martes, 28 de octubre de 2008

The Devil-Ship Pirates


Discover James Morrison!


La semana pasada cayó en mis manos una revista enfocada al mundo de los negocios, donde aparece un escrito que me ha hecho reflexionar respecto a mi situación laboral. Podéis leer el artículo al que me refiero aquí. El título ya dice mucho sobre lo que podréis comprobar a posteriori: Se prohíbe desmotivar. Y es cierto, muchas empresas intentan, incluso lo consiguen, motivar a sus empleados, pero no piensan en cómo no desmotivarles.

Mientras leía asentía inconscientemente, dándome cuenta de que en mí habitan todos los síntomas del trabajador desmotivado, sin ser una hipocondriaca laboral. Ni iniciativa ni decisiones. Y para alguien acostumbrado a pensar y actuar en segundos, es como si a Usait Bolt le apareciera de la nada un muro en plena carrera. Nunca me ha gustado que me frenen, prefiero estrellarme contra la pared la primera vez y, a partir de ahí, dilucidar si debo rodearla, saltarla, coger la maza y construír una puerta o sencillamente ponerle una pizca de trinitrotolueno y deshacerme de ella.

En fin, que me ha gustado el escrito y no puedo más que estar de acuerdo con lo que suscribe.

Pero mi desmotivación no abarca estrictamente la parcela laboral. Es tiempo de recuerdos. Sigo escuchando a James Morrison y por asociación recuerdo a alguien que, queriéndolo o no, dejó una impronta agridulce e imborrable. La música que suena es como él: fuerte, elegante, adictivo, singular. Inolvidable. El único capaz de despertar a esta narcoléptica que ha hecho de su casa su castillo, que se parapeta tras las almenas para contemplar el cielo y baja a las mazmorras cuando precisa olvidar.


Y debo olvidar. Porque es difícil continuar el camino con una mochila cargada de recuerdos. Porque a fuerza de recordar va tomando forma, relegando a los que quedan a un presente desdibujado, confiriéndoles la cualidad de espectros.

Photobucket

O el espectro soy yo, naufragando en aguas del pasado, arribando a la isla fantasma donde no espero que nadie me rescate, porque allí se halla el tesoro perdido.


lunes, 27 de octubre de 2008

Calamity Jane

el pensamiento negativo

Soy un desastre.

Hay días que, cuando paso revista a la cantidad de blogs que configuran las pestañas de mi Igoogle y veo que el mismo bloggero edita dos y hasta tres entradas diarias, me pregunto qué hago yo aquí. Y no es que publiquen temas sin sustancia, no, o al menos a mí me parecen altamente interesantes. Pero también tengo dudas sobre en qué emplean su tiempo, porque entre las horas laborales, las que dedico a adecentar la casa y las relaciones sociales, me queda más bien poco tiempo para escribir, eso si no contamos con que no siempre me apetece y otras tantas en las que no se me ocurre nada por mucho que invoque a musas, cornamusas o hipotenusas.

Es tal mi inconstancia que ni soy capaz de mantener relaciones epistolares. Encuentro mi vida tan carente de aventuras que no sé qué demonios contar. Al menos antes, con el tiempo que tardaba en escribir de forma manuscrita, echar la carta al correo y que llegara al destinatario, daba ocasión a que sucedieran cosas. Ahora con esto del mail, podrías estar carteándote todo el santo día, con lo que llega un momento en que ya no se me ocurre nada más que decir. Me habré vuelto aburrida. O es que me aburre todo.

Dije que me arrepentiría rápidamente de haberme registrado en el Facebook y así ha sido. Considero que es una de las cosas más bobas que se han creado. Además de los estúpidos test que puedes hacer (y haylos a cientos), traducidos de forma horrenda, parece más una competición por ver quién tiene más amigos que una forma de contactar con tus semejantes. Si has pasado años sin intentar encontrar a ese compañero del instituto, tan importante es localizarlo ahora? No me vengas con monsergas, por favor!. Posiblemente esa persona habrá cambiado, igual que lo has hecho tu, y por supuesto, no será lo mismo.

No me hace falta entrar en una página web donde parece que no eres nadie si no tienes agregado a todo quisqui, para que me encuentren. Tengo pendiente una cita con alguien con quien tuve una estrecha relación durante muchos años y han pasado otros muchos desde que dejamos de vernos. Le dije que ya le llamaría pero... cómo empezar la conversación? con un - ya has encerrado a la psicópata de tu mujer en el psiquiátrico? - no queda muy bien, pero es lo único que se me ocurre para romper el hielo.

Lo dicho, una calamidad.



Discover Katie Melua!

7 Pecados Capitales

LA IRA:

1. ¿Con quién te has enfadado por última vez?

Conmigo misma, es algo que me sucede a menudo.

2. Cuál es el arma de tu elección?

Ironía y sarcasmo a partes iguales

3. ¿Quién ha sido la última persona que realmente se ha cabreado contigo?

Supongo que mi padrino, si hay alguien más no me lo ha comunicado.

4. ¿Eres rencoroso?

Si puedo descargar, no.


LA PEREZA:

1. ¿Hay algo que se supone que deberías hacer diariamente pero que hace mucho que no haces?

Medicarme?

2. ¿Cuál es la hora más tarde a la que te has despertado?

La del ángelus, aproximadamente

3. ¿Cuál es la última excusa sin pies ni cabeza, fácil de descubrir como excusa, que has puesto?

Que mi religión no me lo permite y mi padre me lo ha prohibido.

4. ¿Has visto la teletienda alguna vez entera por no levantarte del sillón o cambiar el canal?

Nunca he visto la teletienda


LA GULA:

1. ¿Cuál es tu carísima bebida alcohólica preferida?

Bombay Saphire

2. ¿Cuál es la cantidad máxima de alcohol que has tomado de una sentada?

Una botella entera de algo.

3. ¿Has probado alguna vez una dieta hecha por un profesional?

Soy tan complicada para comer que no vale la pena.

4. ¿Qué prefieres: dulces, comidas saladas o con muchas especias picantes?

Salado y picante a partes iguales


LA LUJURIA:

1. ¿Te has pillado a ti mismo alguna vez mirando al pecho de una mujer o al sexo de un hombre?

Si el hombre va en mallas, si.

2 ¿Cuál es la parte que más te gusta de una persona del otro sexo que a ti te gusta?

En unos los ojos, en otros la sonrisa, en algunos el trasero. Si va todo junto, mejor.

3. ¿Te ha hecho proposiciones alguna vez una prostituta?

Todavía no

4. ¿Has tenido que someterte (o han tenido que someterse por "tu culpa") a un test de embarazo?

Si lo hubieran hecho sería para salir en las noticias...


LA AVARICIA:

1. ¿Cuántas tarjetas de crédito tienes?

Creo que una. Lo que no sé es si tiene crédito.

2. ¿Cuál es tu tienda preferida para sentirte culpable?

Sephora y Fnac

3. Qué prefieres: ser rico o famoso?

Poderoso anónimo

4. ¿Aceptarías un trabajo aburrido aunque eso significase ganar muchísimo dinero?

Con lo que ganara ya encontraría la diversión por alguna parte.


LA SOBERBIA:

1. ¿Qué es, de las cosas que has creado tú mismo, lo que te hace sentir más orgulloso?

Yo

2. ¿Qué es lo que más orgullosos hace sentir a tus padres de ti?

Diría que mi independencia.

3. ¿Te molesta llegar en segundo lugar?

Depende de a qué.

4. ¿Has participado alguna vez en algún concurso de habilidades sabiendo que tú eras mucho mejor que el resto de los participantes?

Qué gracia tendría si no?


LA ENVIDIA:

1. ¿Qué cosa de tus amigos desearías que fuese tuya?

El marido de... :) Ahora que lo pienso, ninguna.

2. Si pudieses ser cualquier persona en el mundo, ¿Quién serías?

Groucho Marx

3. ¿Qué rasgo innato ves en otros que a ti te encantaría tener?

El desparpajo.

4. Finalmente... ¿Cuál es tu pecado capital preferido?

La pereza los días alternos, el resto, la lujuria.



No nomino a nadie, el que quiera, ya sabe.

sábado, 25 de octubre de 2008

Sideways


Discover Isobel Campbell!


De verdad de la buena que a veces somos rematadamente tontas! O serán pruebas a las que nos somete don diablo para que no nos canonicen cuando ya todo nos importe un bledo. Por qué? por meternos en un bar donde se celebraba la noche Jack Daniels pero con nuestro sentido de la responsabilidad tan bien arraigado, pedirnos sendas cokes, no fuera que nos hicieran un control de alcoholemia, diera positivo y tuviésemos que pasar la noche al raso, con la innumerable cantidad de alimañas noctámbulas de deambulan entre Castefa y Manresa.

En mi opinión, los solitarios que frecuentan los bares me parecen muy tristes.

Como el mar posa restos de naufragios en la arena, así la vida lanza a nuestros pies pedazos de sueños rotos. Pero el tiempo no pasa en balde, la carga a nuestras espaldas se ha multiplicado, nos hemos vuelto escépticos y el cinismo se ha instaurado en el trono.

Los hombres de mi vida se asemejan a un boomerang. Por mucha distancia que ponga, pasen lustros o décadas, acaban volviendo de nuevo. Y tener a los fantasmas, no solo de las navidades pasadas, sino de las otras y las otras y las otras, repitiendo the same old scene no acaba de dejarte evolucionar correctamente.

Acabo de cometer un tremendo error del que más pronto que tarde sé que me voy a arrepentir: he creado una cuenta en el Facebook. Si, dije alguna vez que jamás lo haría, pero si Sean Connery fue capaz de volver a ponerse en la piel de 007 después de haber dicho never again, yo también puedo cambiar de opinión, no? Me he pasado horas investigando y todavía no sé para qué sirve, pero alguna utilidad le acabaré encontrando. Mientras visitaba perfiles, añadía amigos y chafardeaba sobre los amigos de mis amigos, me preguntaba si será cierta la tan cacareada teoría de los 6 grados. Tal vez pueda verificarla o descartarla por completo. Lo estudiaré.

En uno de esos arrebatos navegantes que me suceden de vez en cuando, he descubierto unas tarjetas para Halloween con una buena dosis de ironía.

Photobucket

Photobucket

El miércoles asistí por mandato expreso de gerencia a la presentación de los nuevos cursos del Fesalc (Federació de Societats Laborals de Catalunya.) Además del que ya hice sobre lideraje, del cual tengo un bonito diploma que lo acredita, y del de inglés, que todavía tienen que mandarme, hay uno de gestión de recursos humanos online que me interesó lo suficiente como para no ponerme a hacer sudokus (me he aficionado y ya consigo hacerlos a velocidades supersónicas), pero lo que me dejó perpleja fue, en el turno de preguntas por parte de los asistentes, que cierto individuo preguntara si los cursos estarían disponibles en castellano. Los responsables respondieron que no, que los habían creado en catalán y de momento no tenían previsto programarlos en otros idiomas. Fueron comedidos, por supuesto, pero yo le habría contestado que dado el nombre de la federación, preguntar tal cosa era una necedad. Si quieres cursos en castellano, existe una federación española a la que puedes pertenecer, donde hacen exactamente lo mismo. Y si estás en ésta, ya sabes, intégrate.

3 eternos días con sus correspondientes noches de migraña no dan para más.

jueves, 23 de octubre de 2008

All that jazz


Discover Chet Baker!


Os he dicho que aquí siempre llueve un poquito más de lo normal?

Con el tiempo, me he acostumbrado a ir a ciertos eventos sola. Ya no por el hecho de no compartir mi vida con alguien - que tampoco implicaría tener que hacerlo todo al alimón- sino porque mis gustos cinéfilos y musicales distan mucho de ser considerados "para todos los públicos".

Así, el domingo por la mañana me personé en el parc central del Poblenou para presenciar y disfrutar de la inauguración del 40 festival de jazz de Barcelona, con la Big Band de l'Esmuc, bajo la dirección de Joan Albert Amargós, interpretando una revisión de la ópera de George Gershwin "Porgy and Bess"

De 40 Festival Jazz

De 40 Festival Jazz

Un duelo de pianos que nos dejó boquiabiertos, un jovencito virtuoso del saxo o la trompeta, tanto monta, monta tanto y una cantante más que buena tuvieron entretenida a la audiencia (y estaba lleno) durante casi dos horas.

De 40 Festival Jazz


Es muy posible que poca gente conozca la ópera, es más probable que muchos (aunque no de mi edad) hayan visto la película "Raphsody in blue" y de eso les suene la música. Y seguro que de todos conocido el famoso "Summertime" con el que empieza el post de hoy.

sábado, 18 de octubre de 2008

Chacun son cinéma ou Ce petit coup au coeur quand la lumière s'éteint et que le film commence

Photobucket

Si para algo me ha servido la semana de vacaciones, además de dedicarme a la contemplación contemplativa del porfiado paso del tiempo, ha sido para ver películas. Todas nuevas, por cierto. Igual que proclamo a los cuatro vientos sentir simpatía por los animales, me confieso enemiga acérrima de sgaes y mafias similares, así que todo lo que pueda descargarme por la red bienvenido sea, menos salidas en el haber de mi cuenta corriente.

Hablando de películas, y siempre según mi opinión:

"Asesinato Justo" nos permite ver por tercera y posiblemente última vez, a los dos "grandes" por excelencia actuando juntos: Robert de Niro y Al Pacino. Lo malo es que, entre que ellos ya están pelín caducos y no tienen que demostrar nada a nadie y un director al que la justicia divina debería asesinar por incompetente, se queda en mera anécdota y, por desgracia, no mata.

"Tocar el cielo". Cine argentino mezclando drama y comedia a partes iguales. A partir de ahora, mi ritual de fin de año incluirá globos.

"Hellboy". No conocía la primera parte, que también me he descargado y no sé decidir cual de las dos prefiero. Bien por Guillermo del Toro y "la bestia".

"Cuatro vidas". Pretende emular a "Crash" sin llegarle a la suela del zapato, aunque Forest Withaker está perfecto en el episodio "Felicidad".

"Wanted". Morgan Freeman sigue siendo dios, en comedia, drama o película de acción. Y la Jolie...

"Un verano en la provenza". O como los lobos pueden convertirse en corderos.

"Tres mujeres y un plan". Lo sencillo que era robar la reserva federal y yo sin pensar en ello!

"El juego del matrimonio". Las miserias del mismo, con giro del guión hacia film noir.

Photobucket

"Quemar después de leer". Pese a que mucha gente diga que es el retorno por la puerta grande de los Cohen, aún después de tanta crítica positiva ensalzando el cine inteligente, a mi que me perdonen pero me pareció mala, mala, mala. Creo que estos señores se han dormido en los laureles de las alabanzas y piensan que pueden hacer un bodrio sin ningún tipo de vergüenza y que los fans les rían las gracias sin tener ninguna. Si esto es una película para no idiotas, me declaro tonta del todo. Eso si, Brad Pitt demuestra unas cualidades para la comedia que desconocía. Quizá en v.o. sea mejor, aunque lo dudo...

Una de propina:

- Si quiere saber cómo es alguien en realidad, averigüe su sueño y parta de ahí. Todos codiciamos tener más. Más dinero, más amor, no sé, tal vez solo una oportunidad más. Lo que buscamos es vivir más. Si señor. Vivir más esta maravillosa vida. Pero si uno no tiene cuidado podría ir a buscar más y acabar con menos-.


-La clave está en no arriesgar lo que uno no puede perder. Puede que usted piense que es diferente. Pero algún día, también querrá tener más. La pregunta es: ¿Qué estará dispuesto a arriesgar?-.

Con estas reflexiones empieza y termina "La apuesta perfecta". Un drama que aunque no esté ya en cartelera, deja un regusto como el de los buenos vinos.



Discover The Jam!

domingo, 12 de octubre de 2008

Chasing Sleep

Photobucket

Aunque las vacaciones irlandesas se hayan evaporado cual jirones de niebla matinales, no por eso iba a dilapidar mi merecida semana de descanso. Y menos mal, porque cuando llegué el martes por la mañana a la oficina, el ambiente tenía tal densidad que ni Leatherface y su inseparable sierra eléctrica cercenarían tanta espesura.

Podría achacarlo a tanto trabajo porque, de momento y por suerte, la temida crisis nos está respetando. Claro que, para empresas como la mía, esta época siempre ha sido la más intensa, y ahora entiendo porqué en la anterior no me permitían vacaciones entre septiembre y diciembre.

Aunque también se puede atribuír a que se acerca esa fecha tan especial que obliga a encontrar razones lógicas y científicas a los que no perciben con nitidez, pero que nos altera los nervios, el ciclo de sueño y el humor a los más receptivos. Oh si! podéis reíros lo que queráis, pero yo no gano para sustos.

Como del que desperté la mañana del sábado. Me acuerdo de media pesadilla con todo lujo de detalles, de cómo empezó no tengo ni idea. Soñe que volvía a casarme, que era justo el día de mi boda y no tenía vestido ni zapatos, estaba sin teñir y, lo más importante para mí: me faltaba el velo. La frase que más repetía era que de esta forma no se podía llevar a cabo la ceremonia (pocas ganas de pasar por lo mismo incluso soñando) y María, mientras tanto, buscándome soluciones. Quería llevarme atoda costa a un pueblo cerca de Granollers a comprar el vestido porque tenía una amiga que se lo había comprado allí. La Virgen!

Pues al final me he visto delante del cura (no he apostatado aún y dudo mucho que sea viuda, por lo que me he quedado más tranquila con respecto a que sea premonitorio), sin velo, no sé si con zapatos, sin moño rosca y con vestido. Sobre quién era "él", lo dejaremos para mejor ocasión.


Discover Alice Cooper!


lunes, 6 de octubre de 2008

Sounds like



Hay días en los que me siento estúpida. Ya es xtraño porque soy yo la que suele considerar como tal a la mayor parte de la población del planeta pero, ves per on, hoy me tocaba a mí.

La lectura es mi medio de evasión favorito. Quien me conozca algo ya sabe que no podría sobrevivir sin ella. De ahí las cuatro estanterías para libros (en aumento) y mi pasión por foros, blogs y páginas amarillas. Que gruña si viene alguien a interrumpirme a medio capítulo. Que me leyera LOTR en once horas. Que el saber cómo termina un libro venza las ganas de dormir. Que los escoja por volumen más que por argumento, y que a estas alturas me haya tragado algunos verdaderos atentados contra el arte de la pluma. Condición sine qua non es que mi pareja tolere mi afición a la lectura nocturna si es que no la comparte (y que yo recuerde, ninguno la compartía y hasta creo que les molestaba enormemente).

Y a qué viene ensalzar tanto la lectura? Particularmente a nada, pero ya está dicho. Bien, si que tiene su qué. Si la lectura es evasiva, la música es recuerdo. Hoy, viendo Hellboy II le prestaba especial atención a su banda sonora. No sabía que Guillermo del Toro había contado con Danny Elfman. Este ha sido un fin de semana completamente musicado. Primero Elfman, que me ha hecho recordar el precioso "Ice dance" de Edward Scissorhands o el dueto de piano de The Corpse Bride; un poco más tarde James Morrison, con su nuevo disco "Songs for you, truth for me". Me gusta el estilo de este chico.

Ah, lo de la estupidez viene por no saber olvidar después de tanto tiempo. Por quedarme atrapada en un bucle eterno de preguntas sin respuesta. Por hacer de la música el canal de transporte que me devuelve a tiempos pasados y no precisamente mejores.

Mi árbitro de hockey favorito me decía ayer que el vacío perenne no es bueno. Desde aquí le respondo que es el mejor estado para vivir. Si no sientes, no sufres. Y ahora mismo malditas las ganas que pueda tener. No hay un solo día en que no eche de menos a mi madre. Para mí sigue siendo reciente. En dos semanas celebraríamos su cumpleaños. Se acercan las fiestas: navidad, fin de año, año nuevo... las primeras que pasaremos sin ella. No hay suficiente con todo esto? Quizá no es ausencia de sentimientos, quizá es que los que anidan dentro me abruman tanto que no dejan espacio para nada más.

La vida es injusta y yo estoy de mala leche.

Que lo sepa todo el mundo: Odio a Tweety!!

Photobucket

miércoles, 1 de octubre de 2008

Virus

Cómo me soliviantan esas perchas traidoras! Parecen muy modositas, ahí sin hacer nada, pero no te fíes, se les escapa la risa pensando en formar un lío de órdago a la que quieras coger tres de ellas al mismo tiempo. Si lo sabré yo, que faena he tenido para colgarlas en el armario sin que se me volvieran locas. Ellas, no yo; yo quizá también, pero ahora no toca hablar de mis rarezas.

Aunque hablando de cosas raras... Mi amiga folclórica me regaló un trozo de masa de un pastel cadena. Que no sabía yo que además de los famosos power point que si no los envías a doscientos treinta y cuatro amigos en la siguiente media hora, además de caerte las siete plagas de Egipto todas juntas te aparecerá un grano en la nariz que te durará tres semanas y un día, existían las tartas que te conceden fortuna y salud. En fin, que ese trozo de masa viene de otro trozo de masa y ese de quién sabe cuando y dónde, con lo que seguro lleva tal cantidad de gérmenes que, si te paras a pensarlo, no lo harías. Pero luego piensas que al meterlo en el horno vas a finiquitar a cualquier bicho que haya sobrevivido tanto tiempo, y hasta queda bueno y todo, fíjate tu. Y claro, tu también tienes que dar un trozo de esa masa (antes de cocerla) a tres incaut@s que seguirán la cadena y como nadie la acabe puede seguir y seguir hasta el día en que el colisionador de hadrones nos mande a todos a la estratosfera.

Photobucket

Y es que una es muy suya con esto de la higiene, y lo del agua bendita tiene su enjundia también, porque si te paras a pensarlo un poco, no tienes ni repajolera de quién habrá metido los dedos dentro de la pila ni si los llevaba limpios o se acababa de meter el dedo en una oreja llena de cerumen, por pensar en lo menos repugnante de todo lo que se puede uno imaginar.

Así que cuando vaya a besar la piedra de Blarney (la que según cuentan te concede el don de la elocuencia; aunque digo yo, si ya lo tienes, te da más? te lo quita como santa Rita?) me llevaré el pronto y el paño o en su defecto un cleenex para no andar besuqueando nada que contenga microbios, no se me vaya a contagiar un herpes o cualquier cosa peor, como la idiocia de algunos.


Photobucket



Discover Iron Maiden!