jueves, 29 de enero de 2009

A Way of Life





Para qué sirve un portátil si las miríadas de conexiones a tu alrededor están capadas? Más bien de poco. Lo utilizas para escribir mientras rezas por lo bajini todo lo que sabes, a ver si con un poco de suerte aparece un mecenas de los rateros de wifi y puedes mangarle unos megas, porque si esperas que el colegio de al lado abra fronteras, lo llevas claro. No debería extrañarme, puesto que las monjas nunca se han caracterizado por su dadivosidad. De los años que pasé allí dentro estudiando, uno de los recuerdos más nítidos era cómo se las ingeniaban para sacar dinero de debajo las piedras; iban a dejar ahora que alguien se lleve algo gratuítamente? vamos hombre!

Ayer me desesperaba por no disponer de internet, así que hoy he comprado uno de esos módems usb que puedes conectar a cualquier ordenador, estés donde estés, para no tener que depender nunca más de lo ajeno. Cómo sino voy a poder cobrar en la fábrica de Yoville para comprarme la casa gótica? Cómo voy a aparcar mis coches ilegalmente y ganar medallas? Cómo subir mi skill rating mordiendo yugulares y atacando a clanes de vampiros enemigos?

No penséis que mi vida social es únicamente internauta, sería un error. Claro que podría tener bastante más si algunos de mis amigos no me consideraran tan asocial como para no atreverse a llevarme con ellos de fiesta. Aunque hay diversidad de opiniones sobre lo que soy. Unos denominan asociabilidad lo que otros definen como elitismo. Quizá, si en lugar de adjetivarme me preguntaran directamente les respondería que, ni soy tan selectiva, porque si así fuera algunos de ellos formarían parte del pasado en vez de pertenecer al presente, ni tan asocial, (pero es que mi ego no necesita de forma desesperada público para sentirse realizado). Tampoco pretendo seguir comportándome como en mi juventud, puesto que ya la viví en su momento, y si el hecho de no soportar más que unos minutos de conversación frívola, estúpida y banal me convierte en ermitaña según la opinión generalizada, abrazaré de mil amores tal clasificación, me parece mil veces más interesante la compañía de mis felinos a tener que aguantar cerebros insustanciales.

Photobucket

lunes, 26 de enero de 2009

Dis... Quand reviendras tu?


Discover Nilda Fernandez!




Hay días en que, sencillamente, me pregunto si alguna vez volverá...

Photobucket

Voilà combien de jours, voilà combien de nuits,
Voilà combien de temps que tu es reparti,
Tu m'as dit cette fois, c'est le dernier voyage,
Pour nos cœurs déchirés, c'est le dernier naufrage,
Au printemps, tu verras, je serai de retour,
Le printemps, c'est joli pour se parler d'amour,
Nous irons voir ensemble les jardins refleuris,
Et déambulerons dans les rues de Paris,

Dis, quand reviendras-tu,
Dis, au moins le sais-tu,
Que tout le temps qui passe,
Ne se rattrape guère,
Que tout le temps perdu,
Ne se rattrape plus,

Le printemps s'est enfui depuis longtemps déjà,
Craquent les feuilles mortes, brûlent les feux de bois,
A voir Paris si beau dans cette fin d'automne,
Soudain je m'alanguis, je rêve, je frissonne,
Je tangue, je chavire, et comme la rengaine,
Je vais, je viens, je vire, je me tourne, je me traîne,
Ton image me hante, je te parle tout bas,
Et j'ai le mal d'amour, et j'ai le mal de toi,

Dis, quand reviendras-tu,
Dis, au moins le sais-tu,
Que tout le temps qui passe,
Ne se rattrape guère,
Que tout le temps perdu,
Ne se rattrape plus,

J'ai beau t'aimer encore, j'ai beau t'aimer toujours,
J'ai beau n'aimer que toi, j'ai beau t'aimer d'amour,
Si tu ne comprends pas qu'il te faut revenir,
Je ferai de nous deux mes plus beaux souvenirs,
Je reprendrai la route, le monde m'émerveille,
J'irai me réchauffer à un autre soleil,
Je ne suis pas de celles qui meurent de chagrin,
Je n'ai pas la vertu des femmes de marins,

Dis, quand reviendras-tu,
Dis, au moins le sais-tu,
Que tout le temps qui passe,
Ne se rattrape guère,
Que tout le temps perdu,
Ne se rattrape plus...

sábado, 24 de enero de 2009

The Rainmaker



Me llega un mail cadena supuestamente escrito por un americano que nos explica lo ricos que somos porque pagamos mucho más que ellos por la gasolina, las tarifas de luz, de teléfono, de móvil y por coche. Porque a ellos sólo les cobran el 6% de iva cuando a nosotros nos están gravando con el 16%. Porque pagamos impuestos de lujo, irpf e ibi. Por los altísimos intereses bancarios, por la seguridad privada y por los colegios privados también. Por el impuesto de circulación, por la zona verde, la zona azul y tasas. Y por los salarios de todos nuestros políticos y diplomáticos.

Me ha recordado a mi suegra.

La asociación viene dada porque mi suegra era gallega, emigró a Alemania durante unos años y luego se vino aquí, pero para ella aquí no teníamos nada bueno; la mejor carne la gallega, lo mismo con la leche y cualquier cosa que se pudiera nombrar, en Galicia o Alemania lo hacían mejor. Pero, cuando nació su hijo con intolerancia a la lactosa, a que no sabéis desde dónde le tenían que mandar el preparado para los biberones? un gallifante para todo aquel que lo haya adivinado. Si hubiese sido por sus queridas tierras germanas o gallegas, su hijo podría estar criando malvas.

En los E.U.A pagarán menos impuestos, seguro, pero pobre del que caiga enfermo, porque los yankis no conocen la seguridad social, ni tienen previsión de trabar conocimiento con ella, ya que en el programa electoral de su recién investido presidente no aparece por ninguna parte. Allí tienes que pagar de tu bolsillo las cifras astronómicas que cuesta una operación y los medicamentos que debas tomar. Si que hay empresas que tienen asegurados a sus empleados, pero cubre más o menos los honorarios del médico de cabecera y unos pocos especialistas. Nada más. Y los hospitales, si no vas con tu correspondiente seguro al día, no te atienden. Qué es mejor: pagar menos impuestos y no poder operarte de apendicitis o pagar más y saber que, aunque tarden (tampoco voy a poner por las nubes a nuestra inseguridad social) vas a tener el tratamiento que necesites, sea cual sea?

Ahí queda la cuestión.


Photobucket

viernes, 23 de enero de 2009

Garçon stupide


Discover Anja Fønss!


Ansío quitarme la rodillera robocop, deseo empezar la rehabilitación y me impaciento por poder volver a subir en moto.

Photobucket

La semana pasada tuvimos un martes trece. Espero que los supersticiosos pasaran un estupendo día plagado de gatos negros, espejos rotos, escaleras, saleros volcados y demás soplapolleces.

No he investigado a conciencia de dónde vienen las supersticiones, pero algunas ideas tengo: es posible que la primera vez que alguien iba al volante y se encontró por sorpresa con un gato negro saliendo disparado de debajo de un coche, el conductor se asustara y del volantazo que dio para no atropellar al minino, se empotrara contra otro vehículo, con lo que, evidentemente, es mala suerte. Las consecuencias de romper un espejo están claras: además de la recogida pertinente de los trozos, cabe la posibilidad de que te cortes, mala pata también. Si pasas por debajo de una escalera (y lo haremos extensivo a los andamios) siempre puedes acabar con un bote de pintura por montera, lo que podría resultar gracioso si no fuera porque igual el bote pesa 40 kilos, y si no es un bote, cualquier otro utensilio romo o puntiagudo que te haga pasar por el hospital. Mala suerte? si, claro. Lo de la sal no lo tengo tan claro, quizá sea debido al hecho de volcar el salero dentro de un plato de comida y lo asqueroso que puede resultar: toses, lagrimeo, ahogo... Y si dejas el bolso en el suelo se lo llevarán los cacos, pero jamás los duendes.

Total, que cualquier superstición resulta una memez inventada por y para los cortos de entendederas.

Photobucket

También van escasos de cerebro los fundadores de los grupos homófobos que proliferan en la famosísima página web del feisbuc. Así como también lo son (descerebrados) los seguidores de dichos grupos. Debería sorprenderme encontrar nombres como Julio Alejandro, Mauro Antonio, Cristian Camilo, Corrado Gabriele, Sharon Patricia, Jean Carlo o Julio Fernando? Pues no, no me sorprende demasiado. Lo que si me deja más pensativa es que una gran mayoría de los afiliados al grupo formara parte del UE Colegio La Salle de la Colina. Saldrán todos de allí con la misma ideología? Tendrán en esa escuela como asignatura obligatoria la homofobia? Pertenecerá el profesorado a la iglesia católica ultra conservadora y radical?

domingo, 11 de enero de 2009

Hoy empieza la campaña

Photobucket


Bus ateo1

martes, 6 de enero de 2009

Photobucket

lunes, 5 de enero de 2009

La doublure


Discover The Black Sheep!




De la vitrina rota se salvaron pocas cosas; los vasos de tubo que robé hace años en el Music Box y algunas copas y vasos tallados a mano con más valor material que sentimental.

Si esta noche los reyes magos me traen algo más que carbón se deberá con toda seguridad a que me he comprado yo los regalos, porque durante esta semana solo he cometido tropelías y actos malvados.

Sin ir más lejos, hace unas cuantas horas. Volvíamos con mi hermano de efectuar las últimas compras y nos hemos subido a un autobús para llegar a casa. Eramos pocos y detrás nuestro iba sentado uno de esos niñatos que utilizan el móvil como vulgarmente se les llamaba antes "loro". Yo, que a estas edades ni estoy para tonterías y me da lo mismo lo que puedan decirme (pero con la muleta preparada por si las moscas), me he girado y le he soltado un: -perdona, pero no eres el hilo musical del autobús, por tanto, o lo bajas o te pones auriculares- No sé si le ha impuesto poco o mucho la mirada asesina detrás de las gafas de sol, pero el caso es que no nos ha vuelto a machacar los tímpanos con los berridos flamencos que salían por el altavoz lo cual, creo, hemos agradecidos todos muchísimo. Mi hermano me ha mirado con cara de circunstancias y ha sentenciado que estoy pillada.

Otra "malifeta" la perpetré hace pocos días. No hay nada mejor para deshacerse de un ególatra y desesperado vírgen que llevar las cosas hasta los extremos y asustarlo. Pero asustarlo mucho, eh? que si no, vuelve. Sacando del baúl de los recuerdos las enseñanzas (teóricas) de grandes maestros del bdsm, me puse el rol de dómina maltratadora y cruel, dejándole claro que a partir de ese momento estaba a mi entera disposición, con lo que ya podía irse preparando a acatar órdenes, y la primera prueba sería llevarle a comprar lencería femenina (para él) y que, vestido de tal guisa, debería fregar las baldosas del suelo con un cepillo de dientes. Después de tan humillante perspectiva, creo que el pobre todavía corre. Por si eso fallaba, ya tenía en mente algo tan sugestivo como una correa y un bonito látigo de siete colas.

En según qué plazas, si no las conoces, no deberías torear.

Jueguecitos a mí...

Photobucket