martes, 31 de marzo de 2009

Amai yoru no hate





Alguien mencionó la palabra estabilidad?


Mi vida es tan estable como el tiempo, que ahora llueve y en media hora hace un sol abrasador. Bueno, hoy no, hoy el día es de color gris granito y así piensa mantenerse, con previsiones de lluvias mil para mañana, que ya estaremos en Abril y no se debe hacer quedar mal a la sabiduría popular.

Esta mañana me he enfadado. Oh si! Y sigo cabreada. Ya sabéis todos los que me leéis lo mal que me sientan los cambios de planes. Si vienen dados por personas ajenas a mi círculo aún me joden más. Si además intento paliar los efectos negativos y siguen sin querer enderezarse (o enderezarlos) vuelvo a enojarme, más conmigo misma que con quien no pone de su parte para mejorarlos, aunque eso sea lo de menos ya que, hasta que no se me pase el ataque de mala leche seré como la Reina Roja, ordenando colérica que le corten la cabeza a la mayor parte de la humanidad.

Photobucket

Mi mala leche proverbial es una tirana que me pilla por sorpresa y arrasa con todo lo que encuentra a su paso, menoscabando el raciocinio y esa psicología de la que tanto presumo a veces.

Me autocastigaré poniéndome de cara a la pared, aguantando sendos tochos en las manos y mandándome a la cama sin cenar.

domingo, 29 de marzo de 2009

Den goda viljan



Las cosas más tontas a veces te revelan un filón.

Gracias a los growing gifts del jodido facebook, encontramos los dibujos de Remedios Varo. Es buena, mucho.

Photobucket

Cansada. Agobiada. Saturada. Rendida. Exhausta. Extenuada. Fatigada. Derrotada. Destrozada. Rota. Y cualquier otro sinónimo que se pueda encontrar.

Necesito esas merecidas vacaciones que voy a tomarme en cuatro semanas. Claro que primero vendrán los 4 días de semana santa. Días que pienso invertir en recorrerme zonas de la ciudad que hace tiempo no visito, con la cámara de fotos en ristre para descubrir nuevas perspectivas.

Después de andar sin ton ni son por Cornellá y el Prat de Llobregat, puedo decir que adoro la ciudad de Barcelona. En mi ciudad casi todo es cuadriculado (aquí alguien diría que tanto como yo), y sabes que una calle sube y la otra baja, salvo algunas excepciones. Todo bien definido, con las placas de las calles en cada esquina, para que sepas en todo momento donde te encuentras, no como en el extrarradio que, si no fuera por ese sentido innato de la orientación con el que nací, a estas horas todavía estaría dando vueltas, más perdida que una cabra en un garaje.

Empiezo a encontrarle muchas más ventajas a mi pequeño portátil. Como ahora mismo, en que estoy aporreando las teclas desde la cama. David no quiere quedarse sin su "dosis" de Oasis y me presiona para que escriba mientras él lee. Desde que pasa las noches en casa mi noctambulidad ha sufrido un notable descenso. Bueno, también ha cambiado otras cosas, como las horribles costumbres alimenticias o la falta de emociones. Ahora tengo todas las que necesitaba y más. Una de las cosas bonitas que me ha devuelto es el hábito de acostarse y despertarse abrazado a quien quieres, que seguramente echaba de menos pero no quería admitir.

Tal vez me haya vuelto loca, aunque dar un paseo bajo la lluvia para ir a comprar "chuches" es uno de esos recuerdos que no tienen precio y merecen la pena atesorar.

martes, 24 de marzo de 2009

Trapeze

Ir a comprar ropa es una de las actividades más cansadas que existen. Y si vas sola de tiendas, todavía peor.

Quítate zapatos y pantalones o lo que sea que vistas, para ver cómo te sienta lo que te has llevado a los probadores. Normalmente solo te permiten entrar una cantidad máxima de prendas, por aquello de que no te las lleves puestas debajo, por lo que te sientes tremendamente limitada.

Si por casualidad no has escogido bien la talla y necesitas otra mayor o menor, vuelve a vestirte para salir a buscarla. Otra vez al probador y a desnudarte... Y así sucesivamente hasta que encuentres todo lo que te quieras llevar. Cuantas veces tendrás que sacarte y ponerte los trapitos? Ya no digamos si el lugar es tipo H&M o CiA, donde la ropa interior puede quedarte a kilómetros de los jerseys o las faldas. Acaba dándote pereza comprarte nada.

Por suerte, yo uso Miletto, una cadena de tiendas pequeñísimas, donde cuesta hasta andar por lo cerca que está todo y la pieza más cara te sale por unos 15€ (no quiero ni pensar en si tendrán a los chinitos cosiendo a destajo en un almacén subterráneo para no sentirme demasiado culpable).

Como la crisis no hace distinciones, por baratos que sean, también la notan. Así que, cuando ayer por la tarde entré en la tienda, en lugar de encontrármela como siempre, lo que significa que tengo que ir dándome de codazos con todas las marujas del barrio, estaba vacía. Oh, la la! y la dependienta con muchas ganas de vender. Por una vez puedo decir que me lo pasé estupendamente, dentro de mi aversión normal a ir de tiendas, probándome de todo, mientras la amable chica me iba trayendo pantalones, blusas y camisetas, y servidora, lo único que tenía que hacer era quedarse dentro del probador e ir poniéndose una cosa tras otra dilucidando qué me gustaba, llevándome al final 8 piezas de ropa por 70€ (os ponéis verdes de envidia? visitad la tienda!)

Para qué necesito tanto fondo de armario? En previsión del viaje que pienso realizar dentro de un més aproximadamente. Volveré a mi querida Francia, esta vez para visitar lo que pueda de las puertas templarias. Con el coche y la tienda apalabrados, solo queda por definir la ruta a seguir y dónde acamparemos.

Hoy es uno de esos días marrones más que grises. El gris es soportable, el marrón no. Volviendo hacia casa veía el ocaso y me preguntaba qué prefiero, si el amanecer, con sus tonos azul pastel o el atardecer de violáceos y rojos. Quizá celebre más la llegada del nuevo día, la calidez del sol, el silencio de la madrugada.

Mientras tomaba el café con leche en el bar de siempre (me ponen galletitas de canela para acompañar la bebida), no he podido evitar mirar hacia el televisor (que tienen puesto desde que abren hasta que cierran el local, a veces para sordos); habían sintonizado la mtv española y el videoclip que se emitía me ha llamado la atención por lo azul. Con lo obsesiva que es una, no he tardado casi nada en buscarlo y la letra, aunque puede no tener ni pies ni cabeza, ha sido como metralla en mi cabeza.

...Cierra la puerta y sal,
de esta campana de cristal...
Algo que está dentro de mí
me arrastra y me quiere sumergir,
tarde o temprano iré
justo al lugar donde empecé
a darme cuenta del dolor.
Quiero ver el fondo del mar,
en una mancha solar
perderme y desaparecer,
dormir entre nubes de algodón
detrás del sol.
Y ahora que sé que no seré
todo lo que una vez soñé,
no hay alguien especial
a este lado del cristal
sólo un reflejo sin color.

Os dejo el link


Mientras veía ponerse el sol, que corría más que mi moto y yo, me he acordado de otra canción, ésta de mis tiempos mozos, y es la que he ido tarareando durante la mayor parte del camino de vuelta. Es increíble como, por mucho tiempo que pueda pasar, nos acordamos de las más triviales nimiedades, como las letras de todas las canciones que han acompañado nuestra adolescencia...



Te amo,
y ahora perdoname...
solo recuerdame...
te amo, te amo, te amo, te amo...

martes, 17 de marzo de 2009

The Luck of the Irish



Por qué hay mujeres tan guarras? Y no me refiero a las típicas zorronas, que haberlas haylas, como las meigas, y cada vez proliferan más, sino a las que dejan los lavabos igual o peor que los hombres. Porque, que ellos echen la gota (es un eufemismo) fuera, es normal y ya estamos acostumbradas a eso, pero que hayamos tenido que aprender a miccionar de pie porque en un bar, discoteca o local público cualquiera nos encontremos con unos servicios femeninos que dan asquito dice muy poco en favor del género al cual pertenezco.

El viernes por la noche, después de mucho tiempo, volví al Velvet. Ahora tengo claro por qué dejé de ir. A partir de cierto momento de la madrugada, el tipo de gente cambió y me sentí por completo invadida. Lo anecdótico es que cuando vamos Ra y yo no se nos acerca ni quisqui, supongo que por el aura de -si me diriges la palabra te arranco la cabeza- que desprendemos, pero yendo como fui acompañada por dos hombres, empezaron a tirarme los trastos muchos de los esperpentos que por allí corrían. Qué parte de -no estoy disponible- no entienden? O quizá sea eso lo que les pone...

Como debe emocionarles a ciertos sujetos provocar hasta extremos impensables, sin importarles en absoluto el mal concepto que te crees de ellos y que llegues a pensar que, si tuvieras amigos de su calaña en tu círculo de amistades, adorarías a tus enemigos, que al menos los sabes declarados y no te defraudarán con respecto a sus intenciones.

Ya no sirvo para salir de fiesta. El sábado estaba para el arrastre después de pasarme casi 24h despierta. En estado catatónico nos acercamos hasta l'Anec Blau para proveernos de comida y allí tuve el dudoso placer de ver en acción a las niñas Bershka. Malcriadas, sobreactuando y con tal afectación que te daban ganas de emparedarlas para no volver a encontrártelas nunca más. Y cuando digo niñas quiero decir eso exactamente: niñas entre 12 y 14 años vestidas como si tuvieran 25. Me acordé de la frase de la película Airbag "la culpa es de los padres, que las visten como putas", aunque en este caso ellas solitas se bastaban y sobraban para disfrazarse de vampiresas del tres al cuarto.

Cuando aprenderá la gente que hay un momento para cada cosa? Estas mismas crías que ahora pretenden ser mujeres, en el instante en que hayan pasado la franja de los 30 empezarán a desear con fervor volver a los 15, cuando su mayor preocupación era que sus padres las dejaran volver una hora más tarde a casa.

Me relajaré pensando en verde esmeralda en honor a Saint Patrick

Photobucket

También hoy cumple años un ser adorable que me ha sacado a cañonazos de la apatía en que me hallaba sumida. Felicidades bicho.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Love's Labour's Lost



Hoy, mientras iba de camino a mi madrugadora sesión de rehabilitación, me ha dado por pensar en las palabras que me dijo Ra el sábado por la tarde, y a duras penas he conseguido no caerme otra vez de la moto porque mi ángel de la guarda está haciendo turnos dobles como castigo por no estar atento cuando tocaba.

Últimamente lloro mucho. Y duermo poco, y casi no como... Síntomas de depresión? Pues no, aunque lo parezcan. Si fuese una depre tendría solución automática: Terapia, prozac y arreando. Pero éste virus es peor que cualquier enfermedad, pese a no ser mortal. Exige mucha fuerza de voluntad, frialdad y paciencia. No hace falta llamarlo por su nombre, verdad?

Oh si! es muy bonito estar enamorado, pasarte el día con una sonrisa bobalicona en la cara, dormirte y despertarte con su imagen en mente, que se te revolucionen las hormonas cada vez que piensas en tu amad@...

Eso, cuando todo está bien. Pero, qué pasa cuando solo falta el perro epiléptico? Que tu consciencia empieza a ser consciente de que hasta tu subconsciente estaba en el limbo.

Que qué es lo que me dijo Ra para conseguir, días después, que me parezca a la Magdalena? Que ella deseaba para mí alguien que me quisiera tanto que no quisiera contarme sus problemas...

Y los ojos, al escribir esto, vuelven a anegarse.


Photobucket

martes, 10 de marzo de 2009

Easy Rider

Después de haber asistido a algo como Llunática, la concentración del sábado en Pineda la catalogaré como "dinar de costellada". Ya dije en su momento que no creía que el pueblo ofreciera lo necesario para realizar un encuentro "comme il faut". Y lo verifiqué "in situ".

Pero, vamos por partes.

El sábado por la tarde el recinto prometía. Nos dedicamos a darle un repaso a las motos que se exhibían y, porqué no, también a los conductores.

Photobucket

Photobucket Photobucket
Photobucket Photobucket

Photobucket Photobucket

Photobucket

Photobucket

Como sucede en todas partes, algunas motos extraordinarias, con pequeños detalles que te llenan de orgullo aunque la máquina no sea la tuya ni te la comprarías, y también en las que el buen gusto escasea más allá de toda duda.

Photobucket Photobucket

Photobucket

Nunca he escondido que las Harley no son mi primera opción a la hora de comprarme una moto. Particularmente, me quedo con la Triumph Rocket III y la salvaje a la par que elegante VMax.

No podían faltar los divertidos

Photobucket Photobucket

Después de darnos una vuelta por el pueblo, buscar una floristería donde le hice pasar un mal rato al floristero y de tomar algo en uno de los pocos bares abiertos del centro, donde Ra sacó de su chistera mágica una de esas frases lapidarias que tanto me gustan "No me importa que tengas un pasado, lo que me preocupa es que carezcas de él", volvimos a casa de mis tíos para cenar. Y sobre la hora bruja por excelencia, salimos de casa predispuestas a ponernos de cerveza hasta las cejas (incluso yo, que no la tengo como bebida favorita) y disfrutar hasta altas horas de la madrugada de conciertos y rudos hombres enfundados en pantalones encordados y chalequitos con bordados de colorines.

Photobucket

Esto sí que son ruedas!

Photobucket Photobucket


Pero, como suele pasar siempre, Murphy apareció sin haber sido llamado y el recinto se encontraba oscuro y vacío. Dónde habían ido a parar todos? Constatamos con estupor que no había ni un alma, ni siquiera por los alrededores, así que nos fuimos a casa bastante decepcionadas y lanzando invectivas contra organizadores, participantes y el universo en general.

A la mañana siguiente procedimos a volver al lugar de la concentración donde, esta vez si, había una ingente cantidad de humanos de todas las edades, tamaños y colores, y muchas más motos que el día anterior.

Photobucket

La nota disonante de la jornada? Todo circo que se precie tiene un payaso en su haber, y a este no le podía faltar el suyo. Algun día tenía que ocurrir, sobretodo frecuentando algunos lugares comunes.

Photobucket Photobucket

La salida del recinto fue escalonada, no querían parar el tráfico, que bastante mal iba ya sin necesidad de ayuda. Afluencia masiva de gente de la zona, lo que significaba cochecitos de bebé, abuelos, animales y demás fauna ajena a este tipo de eventos.

La anécdota divertida la puso este señor, al que Ra persiguió con saña hasta conseguir sacarle unas cuantas instantáneas; entre moto y chaleco, no hay desperdicio.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Para Aka, una selección de los culos del personal que, qué quieres que te diga, ni chicha ni limoná. No pudimos dejar constancia pero, créeme que vimos a un personaje de aproximadamente 1,90mts, barriga cervecera y unas mallas enfundadas en unas canillas que ni la Olivia de Popeye!

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

Y algunas caras, venga

Photobucket Photobucket

Este se escondía pero le di caza!

Photobucket

Cuando un motero, en lugar de su pareja, lleva a su hija a las concentraciones, es que las cosas están cambiando.

Quizá los viejos moteros nunca mueren, pero a algunos solo les falta la silla de ruedas.

viernes, 6 de marzo de 2009

Harley Davidson and the Marlboro Man



Estoy por teñirme de rojo. Y comprarme un portátil. Y empezar un curso de recursos humanos. Y emigrar a la Antípoda Oscura, a ver si con un poco de suerte me encuentro a Lloth y le suelto tal bufido que le pongo las patas del revés.

Photobucket

Vamos por partes. Lo más sencillo ya está hecho. Hoy estreno portátil. Pero portátil, eh? no los mamotretos que tiene la mayoría. Un pequeñín de 10" que voy a poder trasegar arriba y abajo porque pesa menos que cualquiera de los tochos que leo habitualmente.

El curso lo dejaremos para cuando se abra la convocatoria, creo que en abril. Entre el de coaching y el de RRHH no habrá quien me tosa, la lástima es que después no puedo llevar a la práctica todas las técnicas arteras que aprendo. El día que me pongan un esbirro, acabará lamiéndome las botas.

Mi pelo? necesito pensármelo más seriamente. Realmente quiero cambiarlo de color? pasar del negro al fresa? tener cara de cadáver si no me pinto? las gafas rojas estarán prohibidas durante todo el tiempo que lleve el color violín... no sé, es la decisión que más me va a costar tomar.

Y lo de la Antípoda Oscura, mejor me busco algún drow estúpido a quien fustigar con el látigo de mi indiferencia. No será un combate nivelado pero, quién ha dicho que tenga que ser honorable?

Me gusta el nuevo libro de Pablo Tusset, o David Homedes o como quiera llamarse. Me gusta mucho. En fisioterapia me miran mal porque me río sola. No es acaso otra forma de terapia también? Conozco a más de uno que debería pensar en ir utilizándola. La Gene experimenta con guiris y el lenguaje (catalino, of course), pero los voluntarios empiezan a morírseles por exceso de endorfinas. Los independentistas vascos saben más que el Mossad y en Madrid se huelen algo pero no saben qué se cuece. Todo ello aderezado con una superagente colagenada y siliconada, un guardia civil cenutrio al más puro estilo Torrente y un japonés zen de la Interpol. La "escudella" está servida. Como para no soltar carcajadas...

Este fin de semana promete. Por fin hemos empezado de nuevo las rotaciones de los viernes tarde. Aleluya, porque ya empezaba a temer que seguiríamos así hasta que en el infierno aparecieran carámbanos. Por lo tanto, descanso por la tarde y el estreno de Watchmen por la noche. Y mañana sábado, desplazarme hasta Pineda, donde además de instalar programas varios en el ordenador de mi tío, aprovecharé para realizar un reportaje gráfico sobre la decimotercera concentración de Harley Davidson que tiene lugar en ese pueblo que, siendo sincera, no veo qué maravillas ofrece para se organice allí la de dios. Si consigo agenciarme el coche, igual aparezco en el Correcaminos para practicar esa sociabilidad que consigo camuflar tan bien aunque, si el recinto queda cerca de casa de mis tíos, posiblemente no salga de allí dentro, que ya os habréis percatado del precio de la cerveza... Y si me llevo las hierbas medicinales, veréis cuantos amiguitos voy a tener, pareceré el niño de los donetes!


Photobucket

Lo del bordado tengo que verlo. Imagináis a una servidora con chalequito de colorines y bordaditos conmemorativos varios? Puajj!

jueves, 5 de marzo de 2009

The Flight of the Phoenix



- Existe gente imbécil?
- Definitivamente, si
- Los hombres forman parte de la gente?
- Por supuesto!
- Entonces, los hombres son imbéciles?
- En un aplastante 99,5%
- Y ese 5% que se salva, dónde está?
- Criando malvas.

Hay muchos hombres que no aman a las mujeres. Ni las respetan. Necesitan de su fortaleza, alimentar su ego sintiéndose protectores o aprender de ellas, pero no las consideran.

Los hombres que no aman a las mujeres suelen, con una desfachatez sin parangón, utilizar el mismo patrón de conducta para relacionarse con ellas, sin reparar en que, más pronto o más tarde, esas mismas mujeres a las que desprecian, acabarán por hartarse de sus repetitivas pautas.

Los hombres que no aman a las mujeres son los primeros en jurar amor eterno y en prometer la luna, sin estar dispuestos a mantener el uno ni acercarse a la otra.

Los hombres que no aman a las mujeres son egocéntricos, inmaduros y pusilánimes.

Los hombres que no aman a las mujeres inventan subterfugios para no amarlas.

Creía tener desterrados a semejantes individuos de mi vida, pero una vez más me doy cuenta de que son como las malas hierbas o el pulgón. A poco que te descuides invaden el jardín, lo ponen todo perdido y por mucho que podes, fumigues o pases el rastrillo, aparecen de nuevo y con más fuerza si cabe.

Las llamas se alzan fieras formando un círculo. Las alas del ave me rodearán protectoras hasta arder por completo. Y de las cenizas de nuevo me alzaré, como el Fénix, con más fuerza y más ímpetu, mientras incinero dolor y tristeza.


Photobucket

lunes, 2 de marzo de 2009

Tian di ying xiong



Fotofobia y acusticofobia. Incluso mientras conducía por la c-32 pensaba en dedicarle una oda a la migraña. No tengo constancia de que haya ninguna y se la merece, por cabrona y tocapelotas.

Cuando vi la noticia ayer en la versión digital de La Vanguardia me entraron ganas de llorar. Coincidí con Pepe durante unas semanas en la Cruz Roja; tenía a su padre ingresado allí e iba a visitarle cada tarde, al igual que yo a mi madre. Nos encontrábamos en la salida de urgencias fumando ambos como carreteros. Ayer, muchos que desearon su muerte a raíz de las declaraciones que hizo, estaban de fiesta. Que les jodan a todos.

Dije hace poco que necesitaba algo nuevo, no? Pues bien, ya he empezado. He solicitado información sobre un taller de Iaido y de Iaijutsu; aclararé para los no iniciados que es un curso sobre el envaine y desenvaine de la katana amenizado con técnicas de combate. No, no me veréis como Beatrix Kiddo ni como Blade. Simplemente me gustan los fundamentos y objetivos, que pasan por la armonía de cuerpo y espíritu, así como llegar a ser dueño de uno mismo, enfrentándonos a nuestros temores, prejuicios y emociones. Como el yoga pero algo más violento, vaya.

Actividad. Eso es lo que mi cuerpo pide en este momento. Cualquier cosa para no pensar demasiado, no sea que me de cuenta de que estoy como una bombilla de gancho y acabe colgada en un techo de prosopopeya.


Photobucket

...Lo que pasa es que me gusta pasear
pasito a pasito, buscando el equilibrio
y dejándome llevar.
Sólo estoy jugando a que me invento un camino
primero a saltitos, luego en espiral.
Puedo ser pequeña pero tengo un castillo
si te lo imaginas ya puedes entrar
Yo seguiré mirando al cielo,

tú nunca quisiste volar...