará la temporada en el Purgatorio para pedir plaza en el Paraíso.

jueves, 5 de abril de 2007

Here on hearth



Por qué cada semana santa reponen siempre las mismas películas o de la misma índole? Ayer intenté ver "La pasión de Cristo" si, esa, la de Mel Gibson en arameo que tanta controversia creó con lo del antisemitismo; pues nada, duré menos delante del televisor de lo que le durarían las ropas a Brad Pitt a la puerta de un instituto. Será mi ateísmo recalcitrante, descubrir que Judas era adicto a los alucinógenos o un paranoide, todavía no lo tengo claro. Apagué la tv justo cuando se colgaba de una soga que casualmente se encontraba tirada por allí, en medio de la nada, al lado del cadaver en descomposición de un pollino.



Mi imaginación es ilimitada. Y tan disparatada que ella solita se mete en berenjenales. Cómo se me ha podido ocurrir la idea de escribir un evangelio apócrifo? Todo tiene su explicación, que no pienso dar porque desbarataría los planes, solo mencionar que a raiz de esto tendré que hacer de tripas corazón y repasar los 87 capítulos que escribieron en total esos apóstoles que no se pusieron de acuerdo para relatar la vida de alguien famoso; cómo llamaríamos a eso? biografías no autorizadas? hay unas contradicciones... Si se parte de la base que Juan iba por libre y se inventa milagros que nadie más vió o se deja cosas como la resurrección de Lázaro, cómo esperan que siglos más tarde nos creamos nada? O la gente no escucha, o no lee, o no sabe hacer comparaciones. Y no estoy hablando de ahora, que desde luego no lo hacen, sino de un porrón de años. Dios! cuanta ignorancia!!

A fin de cuentas, todos acabaremos pasando por aquí

Per me si va ne la città dolente (Por mí se va a la ciudad doliente,)
Per me si va ne l'etterno dolore, (Por mí se va al eterno dolor,)
Per me si va tra la perduta gente. (Por mi se va con la perdida gente.)
Giustizia mosse il mio alto fattore, (Justicia fue quién movió a mi autor,)
Fecemi la divina podestate, (Hízome la divina potestad,)
La somma sapienza e 'l primo amore. (El sumo saber y el primer amor.)
Dinanzi a me non fuor cose create, (Antes de mi no fue cosa creada)
Se non etterne, e io etterno duro. (Sino lo eterno, y eternamente duro)
Lasciate ogne speranza, voi ch’intrate. (Dejad, los que entréis, toda esperanza)


Para quien no lo sepa, la escultura es de Rodin, se titula "Gates of Hell" o puertas del infierno, inspiradas en el Canto III de la Divina Comedia.
Ya, lo sé, estoy pesadita con Dante pero, qué queréis, le he vuelto a encontrar el misterio y el placer a los endecasílabos y tercetos.

Esperaremos al sol...

martes, 3 de abril de 2007

Cumbres borrascosas

Abril lluvias mil. A partir de ahora me tomaré los refranes más en serio, a tenor de la que está cayendo.

Dice mi agenda brujeril que, con la luna llena de hoy, debería dar un paseo bajo su benéfica luz para bendecir el jardín (albricias!!! ya tengo tres vástagos) y que todo crezca más y mejor. Será que la bruja que escribió tal consejo no utilizó su bola de cristal para echarle un vistazo a la metereología, porque existe riesgo de inundaciones y la luna más perdida que mi minifalda roja.

Con la de lavadoras que tengo por hacer!

La lluvia siempre me acaba conduciendo a la nostalgia. Serán los tonos grises, el olor dulzón de las calles mojadas, o los recuerdos que se instalan en mi cabeza cuando miro por la ventana, para acabar en el mismo lugar y momento de la historia.


Viéndole bailar, dan ganas de enfundarse el chubasquero, las botas y el paraguas y chapotear en todos los charcos que nos encontremos, verdad? No, no voy a cometer semejante desatino, al menos no a estas horas, pero mañana quién sabe...
Es increíble la forma en que pueden llegar a joderte la semana santa los de la seguridad social. Mi madre lleva dos años esperando para que le hagan una polisomnografía, y justo nos comunican hace poco que la tiene programada para el jueves santo. Cómo si no hubieran más días. En fin, que la tarde del jueves y la mañana del viernes las pasaré en el hospital. Bien mirado, es otra forma de penitencia, más o menos como ir en procesión pero sin cargar con ninguna virgen ni flagelarme.
Me despido con otra antigüedad