domingo, 19 de marzo de 2006

En el país de los ciegos el tuerto es el rey

Es bien cierto que ante la ceguera del que no quiere ver no se puede hacer nada. Por qué, dios mío, por qué la gente es tan obtusa? La razón debe estar en que si vieran lo que es realmente, se darían cuenta de que están siendo engañados y eso no es fácil de digerir. Los atentados al orgullo se llevan muy mal.

Empecinarse en darle sentido a frases que no la tienen, buscar justificación para no dudar, no desconfiar, en resumen, autoconvencerse.

Y todo eso se da por no hablar más con nuestros congéneres. Se habla mucho pero sin decir nada. No basta con saber combinar sujeto, verbo y predicado. Hace falta más. Darle sentido a las frases. Si mantuviésemos conversaciones sobre lo que pensamos, lo que nos sucede, lo que sentimos, podríamos extraer tanta información que nos dejaría aturdidos.

Mira que yo me empeño en dar pistas! pero nada, que no hay forma. Aunque... quizá sí sea consciente, pero se ha convertido en un juego que no sabemos dónde terminará. Es una posibilidad, aunque no lo creo.

Perlas del viernes:

"La canción se llama "Abril" y se la dedico... al més que viene"
"Los perros es lo que tienen, que siempre se acaban muriendo"

No os perdáis las actuaciones de un grupo llamado "El Caracol Velocista". Las canciones, al principio, os pueden parecer especiales, pero son como la tónica, cuanto más las escuchas más fondo les encuentras. Por lo que sé, no tienen página web y es una pena, así como tampoco he encontrado nada en el emule, lo cual sería una forma de conseguir que los conociera más gente.

Encuentra una cada cosa... lo peor es no poder escribir sobre ello con pelos y señales porque, a poco que el sujeto te lea o se lo cuente un alma caritativa que previamente se haya descojonado pero al que le ha salido la vena honesta de golpe, como los champiñones, se sabría muy fácilmente de quién estoy hablando.

"The crying game" - Boy George

No hay comentarios: