lunes, 28 de abril de 2008

The land before time

Cosecha del 2003. Impronunciable nombre de vino alemán que no le tiene que envidiar nada a nuestros Alella, Penedés o mis adorados Costers del Segre. Con algo teníamos que acompañar los langostinos...

Habeas corpus; uis, que eso es para que te dejen en libertad y yo ya lo estoy. De hecho, me apetece irme por las ramas. Días atras, en una de mis frecuentes elucubraciones mentales, me preguntaba por las épocas más felices de mi vida. La respuesta, y esta vez no respondió mi hígado sino mi razón, fue de lo más pragmática: cuando no ha existido un
hombre en mi vida. Mira que llegan a ser perniciosos para el bienestar psíquico!

Citando a Raquel Sanchez Silva en su libro
"Cambio principe por lobo feroz" Si te tiene que tocar un cabrón que sea uno bueno, es decir, malo de verdad para no volver a pasar por lo mismo. Para no aguantar nunca más. El problema es que hay muchos y, a veces, son difíciles de distinguir. En cualquier caso es mejor encontrarse con el peor a la primera.

Y como de esos (y de otros tipos de los que habla) ya he tenido dosis más que suficiente, mejor mi propia compañía, que es de lo más interesante.


Después de estas divagaciones, con las que el género masculino seguro no está de acuerdo, vuelvo al redil. Lo que tenemos es finalizada la ruta por Bretaña. Desde La Rochelle, pasando por Carnac, Finistere y Saint Malo, entre otras, para acabar con dos lugares de excepción: Mont Saint Michel y el bosque de Brocéliande. El primero, un sueño hecho realidad; el segundo, un descubrimiento: según la leyenda, Merlín está enterrado en sus dominios. Es cierto que si deseas algo con la suficiente intensidad acabas por alcanzarlo. Será porque mis metas son muy terrenales, por ambiciosas que puedan parecer a veces.



Hablando de pretensiones, la primera prueba superada. 9 sobre 10 estudiando a marchas forzadas, eso sí, los tres últimos días. Por qué cuando digo que realizo un curso de lideraje sueltan la carcajada? Siempre se puede aprender más de lo que uno ya sabe... Motivación, Sinergia, Feedback, Empowerment, Coaching, términos que he añadido a mi vocabulario y que pienso seriamente poner en práctica en cuanto tenga la mínima oportunidad.

Finalizo con la crítica del nuevo libro de Carlos Ruíz Zafón "El juego del ángel". Mi opinión? Desangelado. Si, salen los Sempere y el cementerio de los libros olvidados. Otro retrato de la Barcelona post Exposición Universal, pero nada que ver con "La sombra del viento". Este libro me recuerda más a "Marina", "El príncipe de la niebla" o "El palacio de la medianoche", que tienen más de sobrenaturales que de misterio en estado puro. Aún así, se deja leer en un par de días.

Amenazo con reportaje gráfico del viaje.


free music

domingo, 20 de abril de 2008

Wise up

free music


It's not
What you thought
When you first began it
You got
What you want
Now you can hardly stand it though,
By now you know
It's not going to stop
It's not going to stop
It's not going to stop
'Til you wise up

You're sure
There's a cure
And you have finally found it
You think
One drink
Will shrink you 'til you're underground
And living down
But it's not going to stop
It's not going to stop
It's not going to stop
'Til you wise up

Prepare a list of what you need
Before you sign away the deed
'Cause it's not going to stop
It's not going to stop
It's not going to stop
'Til you wise up
No, it's not going to stop
'Til you wise up
No, it's not going to stop
So just...give up

sábado, 19 de abril de 2008

Jalsaghar



Cualquier libro, por espantoso que pueda parecer una vez leído, puede aportarnos algo nuevo. Paradójicamente, el último que me he leído, que de atroz no tiene nada, me ha regalado música. Si, si, música y de la buena. He tenido el placer de conocer a Charles Valentin Alkan, compositor francés, amigo de Chopin y un virtuoso donde los haya; tanto, que sus obras no se interpretan por no tener pianistas con la técnica necesaria para tocar sus piezas.

Un ejemplo de su estilo:



Hoy va de música. Como avezada aventurera de la red o sneaker internauta, iba yo buscando un reproductor de mp3 para poner en el blog, pues aunque youtube es un gran invento, no tienen muchas de las canciones con las que a veces casa el post y es importante que el escrito vaya bien acompañado, así que navegando navegando, he dado con una página web francesa donde, además de tener una lista más que aceptable de música, puedes subir cuantos archivos en mp3 quieras, sin limitación. Además, te proporcionan el reproductor y el código html para que puedas publicarlo en el blog. Esto si es un invento y no la lavadora!


La tercera sorpresa en cuanto a música se refiere la encontré por casualidad. Hace poco vi la película "Conociendo a Jane Austen" y me gustó la banda sonora. Qué decepción la mía cuando me descargué la bso oficial... Por mucho que Aaron Zigman sea un buen compositor, no era lo que andaba buscando. Le faltaban canciones (ya pensaba que pasaría como con la única que no aparece en la bso de Harry Potter y el prisionero de Azkaban o Una mente maravillosa) pero, como todos sabemos, cuando te encuentras encallado en un problema, lo mejor es aparcarlo durante un tiempo y volver luego a la carga. Así lo hize y... albricias! Snow Patrol, Feist, Madeleine Peyroux (con una canción de Billie Holiday) y, sobretodo, Aimee Mann, a la que no tenía el placer de haber escuchado, o sí, porque estoy segura que un par de sus canciones aparecen en la serie Anatomía de Grey, y que investigando he sabido que forman parte de la película Magnolia (no la de Ava Gardner, sino la de Tom Cruise). Si mi opinión cuenta para algo, es tan buena que ya me he descargado toda su discografía (menos mal que no es tan prolija como los Rolling o Prince...) así que merece la pena que, en lugar de una, os ponga también un clip. Ya me diréis.


martes, 15 de abril de 2008

The lake house



Casualidades...


Creo haber leído en la programación del periódico que este fin de semana, no me fijé en qué cadena, emitían la película "La casa del lago". Ya la había visto hace tiempo, es más, la tengo guardada en el mismo dvd donde grabé "Las horas", "Chocolat" o "El mismo amor, la misma lluvia". En fin, que debido a mi abstinencia voluntaria a sentarme delante de la caja tonta, ni pensé más en ello.

Esta tarde, por una de esas casualidades, mientras tomaba el cortado en el bar, en el canal de pago televisaban la película en cuestión


No es una película de oscar, no pasa de ser un remake edulcorado y con una trama absolutamente incoherente: uno en el pasado, la otra en el futuro, manteniendo una relación epistolar.

Pero, y cualquier cosa lo tiene, tenía que acabar viendo la cinta, porque desde el mismo instante en que he escuchado la canción que sonaba en esos pocos fotogramas que he contemplado en el bar, mi cabeza no ha dejado de tararearla ni un solo segundo. Estas obsesiones son malísimas, lo sé, aún cuando me es imposible evitarlas.

Así que cuando he llegado a casa, me he puesto cómoda, he buscado el dvd y...

No la he encontrado más coherente que cuando la vi por primera vez, es cierto, pero después de pasar hora y media en el mundo irreal, te vas a dormir con la esperanza en el corazón de que nada es imposible, que todo puede darse algún día, incluso las casualidades más inverosímiles.

Que el intérprete sea Paul McCartney ayuda, por supuesto.

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

viernes, 11 de abril de 2008

End of days



Cuando empezó mi predilección por los hombres conflictivos? Buff. Recuerdo estar hipnotizada por Keith Richards a los 15 y mirad cómo le ha tratado la fama.

Qué nefastas son las candilejas para según quién! Ser bueno sin ser humilde no sirve de nada. En mi entorno hay alguien así. Se pasa el día recordándonos lo mucho que factura para que no olvidemos lo maravilloso que es. Al final cansa dar palmaditas en la espalda...

Y eso me lleva a otro tipo de golpes, que de agasajo no tienen nada. Sumergida por completo en el mundo de las relaciones adultas, me paseo por los blogs que tienen los usuarios de esa página web dedicada al intento sin comedimiento de fornicar con cuantos más mejor. Ayer sin ir más lejos, entre la película diaria y mi hora de lectura sobre celtas, me tuvieron entretenida los insultos que se dedicaban una lectora y el creador del blog (al que llamaremos Z para no caer en la publicidad gratuita). Él venga menospreciarla (con toda la razón de su parte) y ella, erre que erre, cada nueva entrada con adjetivos peyorativos menos ingeniosos. Si está representando un estereotipo debería reciclarse porque aburre; ahora, si realmente piensa todo lo que escribe es más trágico aún por su incapacidad a la hora de salirse del guión que se ha establecido. Debe costar menos abrirse de piernas que orear ideas vetustas, supongo.

Si es que así no llegamos a ninguna parte. O son rematadamente tontas, con lo que no hay nada que hacer o son listas y van de prepotentes. Estará el término medio en el fondo del mar, como las llaves?

Y a mi quién me mandaba crearme un perfil donde lo más veraz es lo estúpida que me muestro? Ains... tener que morderme esta lengua viperina ya que supuestamente no tengo ni repajolera idea del idioma castizo en el que se expresan... Eso si, cuando visite el país que he adoptado como morada podría ir de casa en casa, como la oca del juego, porque los parroquianos se ofrecen compasivamente a acojerme en su hogar, siempre y cuando mantenga ocupadas sus partes pudendas durante un rato más o menos negociable.

Cuanto esperpento suelto...

martes, 1 de abril de 2008

Snatch. Cerdos y Diamantes


Tengo un amigo que se ha creado un blog en una página de contactos guarra. Ya me diréis si no podía optar por algo más clásico, pero no, él es así y para poder empaparme de su sabiduría no me ha quedado otro remedio que registrarme.

La primera sorpresa es la gran cantidad de preguntas que tienes que responder; no escatiman datos: enfermedades de transmisión sexual, talla de sujetador (no sé si a ellos les solicitan diámetro o tamaño medido con escuadra...), qué, cómo, cuando y porqué.

Lo segundo, que de sorpresa no tiene nada, es la cantidad de fotos con escasa ropa que gasta el vulgo. Vulgo de vulgaridad, porque a mí personalmente ver a un señor marcando paquete no me levanta especialmente la líbido, sino todo lo contrario, me parece de un mal gusto tremebundo. Otros muchos ponen especial empeño en mostrar biceps, cuatriceps y musculatura abdominal (que posiblemente hayan tomado prestados), un alto porcentaje se dedica a marranear el photoshop para enmascarar sus rasgos y el resto... bueno, del resto mejor ni hablo.

De los pocos que se salvan después de pasar por mi tamiz particular, me quedo con el que tiene un blog con título nada original "cerebro partío" y su entrada "encefalograma plano", donde expresa con garbo rumboso la facilidad que tenemos las mujeres para complicar situaciones. My god! habrá dado con el dilema de si fue antes el huevo o la gallina? volarán los cerdos? criarán pelo las ranas?

No dispongo de respuestas fidedignas, pero prometo investigar y manteneros al corriente.