domingo, 31 de agosto de 2008

Born Free

Es absurdo comprobar que me siento feliz casi con cualquier nimiedad. Me tocan unos cables por aquí, me colocan unos enchufes por allá y danzo cual odalisca embargada por la dicha.

Yaba-daba-du! se hizo la luz!!

Un obsoleto y caduco fusible quemado ha sido el causante de que durante días haya parecido Mr. Magoo y mis piernas tengan más morados que una conferencia episcopal en cuaresma.

Acabo de encontrar un blog donde la mayor parte de los que escriben son misóginos, postulantes del más casposo catolicismo y supongo que votantes del pp. El despectivo título de este cúmulo de sinsentidos y odio cerril hacia el género femenino ya lo dice todo, pero no voy a poner nombre ni link para no hacerles publicidad gratuíta a semejante pandilla de retrasados mentales.

Me enerva que energúmenos como los que vomitan sus necias opiniones en ese blog se atrevan a comparar a las mujeres que están a favor del aborto con los nazis y no entiendo como wordpress permite que se haga apología de la violencia de género en sus páginas. Mi opinión, que siempre la tengo, es que una mujer puede hacer con su cuerpo lo que le plazca; si quiere abortar a los 3 meses vale, si lo hace a los 6 también y si lo decide a los 8 y su salud no corre peligro, adelante. De qué tiene que venir un señor a decirle que no puede por razones éticas y morales? es que piensan que abortar es lo mismo que ponerse botox? creen que no genera arrepentimiento ni traumatiza? Es muy fácil opinar y juzgar desde la perspectiva del que no tiene arte ni parte. Vale, que si, que tu has puesto gran empeño en que tus espermatozoides lleguen a buen puerto, o no, igual solo eres un irresponsable y se han fugado, quién sabe. Por lo que seguro que no pasarás será por los cambios hormonales (aunque igual te toque sufrirlos) ni por los "efectos secundarios"; mucho menos por los dolores del parto. Entonces, quién diablos te crees que eres para decidir lo que puedo o no puedo hacer? vamos, solo faltaría que pudieran fiscalizarnos también en algo tan personal.

Guardo en la chistera la opción conservadora para razonar que estamos hablando de vidas humanas y podría sacarme de la manga formas de darle la vuelta al crêpe con un elegante giro de muñeca (tanto voltear la tortilla la pobre acabó por incrustarse en el techo), pero fiel al mal hábito adquirido hace años de pensar por mi cuenta y riesgo, prefiero escribir lo que pienso y continuar haciendo amigos.

Y vosotros, con cual de los dos quedáis?

Photobucket

miércoles, 27 de agosto de 2008

Dumb and Dumber

De verdad que lo intento, ho juro per la mare de deu de l'empenta i dels set sacraments i mig, pero debe ser una de esas pruebas a las que dios me somete por no ser creyente, o que mi karma se ha rebelado por ser tan mala en anteriores vidas, no lo sé.

Como a estas alturas ya sabe un 70% de España, un 2% de Francia, un 67,3% de América del Sur, un 3,8% de América del Norte, un 1% de Japón y otro 1% de Australia (eso me recuerda que tengo que escribir algo que les interese a los lapones, que todavía no tengo la chincheta puesta en el mapamundi), bien, a lo que iba, que ya me disperso. Como sabe todo ser vegetal, mineral o animal que lee este blog, he cambiado de piso; si, si, en pretérito perfecto compuesto, puesto que ya estoy instalada en medio de un mar de cajas de cartón que parecen el enunciado del problema de lógica ese de los caramelos, calcetines o bolas de colores, no sé qué se esconde dentro de cada una de ellas. Es todo un mundo nuevo por descubrir.

Vale, que me embalo y se me va otra vez. He confeccionado una bonita lista de teléfonos a los que debía llamar, unos para darme de baja de los servicios, como teléfono, luz y gas, otros simplemente para cambiar la dirección de correo donde domiciliar las facturas a partir de ahora. Mi última llamada de la mañana ha sido a Orange. La última porque después de vérmelas con ellos mi afabilidad ha llegado a niveles por debajo del PIB de Gambia y no estaba dispuesta a joderle el día a algún pobre teleoperador que no tiene culpa de nada.

Llamo al 1414. Me sale una locución grabada de esas que tanto odio. La única comunicación feliz que tengo con las máquinas se resume a la lavadora y el ordenador, porque a las de tabaco les tengo una inquina... Bien, mientras escucho la locución se me escapa un estornudo, la máquina no lo entiende y me pide solícitamente que vuelva a repetir mi deseo. Cómo si fuera la lámpara de Aladino, no te jode! Deseo el arpa, la katana, una torre acristalada en primera línea de mar y un slk, si quieres sigo con cosas menos prosaicas. Apretando el 0 consigo que alguien de carne y hueso (o al menos no parece terminator) me responda al otro lado de la línea. Le explico el caso, que he cambiado de dirección, bla, bla, bla y me dispongo a darle los datos. Qué árdua es la vida de los usuarios! Primer problema, el nombre de la calle: Sabadell. Si, será todo lo difícil de pronunciar que queráis, pero me he molestado en deletreársela cual soldado de marines. Sevilla, Alemania, Barcelona, Alemania, Dinamarca, España, Lugo, Lugo, recalcando que acaba en doble L. Algo que no se entienda? Sigo. Le proporciono el número de la calle, el piso y el código postal 08860. La provincia la entiende sin problemas. Barcelona. Y acabamos con población, otro combate a 10 asaltos. Claro, no podía decirle coloquialmente Castefa, aunque dudo de que lo hubiera entendido tampoco. Otra vez a deletrear. Cáceres, Alemania, Sevilla, Tarragona, España, Lugo, Lugo, Dinamarca, España, Francia, España, Lugo, Sevilla. Informo a la teleoperadora (sin que se me note el tic nervioso del ojo ya que todavía, por suerte, no tenemos videoconferencia) de que también existe un número de teléfono fijo de contacto que, por supuesto, ha cambiado. No me hace ni caso. Me mantiene durante unos 7' aproximadamente al teléfono con la musiquita horrible retumbando en mis oídos solo de vez en cuando cortada para decirme que siga en espera, que se procede a cambiar los datos. Con muy buena educación, eso sí, se disculpa por la demora y me dice que ya está todo arreglado y que ahora procederá a pasarme con el departamento de telefonía fija para que cambien el teléfono. Le explico con toda la paciencia del mundo que no, que no tengo el fijo contratado con ellos, sino que solo es un número de contacto por si no pueden localizarme al móvil. Toma nota (o eso dice) y por fin se acaba la llamada.

Entro en la página web de Orange para ver los cambios que han efectuado. Y lo que me encuentro es de película de terror tipo serie B. Sabadel. Castelldesels. Y el código postal ni te cuento. 08060.

Respiro hondo, cuento hasta 589.412 antes de volver a marcar el 1414. Esta vez me salto todo el proceso y marco el 0 directamente. Otra señorita muy risueña (no por la sonrisa teléfonica, sino porque se estaba ya riendo cuando ha descolgado el auricular) me atiende con tanta o más amabilidad que la anterior. Lo repito todo de nuevo y parece que se da por enterada, aunque a mi, no sé porqué, me ha quedado como una sensación de dejà vu, así que, después de un tiempo prudencial, he vuelto a la web para ver si había rectificado las barrabasadas de su compañera.

Y, qué ven mis ojos!? Oh, aciago día!

web orange

Ampliad el dibujo, que es la prueba fehaciente de que digo la verdad. Si, ha modificado Sabadel por Sabadell, pero el resto, que si quieres arroz Catalina. Al principio he pensado que quizá debido a que no tienen unos plantronics con supresión de sonido e interferencias y bluetooth añadido como los míos, igual no me escuchaban bien; después he pasado a pensar que deben ser un poco duras de oído, pero al final, mal que me pese, afirmo rotundamente que son lerdas y más lerdos aún quienes los contratan. Me he pasado el resto de la mañana buscando un mail de orange para poder enviarles tan constatable ejemplo de eficiencia y preguntarles que, si dejo de pagar, dónde coño van a enviarme los requerimientos porque con ese código postal me pueden estar buscando hasta que las ranas crien pelo pero, mira por dónde, no hay ningun e-mail en su página, y yo me niego en redondo a volver a llamar al 1414 no sea que tenga que lidiar con otro esperpéntico empleado que no entiende, no sabe escribir ni se molesta en escuchar.

Idiotas? no, gracias.


Photobucket

Pi: Faith in Chaos

Es interesante mirar estadísticas. Saber que te leen en Japón o Tasmania, que entran en tu blog porque un día hiciste la reseña de un libro sobre bdsm y Domina Zara te ha puesto un link en el suyo, descubrir que existen otros navegadores además de los archiconocidos explorer y mozilla, la cadena de palabras buscada, en definitiva datos, datos y más datos de los que me gusta almacenar no sé bien por qué motivo.

El lunes pasé mi primera noche en solitario en el nuevo piso. Solitaria del todo, porque mis adorables mininos todavía están en el antiguo a la espera de adecuarles convenientemente la terraza para que no caigan barandilla abajo cuando les dan los cinco minutos locos.

Nuestros escarceos con la electricidad han acabado francamente mal. Bueno, no tanto si tenemos en cuenta que los enchufes todavía funcionan gracias a los fusibles, pero interruptores ni uno. Es espantoso comprobar lo clasista que soy de forma totalmente inconsciente. Tengo amigos abogados, médicos, directivos, másters en económicas, psicólogas, funcionarios, ingenieros, astrónomos, periodistas, informáticos, profesoras, pintoras, (de cuadros, no de brocha gorda), filósofos, contables, enólogos y enfermeras; un lindo elenco pero, por qué diablos no me habré relacionado nunca con electricistas?! con lo bien que me vendría ahora. Mi reino por uno quizá no, pero igual estaría dispuesta a ofrecerle mi cuerpo si fuera capaz de ganarles la partida a los cables y el diferencial.

Me gustaría ver a los idiotas que se saltan los ceda solo porque ven una moto y piensan -ya se apartará- si hubieran osado hacer lo mismo cuando iba al volante del Volvo. Cuanto añoro a mi kamikaze. Ups! le puse nombre, yo que me cachondeo de María por bautizar a todos los objetos inanimados de su vida... que conste que negaré haber escrito esto.

Photobucket

Con esta canción que he descubierto hoy, me apetece volver a tocar la guitarra.



Discover !

martes, 26 de agosto de 2008

Vida

Photobucket

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo,
supe que todo no era más que nada.

Grito "¡Todo!", y el eco dice "¡Nada!",
grito "¡Nada!" y el eco dice "¡Todo!".
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada,
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada).

Qué más da que la nada fuera nada,
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.


José Hierro (de Cuaderno de Nueva York)

lunes, 25 de agosto de 2008

Point Break

A mi me gustaría saber quién otorga los premios a los blogs. Es tremendamente desolador que se le conceda un galardón o se considere interesante uno donde la escritora confiese sentirse vacía si no tiene un hombre a su lado. Que conste que si fuese dicho por un hombre me sentiría igual de triste por él, pero como mujer lamento mucho más comprobar lo poco que han evolucionado algunas. Dejando a un lado mi opinión sobre lo poco que fomentan la igualdad este tipo de creencias, qué tiene de estupendo leer las vicisitudes relacionales de alguien? Se ha convertido la telaraña en un GH virtual? Qué me importa a mí si fulanita de tal, a la que no tengo el placer de conocer (y sabiendo cómo piensa dudo mucho que lo fuera) quiere morirse porque el último novio que tenía la ha abandonado o que ahora mismo mantiene tres relaciones paralelas? Con sus lectores ha establecido una simbiosis importante, pero a mi me cautivaría más si lo contara en clave cómica, que para leer dramas servidora prefiere a los clásicos de siempre. Y eso no significa que todo el mundo deba leer a Schiller, Victor Hugo o Shakespeare, pero un poquito más de criterio al clasificar un blog de sugerente si que se podría tener, creo.

La semana pasada conocimos a un hombre que si llega a verlo mi amiga más folclórica habría dicho que es el príncipe azul que puebla los sueños de millones de mujeres del planeta (y de otros tantos millones de hombres, se entiende). Y si, es todo aquello que siempre hemos deseado tener y que siempre ha brillado por su ausencia pero... un ser tan impecable en todo es beneficioso? y lo dice alguien que entiende el pluscuamperfecto como forma de vida, que conste en acta. Al día siguiente, después de unas cuantas horas en compañía de tan magnífico ejemplar, seguía sin cambiar de parecer. Mi madre habría querido alguien así para mí, pero yo no. La perfección es perfecta para el trabajo, no para los seres humanos.

Photobucket

Aún así, mirad qué paradoja: a la mayoría de las mujeres nos aburren los chicos buenos, pero a los malos intentamos convertirlos en corderitos desde el principio. Por qué no dejamos de perder el tiempo tontamente y nos quedamos con los buenos de saque? quizá porque lo que nos gusta realmente sea el reto que supone "cambiarlos". Una vez superada la prueba lo más probable es que nos cargue que nos miren con cara de cordero degollado (eso siempre y cuando sean manipulables, of course). Únicamente unas pocas bienaventuradas albergan en el occipital izquierdo la función de la lógica aplastante y optan por la opción fácil y segura que les ahorrará un sinfín de contrariedades y pesares, el resto tenemos el sentido común bastante perjudicado.

Con esta información que vale como mínimo una de las formas alotrópicas del carbono con hibridación sp3 de unos 200 quilates como mínimo y a poder ser carbonatado, me voy a leer un rato el libro que le expolié a Cris.





Discover !

miércoles, 20 de agosto de 2008

Dragonball: Saikyô e no michi

El sábado estaba desmotivada. No solo eso, sino todas las palabras feas acabadas en -ada- que se puedan encontrar en el diccionario. Localizar quince bisagras iguales fue imposible, las manijas de las puertas pretendían acabar con mi plan de pensiones y no hubo forma humana (ni de otro tipo) de comprar el líquido para la pulidora de suelos, así que decidí volver a casa, ya que si me quedaba allí lo único que conseguiría sería ir poniéndome paulatinamente (o a marchas forzadas) de peor humor y acabaría arrepintiéndome de mis palabras y actos o de ambos, que me conozco.

Quizá fuera premonitorio que todo me saliera al revés desde el principio, porque la vuelta estuvo amenizada por uno de esos tremendos mareos que suelo sufrir en verano y en un par de ocasiones casi me vi debajo de un coche. Pero acabé llegando sin más contratiempos que los sustos pertinentes (debo tener tantas vidas como mis gatos) y, en cuanto me derrumbé en la cama me quedé frita. Claro que a la 1:36 de la madrugada me han despertado los gritos de un indeseable que de pequeño se perdió las clases de urbanidad. Creo que ya no se llevan. no?

Y ya que hablamos de cosas como urbanidad y consideración, algunas personas creen ser perfectas y según mi parecer poseen tales defectos que me sería imposible convivir con ellas. Cuando vas a casa de alguien, solo tienes que fijarte un poco para saber cómo debes comportarte. Ejemplos a tener en cuenta: si la tapa del inodoro está bajada, déjala tal y como la has encontrado, que jode y mucho tener que ir bajándola. Que en esa casa se observan unas normas higiénicas tales como no dejar pelos en la ducha? Ya sabes lo que toca, no dejar los tuyos por ahí para que se los encuentren, que dice bien poco en tu favor como huesped. Las sillas no se arrastran por el suelo, que los vecinos de abajo no tienen ninguna culpa de tu vagancia y, por supuesto, si coges algo, devuélvelo a su lugar después de usado, que el anfitrión no es tu criado. Mi abuela tenía una frase para este tipo de personas que por escatológica no voy a poner aquí, pero llevaba mucha razón, como siempre. Por estos motivos y otros más o menos importantes (o quisquillosos, depende de cómo se quiera ver) me resulta tremendamente difícil convivir con los demás.

Dentro de mi desordenado caos todo objeto tiene su lugar y no, mi ojo no empieza a mostrar señales convulsivas si mueves medio metro el utensilio en cuestión, pero podría arrancarle la cabeza de un mordisco al que lo haya dejado en el suelo de otra habitación. Bonito pareado me ha salido, por san Jorge!



Si por lo menos la ropa que hay tirada encima de la cama es mía, como dejé las clases de contorsionismo aparcadas hace años, difícilmente podré cercenarme la testa en un arrebato furioso, aunque puede que me castigue de cara a la pared durante un rato... todo es posible.

Vamos, que mi asociabilidad traspasa las fronteras de la inmensa cantidad de gente que puedo pasar sin conocer a la que se mueve algunas veces por mis dominios.



Avisados quedáis.



Discover Jimi Hendrix!

viernes, 15 de agosto de 2008

Shakespeare in Love

Me ensimismo mismamente viendo como cae el agua desde la terraza de los vecinos de arriba. Esta mujer no sabe que las cuatro de la tarde no son horas de regar? Tendré que recordarle que existe una normativa donde se prohibe el riego indiscriminado a la hora que nos de la gana; qué cruz, señor!

No es que no me guste el mundo virtual, de hecho me entusiasma. No hay nada como ser anónimo. Escribir lo que te plazca, dar tu opinión sobre cualquier tema sin temor a que vengan luego un par de esbirros a romperte las piernas o a quemarte el coche. A lo que iba; tener tanto escrito guardado en la telaraña y que además puedan leer lo que piensas está bien, pero también saco una copia de todo lo que pasa por mi cabeza en papel, no sea que un día de estos las compañías de acceso internauta también entren en crisis y se vaya todo a paseo. Pues bien, cuando me pongo a recopilar entradas (que es cuando me acuerdo) no puedo dejar de pensar si no sería mejor enyesarme los dedos para no darle tanto al teclado, que luego gasto horas, papel y tinta (las horas son mías, el papel y la tinta los pido prestados) para archivarlo todo. Eso si, el día que me dedique a encuadernarlos en bonito, me río yo de la Espasa-Calpe.

Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, ya estoy pensando en el próximo. Pero no creo que vea la luz por interesante que me pueda parecer hablar sobre la histeria, la amistad y la reciprocidad, todas juntas formando un conjunto vacío estupendo de ver.

Aviso para navegantes. NO perdáis el tiempo viendo "Aprendiz de caballero". Es de lo peor que he visto desde la última entrega de Harry Potter.

Como también tengo la mayor parte de cd's en cajas, lo único que se ha salvado de la destreza y rapidez de Eva en materia de empaquetar han sido algunas recopilaciones, que son las que me amenizan las horas mientras pico paredes, empotro cajas de luz, me peleo con los cables eléctricos y pinto techos.

Hoy, que todo ha salido mal, porque de los típicos dos cables (no hay toma de tierra) hemos pasado a seis y han conseguido romperme los esquemas, con lo que he presentado mi dimisión como electricista, estaba escuchando a Carpenters. Si, una antigualla, lo sé, pero entre eso o los grandes éxitos de ayer y siempre del swing he escogido algo más tranquilo en pro de mi sistema nervioso. Cuando me ha parecido entender "pneumonía" en una canción de desamor, no sabía si era por la reverberación de la lijadora o por culpa de los aviones y esa fea manía que tienen de romper la barrera del sonido, pero creía que mis oidos me jugaban una mala pasada, así que le he prestado más atención de la que le había puesto hasta el momento y he descubierto lo cachondos que eran ese par.

Photobucket

Más o menos dicen esto:

Qué es lo que consigues cuando te enamoras?
un tipo con un alfiler para pinchar tu burbuja
eso es lo que consigues para todo tu problema

(Y aquí viene el consabido "nunca me enamoraré otra vez")

Qué es lo que consigues cuando besas a un hombre?
suficientes gérmenes para coger una pneumonía
Después de lo que has hecho, él nunca te llamará

Qué es lo que consigues cuando te enamoras?
bastantes lágrimas como para llenar un océano
eso es lo que consigues por tu devoción

Qué es lo que consigues cuando te enamoras?
solo consigues mentiras, pena y dolor
tanto, al menos hasta mañana

Desde esta perspectiva, no hay duda de que never, again y lo que haga falta.

La versión de Ella Fitzgerald como regalo




Discover Ella Fitzgerald!

jueves, 14 de agosto de 2008

Lonesome




Discover Anna Ternheim!


Aprenderé el lenguaje que me enseñes
como las manos y los pájaros

Apoyaremos la esperanza
en la esquina que forman
el nadie y el nosotros

como si fuera una guitarra

Tu me dirás
con el lenguaje de tu cuerpo
hasta donde soy yo

Me dirás
nos diremos...
qué se yo
si todavía estoy solo
si todavía
te intuyo solamente
si todavía
sólo te presiento!...

Adolfo Celdrán
Proximidad de todas las caras de su ausencia

Photobucket

martes, 12 de agosto de 2008

Crazy people

Después de verme un par de episodios de la primera temporada de "Gilmore Girls" y sin lectura, porque todos los libros están en cajas, no me queda más remedio que navegar a diestro y siniestro por la web para poder encontrar algo mínimamente aceptable.

Debo decir que en la página de contactos donde me suscribí para tener acceso al blog de ese amigo, de la cual ya me he borrado porque él no actualiza desde hace bastante tiempo, si pasas de mirar las fotografías de pésimo gusto puedes llegar a descubrir verdaderas perlas. Sorprende ver cómo en este tipo de páginas, donde supuestamente se va a lo que se va, de vez en cuando se dan unas discusiones políticas que ya querría más de un foro; como que a veces parece una cruzada anti-catalanista por parte de algunos, liderados por no se sabe muy bien quién ya que, según datos aportados, unas veces es hombre, otras mujer, lo que si está más que claro es que, sea lo que sea, es un/a sociopata; lo que realmente se le da bien es provocar e insultar cuando los participantes no opinan lo mismo que él/ella. Admito que estoy totalmente de acuerdo con su descripción de "lanar" para calificar a sujetos (mayormente del género masculino) absurdos, previsibles, chabacanos y abominables que pueblan el mundo de los contactos virtuales, pero ahí acaban nuestras coincidencias. Ella/él, abogaría por meternos a todos los que no nos sentimos españoles en un campo de concentración y nos gasearía, no se cansa de repetirlo, como tampoco escatima adjetivos peyorativos para nuestras madres, y no piensa que las ideas, sean nacionalistas (de uno u otro bando) o no, no vienen en la partida de nacimiento ni son herencia genética, como el grupo sanguíneo o la posibilidad de padecer diabetes. A mi, con mis ideas radicales, jamás se me ha pasado por la cabeza cometer un genocidio de tal calibre, aunque quizá si alguna vez sufriera de enajenación mental transitoria empezaría por dicho personaje. Por lo demás, me parece incluso divertid@ ya que, sin este tipo de esperpentos de los que reírse más y mejor, sería todo bastante inodoro, incoloro e insípido.

Photobucket


Quién iba a decirme que todos los datos acumulados en mi época escolar los podría aplicar en bricolaje? Pues si, queridos míos, para empotrar cajas de luz y reventar paredes, no he utilizado las matemáticas ni las ciencias, sino la historia. Porque, cuando se quiere minar el poder, ya sea gobierno o empresa, cómo se empieza? desde abajo. Y así, rescatando del baúl de los recuerdos lecciones pesadas y pasadas, el trabajo no ha sido coser y cantar pero si mucho más rápido de lo que esperaba. Lo que todavía no sé es qué datos aparecerán desde el fondo de mi cabeza cuando empiece a tocar cables eléctricos...



Como me cansa realizar una misma tarea más de media hora seguida (solo las tediosas, otras es sumamente grato realizarlas en mucho más tiempo...) me he puesto a configurar el portátil para ver si funcionaba con el nuevo router inalámbrico que me instalaron. Al cabo de un rato de pelearme con él con infructuosos resultados, lo he abandonado por los enchufes y, en cuanto he conseguido un éxito rotundo al encenderse la lamparilla que tengo de prueba para estos menesteres he vuelto a la informática; esta vez la diosa fortuna estaba de mi parte, porque se ha conectado a la primera, así que esta entrada marcará un hito en la historia al ser la primera escrita desde mi nueva casa.


Finalizo con una canción de Black Box Recorder que también suscita debates. Quizá la letra sea pesimista, y mucho debería añadir, pero lo que cuenta es la melodía, que para algo tenemos sentido musical, o no?

lunes, 11 de agosto de 2008

Confessions of a Sociopathic Social Climber

Photobucket

Ayer vi a un hombre llevando las maravillosas gafas de Mikli que tanto he deseado desde el primer día que posé mi vista sobre ellas. Podríamos llamar a eso amor a primera vista? Con el buen señor no, con las gafas, se entiende. Se dió cuenta de que le miraba fijamente, aunque supongo que ni por un momento pensó que el objeto de mi atención no era él. En fin, que siga en la inopia creyendo que me interesaba su cuerpo...

Estoy de vacaciones. Si alguien cree que es magnifico, ya puede ir olvidándose de ello. Durante esta semana tengo que acabar con las obras de mi nuevo piso, así que me va a tocar trabajar más que si estuviera en la oficina. Y mal vamos, porque mi primer día de "ocio" lo único que he podido hacer ha sido arrastrarme por casa para localizar un ibuprofeno. Jodido tiempo loco, jodido cansancio y jodida migraña.

Quién rehusaría aceptar una invitación a ver la lluvia de perséidas desde una barca en medio del mediterráneo? servidora, cómo no. Y todavía me estoy tirando de los pelos. Si, m'he begut l'enteniment.

Photobucket

El colectivo del taxi ha ganado un voto de confianza por mi parte. Y no es por haberme llevado más o menos rápido del punto A al B, no. Hacía tres días que mi pobre moto dormía en la calle por haber extravíado las llaves de casa, que incorporaban la del parking. Yo no he tenido que dormir debajo de un puente porque tengo copias repartidas por todas partes, pero del parking no tenía duplicado. Iba yo al estanco cuando he visto que salía un coche del susodicho y le he explicado al dueño del auto (taxista para más inri) mi grave situación y lo que estaba sufriendo cada noche pensando en si, cuando despertara por la mañana la encontraría en buen estado. Todo con mis mejores modales y una sonrisa beatífica, por supuesto, que cuando quiero ser amable, lo soy. Primero ha rezongado algo así como que tenía prisa, pero me ha dejado su llave, me ha dicho que le esperara en la parada de taxis que hay a dos pasos de la ferretería y cuando se la he devuelto, me ha pedido que subiera al taxi porque íbamos a comprobar que funcionara correctamente. Y no me ha cobrado la carrera!. Eso demuestra que, cuando quieren, saben ser buenas personas.


domingo, 10 de agosto de 2008

Modern times

Photobucket

Está aquí, le veo claramente. Mariposea a mi alrededor. Tiene bien definida su estrategia y por eso intenta aproximarse sin prisas. Cada vez está más cerca. De repente se aleja con rapidez, como si existiera una barrera que frenara su avance. Unos pocos pasos y vuelve a la carga. Quiere jugar conmigo, ponerme nerviosa mientras espero el abordaje. Después de unos minutos interminables, se da cuenta de que la misión va a ser imposible y se quedará sin cena. La loción repelente de mosquitos surte efecto. Ni bicho ni persona humana a la que le funcione la pituitaria se acercaría a mi en este momento. Huelo a rayos!

Antes adoraba el verano. Antes; cuando tenía tres meses de vacaciones escolares, cuando no hacía tanto calor (o al menos no recuerdo estíos tan calurosos, quizá porque no llevaba casi ropa encima), cuando cada día era playa, playa, playa y no pensaba siquiera en el cáncer de piel; cuando la arena y el mar podían más que una terraza o un lugar climatizado y un nestea enmarcado en hielo.

Tampoco recuerdo veranos con tanto mosquito (en femenino, que son las cabronas las que nos dejan secos). En esta especie las hembras han evolucionado a marchas forzadas, cuanta mala baba gastan!. Qué ganas tengo de que llegue el invierno!! Sueño con abrigos, bufandas, guantes y leotardos. No, mejor no pensar en tanta prenda que me va a dar el sarampión. Collons con el Morbillivirus (que es como se llama el virus de esta enfermedad) y la familia de los paramixo(bis). Qué mente retorcida puede inventar un nombre así para denominar a una familia? Será verdad que los científicos están locos...

Después de la prepotencia de Rafa, irguiéndose cual cid campeador en defensa del castellano (para muchos idioma español), cuando la pregunta ni siquiera iba dirigida a él, me declaro fan incondicional de Federer (ya lo era, pero ahora más). Nótese que servidora escribe en el idioma del imperio, pero es por motivos puramente egocéntricos. La mordacidad en catalino no se me da tan bien. Para todo lo demás, respiro, pienso y hablo en sueños en polaco, aderezado con unas gotas de francés.

La frase de hoy: Lo que no te mata, te inmuniza


Discover Nightwish!

miércoles, 6 de agosto de 2008

La maté porque era mía

la mate porque era mía

El abrecartas está en desuso. Con los sobres abrefácil lo tiene difícil para sobrevivir. Tan recurrente como era y, míralo ahora, condenado al ostracismo. Ya ni siquiera se le encuentra en las mesas caoba o wengué de los despachos presidenciales.

Mi tío tenía puesta la radio en el coche, una de esas emisoras donde solo dan noticias y me quedo patidifusa al escuchar sobre qué quieren ser los niños de mayores. Ingeniosos son, desde luego. Respuestas como estafador o francotirador no se daban en mi época de primaria.

También he tenido que enterarme de que ya van 36 mujeres que han pagado con su vida por "diferencias domésticas". Me he reído cuando la vicepresidenta del gobierno aseguraba que hacen todo lo que está en su mano para frenar a los maltratadores. Nunca será suficiente.

Y nunca las entenderé, por mucho que pueda compadecerlas. Hablo desde el pragmatismo más objetivo; Yo también he querido demasiado, he perdido mi individualidad por el otro, incluso he pensado que, si él me dejaba, mi vida no valdría nada. Pero, por encima de tanto amor mal conducido, de tanta dependencia y de tan poca autoestima, había algo insumergible como el porexpán: el respeto. Que yo no me respetara no significa que haya permitido que nadie me lo perdiera, vamos, bonita que es una con eso de exigir...

Con una vez, basta. No dejes que pase una segunda, por mucho que te prometan que no querían, que no volverá a suceder, que han cambiado. Y si es reiterativo, mucho menos. La primera vez que te levanten la mano, haz la maleta y sal pitando, no sea que la segunda no puedas ni llamar a la comisaría.

Tienes derecho a exigir respeto. Ni gritos, ni insultos, ni menosprecio. Y si no es así, plantéate si merece la pena vivir con alguien con tan poca educación.

Ante todo, respétate a tí misma.

Está muy bien tener un día internacional contra la violencia de género y bla, bla, bla. Parece que durante ese día se tenga que concienciar a todo el mundo. Los maltratadores, cambiarán por unos cuantos anuncios en la tele?

Cada día debería serlo. Porque cada día, mueren mujeres a manos de hombres que se creen sus dueños.

Realizado para la ocasión.

martes, 5 de agosto de 2008

La hora final

Photobucket

No entrar como turista en el corazón de una mujer

haciendo fotos
dejando latas de cerveza
buscando solo catedrales inmensas
y estatuas transparentes

con la mochila llena de mapas
y haciendo comidas rápidas

hay un país
siete ciudades
una cordillera y un invierno
en el corazón de una mujer

no bebas allí solo un vaso de mar

no entres en avión
toma el tren de la media luna

no reveles allí tus fotos en una hora

si no hace demasiado frío
entra desnudo

no lleves paraguas

y sobre todo no tales árboles
en el corazón de una mujer

no acostumbran volver a crecer.

José María Zonta
"Los elefantes estorban"




Discover La Guardia!

lunes, 4 de agosto de 2008

Good night and good luck

Photobucket

Ser o no ser, he ahí la cuestión.
Ser idiota o no querer serlo?
Ser borrego o salmón?
Ser naranja o limón?
Ser caperu o lobo feroz?
Ser cenicienta o una calabaza?
Ser Leoncio o Tristón?

Por qué la frase "disfrutar como un camello" o "disfrutar como un cerdo"? los animales, disfrutan? y si disfrutan, cuando lo hacen? cómo nos damos cuenta de que lo hacen?

Tener cientos (o miles) de preguntas como estas en la cabeza no sé si será muy bueno para la salud, igual tienen algo que ver la inhalación de esmalte para baldosas y el polvillo de madera que suelta la lijadora.

Veo a diario infinidad de aviones, unos preparándose para aterrizar y otros despegando. Cuantos deben salir en una hora? Os he dicho alguna vez que, además de funambulista y reportera gráfica siempre he querido ser controlador aéreo? La vocación me llegó tarde, porque se jubilan jóvenes (y tocados del ala) y yo ya estoy mayor para empezar la carrera (aunque tocada del ala lo esté igualmente). Cómo puede gustarme tanto el estrés?

He acabado pronto hoy, más que nada porque mi brazo derecho, después de someterlo todo el fin de semana a desbastar puertas, está dando señales inequívocas de independencia, no he practicado demasiado el ambidextrismo y tampoco sabría qué hacer con él correteando por ahí como si fuera el hermano mayor de Thing

Photobucket
pensándolo bien, siempre podría utilizarlo para rascarme la espalda pero... como sujetaría el palo de golf?

Intento relajarme, pero ya vuelven a darme las tantas delante del ordenador y con insomnio, pese a la loción dulces sueños de johnson's. Por positivismo que no quede, aprovechar 20 de las 24h que conforman un día no está nada mal.

Me han recordado a Debussy y justo es dejaros con una de sus piezas.

Bonne nuit et de beaux rêves





Discover Claude Debussy!

domingo, 3 de agosto de 2008

Requiem en Re menor (KV626)

Como broche de oro del Grec de este año hemos tenido el Requiem en Re menor de Mozart, interpretado de forma totalmente magistral por la Orquestra Simfònica i Cor del Gran Teatre del Liceu.

Aunque prefiero los compositores rusos o italianos a los alemanes, que a veces son un poco cansinos, Mozart era un genio y lo demostró de forma rotunda con esta pieza incabada.

Comparado con el coro que vimos en Roma, este impresiona.

Photobucket

Photobucket

Y no, no es el coro de hoy pero el Kyrie Eleison sonaba igual


Otra de mis secuencias favoritas, el Dies Irae



La orquesta
Photobucket

Sabéis qué es el órgano positivo? No, malpensados, no es nada de eso, sino un instrumento. Y si entrecomilláis la palabra en nuestro santo patrón navegador, os aparecerá esta imagen

Photobucket


En primera línea director del coro, bajo, tenor, mezzo y soprano
Photobucket

El tenor se ponía de puntillas para llegar a los altos, parecía que así tenía más voz...

Para terminar, el Lacrimosa.


Felices sueños.