viernes, 30 de noviembre de 2007

Sleeping with the enemy

La primera imagen que he visto al despertar ha sido la de un hombre durmiendo en el lado de la cama que no utilizo. Era extraño, porque hacía frío pero él, aparte de una minúscula porción de espalda cubierta por una arrugada sábana blanca, estaba desnudo. Dormía con tal placidez que me parecía una indecencia despertarlo para interrogarle sobre cómo había llegado hasta aquí. Mi mano, que es más rápida que mi vista, casi ha llegado a rozar el ondulado cabello oscuro, aunque al final ha quedado en un amago. No podía ver su rostro, pero notaba el calor que desprendía su cuerpo. De repente en mi cabeza ha sonado su voz, respondiendo a la pregunta que no había llegado a formular - has sido tu quien me ha traído-

Después de unos segundos de perplejidad, observando el techo pintado de azul, me he levantado, he deshecho la cama y abierto el balcón mientras me veía en otro plano, dejando que la sábana se desenroscara por la barandilla y ese mismo cuerpo cayera desde un quinto piso. La imagen del acto de crueldad que acababa de cometer me ha devuelto a la realidad: Kaos, empiezas a desvariar, por muy real que fuera la sensación.

Por supuesto, el resto del día me lo he pasado jugando a "y si...?"

- Y si nada, con esas ideas tan sádicas que tienes, como quieres que alguien duerma tranquilo a tu vera? el pico del hielo pasa a ser un mero juego infantil... al menos pueden intentar esquivarlo, con la caída libre les dejas pocas opciones. -Tan desalmada soy? - Ya te digo, después de leer lo que pasa por tu cabecita, a ver quien es el guapo que se arriesga... toda la noche sin pegar ojo...

Ese es mi otro yo, el romántico irredento que, como el protagonista de la película de ayer, cree que el amor lo es todo, lo único que tiene sentido en esta pesadilla en la que estamos atrapados. Mi parte oscura opina de forma diametralmente opuesta. Como dice ella, solo es una mala pasada que nos juega la vida. Unas veces se lo juegan a los chinos, otras al tres en raya, y el yo más pragmático acaba ganando con tanta contundencia que cada vez el yo más sentimental tenía menos ganas de jugar.



Pero hoy se ha levantado guerrero el muy...


Tú dormirías conmigo?

jueves, 29 de noviembre de 2007

We're no angels

A las 8:45 de la mañana había una cola impresionante en Diagonal Mar. Algunos se habían llevado taburetes para pasar más comodamente las horas de espera. No sabía el motivo que había movido a esa marea humana a acudir tan temprano. Aún pasando muy cerca tampoco me ha dado por preguntar, por más que el gusanillo de la curiosidad iba corroyéndome. Varias veces durante la mañana he buscado en internet por si encontraba alguna noticia que hiciera referencia a lo que sucedía, pero con resultados totalmente infructuosos.

Esta tarde he descubierto qué es lo que mueve a tanta gente a madrugar y a pasarse horas y horas esperando: Bruce Springsteen. Pues ya son ganas!

Me veo obligada a hacer un copy & paste del horóscopo del día que me mandan puntualmente cada madrugada.

Estimada Kaos,
"Si un ser querido no está de humor, a ti te toca animarlo. Haz todo lo posible para que cambie de ánimo, pero no insistas demasiado. Quizás necesite terapia, y definitivamente ese no es tu campo fuerte."

Completamente de acuerdo en lo de la terapia. El galardón a imbécil del día es mío y solo mío. Nunca sé qué decir ante situaciones que me pueden. Y lo que es peor, me sale una vena sardónico/festiva que la mayoría no entiende, con lo que la fastidio aún más. Perdón, perdón, perdón. Ya sé que no sirve de mucho a cosa hecha, que mejor hubiera sido mantenerme calladita, pero también forma parte de mí. Sería fácil compadecer, aunque ya hay demasiados que lo hacen de forma gratuita. Tomarme la vida (y todo lo demás) a cachondeo es mi terapia para no caer en la ciénaga de la que hablaba ayer. Eso y luchar hasta que no quede ni un atisbo de fuerza o esperanza.
Sabes que lo siento. Y que te quiero.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Aprendiendo a vivir



Por alusiones, a Juanita Calamidad: Para qué tengo que ser llana, sencilla y directa cuando no soy así? para que pueda entenderme todo el mundo? Va a ser que no. Y si utilizo un extenso vocabulario es porque dispongo de él. La crítica constructiva me la trae bastante floja y la negativa directamente me la paso por el forro. Es lo que tiene convivir con una misma y decirse al oído "qué bueno respirar, sentirse vivo".

Decir que he pasado un mal fin de semana sería un eufemismo. Bueno, el sábado no, el sábado pude hacer todo lo que tenía previsto, pero ayer mi cuerpo me dejó muy claro que su tolerancia a la morfina es nula. He aprendido que los efectos secundarios de algunos medicamentos son peores que el dolor más doloroso.

En el fondo se trata de eso, de aprender. Aprender que si metes los dedos en un enchufe seguro te dará un calambrazo, que si tocas la plancha cuando está encendida te quemarás, que si pisas cristales rotos, existe un gran porcentaje de probabilidades de que te acabes clavando uno en la planta del pie.

Aprender otras cosas menos evidentes pero casi más importantes. Que las personas con las comisuras de los labios hacia abajo no dejan de ser muy tristes, por alegres que puedan parecer. Que quien no sabe hablar con los ojos tampoco hablará con el corazón. Que pasar de largo ante los problemas es de cobardes. Que ocultar, muchas veces equivale a mentir.

Todos tenemos anclajes. Algunos más que otros. Pero (gracias por la idea Blanca) no somos malhumorados ogros verdes para refocilarnos revolcándonos en la ciénaga, no será así como levaremos anclas y desplegaremos velas. No es mejor afrontar las vicisitudes que esperar a sentirnos arrinconados? Tal vez por eso soy tan poco compasiva. Tengo fe en la gente que lucha, en los que demuestran el coraje cuando el cielo parece que se les vaya a desplomar encima. Y en los que piden ayuda.

Otra de las letras que enamoran.

Aprendre que res no acaba
si dintre meu abans no acaba,
que el sol no es pon sense tornada
si en el teu cor esclata l’alba.
Aprendre que l’esperança és mentida
si no hi ha cada dia un esforç pel nou demà.
Aprendre a estimar-se la vida quan la vida fa mal

Aprendre que en certesa
res no tinc si no m’ho dónes.
A fer que el cor sempre es commogui
pel fràgil gest de la bellesa.
Aprendre que sóc només si existeixes
i és aquesta mesura la que vull i em defineix.

Aprendre per saber-se desprendre, vet aquí el vell secret.


http://es.youtube.com/watch?v=B6oantnnTr8

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Lección de anatomía

Llego a casa y abro una botella de vino. Me dedico el brindis. Ya tengo los resultados. Palabras técnicas que el traumatólogo no quiere pronunciar y que enmascara con jovialidad -no hay nada roto- Qué bien! quizá preferiría una fisura que al menos sé a qué atenerme. Este, además de hombre es médico y debe pensar que no entiendo los términos que utilizan en el informe. Aunque debo reconocer que le pone empeño. Yo venga decirle que sigo con los mismos síntomas y él leyendo mensajes que le mandan al móvil. Acaba por decir que entra dentro de lo posible que se rompan un par de vertebras pero, qué más da, tengo de sobras... San Google viene en mi ayuda. Hemangioma vertebral en la D11, perfectamente señalado con un círculo rojo en la resonancia magnética. Creo que ha confundido rehabilitación con radioterapia. El pobre es guiri, así que lo achaco a su ignorancia del lenguaje. No voy a morirme de esta, pero saber que tienes algo que no debería estar ahí no ayuda a conciliar el sueño.

Era una necesidad hablar de ello, aunque sea con ese humor negro que domino o me domina cuando estoy preocupada.Tal vez no sirva de ayuda, porque mañana seguirá estando en el mismo sitio, pero sigue siendo importante saber que no estás sola ante estas situaciones.

Eva, gracias por hacerme reír hoy.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Falsche Bewegung



Uno de los corolarios a la ley de Murphy debería ser: si cada semana os descargáis dos capítulos de una serie, el más rápido en bajar siempre será el segundo.

Las dudas sobre el inhumano dolor de espalda que perturba mis quehaceres cotidianos y ante todo mis horas de sueño, perdurarán hasta el miércoles. Y una vez tenga el informe sobre su procedencia, qué? si no voy a hacer ni caso de lo que me digan... Me pregunto porqué con tanta evolución, no han sido capaces de que la dichosa máquina donde te encierran al hacerte una resonancia magnética sea menos ruidosa.

Toda la semana con un tema encima de las mesas: PNL o, dicho de otra forma, el arte de la manipulación. Alvaro hará el cursillo y María dice que a ella le iría de perlas hacerlo por el panorama que tiene en el cole este año. En algo si están de acuerdo mi entorno laboral y social: a mi no me hace ninguna falta la programación neurolingüística, como se encargó de decir uno de mis jefes, tengo un "cum laude" en esa asignatura. Yo no comparto la opinión de que se pueda aprender a manipular a la gente, con ese "don" se nace. Y tampoco lo considero manipulación, que queda como muy despectivo y humillante para los demás, sino el hecho de conocer a las personas y utilizar los recursos de los que dispones para convencerlas de que hagan algo que, en principio, no harían. Un claro ejemplo de lo que digo ya se llevaba a cabo en la película "Doce hombres sin piedad", de Sidney Lumet, donde un esforzado Henry Fonda acaba convenciendo a los 11 jurados restantes para que declarasen inocente a un acusado de homicidio, cuando en principio tenían muy claro el voto de culpabilidad. Esto nos dice que no hay nada nuevo, que todo está ya inventado, solo que se le da otro nombre más vistoso para que los yuppies caigan en la trampa, suelten 1.500 aurelios y decidan, de motu propio, pasarse encerrados en un aula 5 estupendos fines de semana que podrían dedicar a menesteres mucho más placenteros.

Si alguna vez has pensado que la frase "piensa mal y acertarás" no tenía razón de ser, recapacita.


sábado, 17 de noviembre de 2007

Auditori 15/11/07 Ismael Serrano

Este es el aspecto que presentaba el escenario de l'Auditori la noche del 15. Un lugar con mar, remoto o lejano, un lugar donde hombres y mujeres despiertos sueñan.



Un concierto intimista, sazonado con sonidos de otros pueblos, de otras culturas.

Presentación de un nuevo disco y la gente que todavía no se ha aprendido las letras de las canciones, o acusaban demasiado el frío glaciar que nos ha invadido de pronto, porque a pesar de todos los gritos y aplausos que se se escucharon en ciertos momentos (reyes que pierden sus coronas...) la verdad es que se participó más bien poco, aún cuando Ismael hizo todo lo posible para que el público formara parte activa del concierto.



Es un gran comunicador. Entre canción y canción, relatos, bromas, alusiones a temas candentes (cercanías, el Ave, dedicatoria especial a los dibujantes de "El jueves") y su personal visión del paraíso terrenal.

Diez años ya acompañándole, pasando de pensar que su música era contraproducente en momentos depresivos a ver ese rayo de esperanza del que siempre da fe, en todas y cada una de sus canciones.



No podían faltar las de siempre, aunque retocadas para la ocasión. Los marineros que le acompañaban en la travesía, con una calidad indiscutible.



Me quedo con dos frases; una, de su propia cosecha -la penumbra es el mejor de los cosméticos-; la otra, de la canción "Amores imposibles" -nunca dejes de buscarme, la excusa más cobarde es culpar al destino-

Y cuando calle el ruido quizá podríamos hablar, y soplar sobre las heridas, quizás entenderías que nos queda la esperanza...

domingo, 11 de noviembre de 2007

Una giornata particolare

Hemos quedado con Ra en la torre veneciana de la derecha mirando hacia Montjuïc. Subimos despacio, mientras hablamos de esto y de aquello, hacia el pabellón donde se celebra el Magic. Vemos la cola antes de distinguir el letrero identificativo



Un mago recibe en los escalones a los visitantes de este año. De repente, se me quitan las ganas de entrar, pero aún así, como es lo que teníamos previsto, nos disponemos a hacer cola pacientemente. Hoy no hay nadie regalando entradas y, cuando después de unos segundos se nos acerca una mujer mayor, preguntando de la forma más garrula posible si esa es la cola para acceder al recinto, tomo una decisión: por nada del mundo voy a meterme ahí dentro. No me gusta hacer cola, no me gusta pagar para ver rituales cutres y todavía menos encontrarme en medio de fanáticos que me miren mal cuando me entra la risa tonta viendo a los papanatas que creen a pies juntillas todo lo que se les dice. Mejor nos vamos a desayunar.

Volvemos a pasar entre las torres y, en medio de tanta banderola, observamos que también se está llevando a cabo otra feria.



La Fira está abarrotada, y no precisamente por la gente que acude al Magic o al Expo Miner, sino por un evento que, personalmente, considero mucho más importante. El Barcelona Meeting Point.


Eso si que es magia! La magia que conlleva el dinero, las transacciones donde se mueven millones en segundos. Existen muchas leyendas urbanas sobre el meeting, como que hay un salón especial donde el acceso no está permitido a todo el mundo. No es cierto, porque cualquiera puede entrar, después de desembolsar una buena cantidas de euros. Subastas amañadas, solares que cambian de manos con un simple apretón, pero todo ello sucede en los días laborales, el fin de semana está reservado para la invasión de los ciudadanos de a pie.

Otro de los acontecimientos que atraen al público en general es el salón naútico internacional



Para este había conseguido entradas pero, cuando después de despedirme de Ra he tomado rumbo hacia el recinto, la cantidad de gente deambulando por allí me ha frenado de tal forma que era como si acabara de sufrir un choque frontal contra un muro de hormigón. Después de pasar un calvario entre el paralelo y colón, la horda que bajaba por las ramblas en dirección al port vell, donde está ubicada la exposición de barcos, me acaba por disuadir de la brillante idea de dar una vuelta y hacer unas cuantas fotos para el reportaje.

Me preguntaba Ra porqué la gente acude a lugares como el Meeting Point, si no están interesados en ver ladrillos ni planos de casas. La conclusión es bien sencilla. A la mayoria de las personas de este todavía país de pandereta y castañuelas, lo que se la pone tiesa es CHAFARDEAR. En lugar de irse de excursión, aprovechan la ocasión para ver lo que nunca se podrán permitir a no ser que les toque la primitiva, el gordo de navidad o el euromillón. Babean un rato y de paso tienen entretenidos a los retoños mientras lo toquitean todo y corretean entre moquetas y stands, que si salen al campo igual pillan algún germen patógeno debido a la pureza del aire. Lástima no se caigan unos cuantos a las aguas del puerto...

Como colofón, guris, cliclistas, guiris en bici que dificultan el tránsito por las aceras y, lo que es peor, los habituales conductores dominicales que tienen tanta idea de circular como yo de sudokus.

Imperativo retirarme a mi remanso de paz

viernes, 9 de noviembre de 2007

La confiance règne



La gota que había quedado en el vaso se ha ido evaporando durante la noche, y esta mañana solo se intuían sus contornos.

Escuché una conversación de aquellas que te ponen de mala leche. Una consentida mujer que llamaba a su marido porque estaba aburrida en el trabajo. Qué suerte tienen algunas! Yo no sé lo que es disponer de minutos de aburrimiento. Incluso en momentos en los que estoy sola durante horas, tengo cientos de tareas por realizar. Otra cosa son las malditas ganas de hacerlas; pero aburrida, jamás.

Mientras converso con O. invento una frase de esas que, si fuera famosa, sería considerada célebre, y como es mía y no le tengo que pedir permiso a nadie, aquí va: La memoria es muy traicionera, aparece cuando menos la necesitas.

Una persona es igual a otra en cuanto a que pueden tener el mismo y exacto color de pelo u ojos. Pero hay personas que se distinguen por actuar de la misma forma, o tienen patrones idénticos de conducta, lo cual les lleva a criticar lo que hace justamente su reflejo en el espejo. Si, volvemos a ello. Odiamos en los demás lo que en realidad no nos gusta de nosotros mismos, pero no nos damos cuenta de que es precisamente lo que más nos molesta, lo que estamos imitando con toda precisión.

Lo malo de los hombres con una seguridad en sí mismos digna de estudio freudiano es que toman a las mujeres por imbéciles y, por mucho que yo tampoco tenga en gran opinión a buena parte del género femenino, no las puedo poner a todas en saco común, menos todavía cuando me cuento entre ellas. Me viene a la mente un recuerdo de alguien que un día pretendía quedar, sin haber intercambiado teléfonos. Que cómo esperaba concretar? Para él, que no pensó sino en primera persona del singular, era fácil ; yo me tenía que quedar confinada en casa a la espera de que se conectara a internet y me diera el parte de llegada. A esta que suscribe, que a veces, aunque solo sea para variar, también piensa en singular, le pareció un caso de egoísmo flagrante. Por supuesto que no nos encontramos, porque lo de quedarme en casa como la Penélope de Ulises, tejiendo y destejiendo (con lo nerviosa que me pone el punto), mientras él quién sabe si aparecería o no, es pedir demasiado, incluso a mí. Por cierto, otra tonta Penélope. Rechazando un pretendiente tras otro, mientras el prenda del marido se iba de rositas con Circe y pasaba siete años con Calipso, cuando vuelve lo acoje como si nada...

En fin, que las trufas no están hechas para los cerdos...

Una canción que me pasó ayer mon petit prince y que le cojo prestada


miércoles, 7 de noviembre de 2007

This island earth



Giro por Bac de Roda y me fijo, por segundo día consecutivo, en la furgoneta aparcada en la esquina. Algo sobre anodizado de aluminio... me pregunto por qué se inventaron algunos términos que suenan de lo más soez para anunciar materiales.


Uno de esos pequeños placeres es meterme en la cama con las sábanas oliendo a suavizante (del que expolio a mi madre) recién salida de la ducha. El día que pueda pagar a alguien para que limpie mi casa, más que ponerle a planchar y quitarle el polvo a la colección de brujas, lo que pediré será encontrar sábanas limpias a diario. Si vuestra respuesta va a ser - pues vete a vivir a un hotel- os diré que no, que las de los hoteles no huelen lo mismo, les ponen tanto detergente y las someten a temperaturas tan altas para desinfectarlas que parecen leche pasteurizada, que ni sabe a leche ni sabe a nada.

He cambiado las gafas rojas por las negras, porque rojo y naranja juntos me producen repelús, aunque la funda del nórdico tiene esos colores y no salgo corriendo cada vez que la veo; debe ser que tenemos un grave problema mi espejo y yo, la mayor parte de las veces directamente se carcajea, y unas pocas me devuelve una mueca escéptica que interpreto como un bah o un psé.

Alguna vez os preguntáis cómo seréis o dónde estaréis de aquí a diez años? por más que lo intento, no soy capaz de llegar tan lejos. El presente me acapara tanto que no hay lugar para el futuro.

After hour, o dos por el precio de uno. Estas me las autodedico, que hacía mucho que no escuchaba mi canción.


martes, 6 de noviembre de 2007

Jovenes y brujas

Que las mujeres somos tontas lo sabemos todas las que pertenecemos a este género, y si a estas alturas todavía alguna no lo tiene asumido debe ser porque: a) es muy pequeña y no está concienciada o, b) es idiota sin remedio ni solución. Cometemos millones de estupideces en nombre de lo que creemos que es amor cuando en realidad lo transformamos en devoción y absoluta sumisión. Lo de "cuidarle y respetarle" nos lo tomamos en serio, aunque muchas lo hayan visto solo como invitadas a bodas y en películas.

Aunque lo peor quizá sea el miedo subyacente al qué dirán, en estos tiempos en que se supone que estamos emancipadas y proclamamos tanta independencia y autosuficiencia, si afirmamos que no solamente queremos sexo, sino que lo que deseamos es alguien con quien compartir tan cacareada individualidad. Por qué lo llamamos sexo cuando realmente queremos decir amor? Es de lo más ridículo observar a una mujer afirmar rotundamente que no, que por nada del mundo quiere un hombre a su lado a no ser para satisfacer las necesidades más básicas y detectar por otro lado esas ansias desaforadas por emparejarse, establecer una unión estable y formar parte de algo que parece les falta. Reconocer públicamente que no estás hecha para estar sola no es malo, nadie va a lapidarte, aunque puedas ser motivo de algunos significativos arqueos de cejas por ocultación de intenciones hasta el momento.

Una de las frases más usadas es la que reza que la confianza da asco. Normalmente la razón está de ese lado. Por qué a veces se empeñan en querer compartir contigo cosas que tu no tienes ningunas ganas de que compartan? No dejar nada a la imaginación pierde toda la gracia, al menos bajo mi punto de vista. Será porque me gusta mucho más el ejercicio de descubrir poco a poco, obtener pequeñas victorias, que el saberlo todo de alguien sin lugar a dudas.

No recuerdo quién acuño el término "ameba" para definir a esos hombres a los que una mujer les puede contar cualquier cosa puesto que nunca se va a acostar con ellos. Empiezo a odiar esa palabra. Una cosa es que la utilice yo y otra muy distinta que la utilicen conmigo. Al único que le permito definirme como tal es a David, aunque él es bastante más circunspecto con los vocablos y discretamente nos convierte en seres asexuados. Hay millones de situaciones en las que mi paciencia brilla por su ausencia, pero para hacer que alguien se trague sus palabras puedo esperar años, y si no, que se lo pregunten a cierto letrado, que no podrá olvidarme en lo que le queda de vida... Así que cuidadín con las definiciones, no sea que se vuelvan en contra de quien las profiere.

viernes, 2 de noviembre de 2007

The ballad of the sad cafe

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.

Tristes hombres

si no mueren de amores.
Tristes, tristes

Miguel Hernández



Y ya es bien triste regocijarse en la tristeza. No, no digo que siempre se deba estar risueño y dicharachero que, como los antibióticos, si te los tomas cuando no toca, dejan de hacer efecto, pero de ahí a revolcarse en la pena... O ser siempre absoluta e irrevocablemente negativo. Me recuerda la historia que contaba Sonia de su abuela, que cada vez que visitaba a la familia les advertía de la muerte inminente del canario. El pobre, al pasar el tiempo (y por tiempo entendamos años) efectivamente se murió, y la buena señora iba eufórica repitiendo que ya decía ella que aquel canario iba a morirse! No es que vean el vaso medio vacío, es que lo único que ven es el poso.

Me doy cuenta de que ya no sé flirtear. Me pusieron en bandeja una oportunidad de oro y no supe contestar como es debido. No pasa lo mismo que con lo de ir en bici. Esta práctica, si no la mantienes en uso, se pierde.

Enciendo una vela, porque ayer fue el día de todos los santos, pero hoy son los fieles difuntos, y esa es la forma de que vayan a la luz. He dicho luz? pero si la luz soy yo! De todas formas, seguiré las tradiciones y continuará encendida, marcándoles el camino para que se dirijan donde quiera que fueren.

Duelen los dedos de tocar la guitarra. Pocas canciones tienen la fuerza suficiente como para que la menda saque de su escondrijo la acústica pero, cuando una de ellas lo consigue, le quito las telarañas y me acaban sangrando los dedos. Y esta canción no es fácil, no. Soy obsesivo compulsiva y, lo mismo que cuando un libro me gusta no paro hasta que he cerrado la contraportada, con la música pasa lo mismo. Encontré los acordes, encontré el mp3 y ahora solo es cuestión de practicar, practicar y practicar hasta que la casa vuele por los aires ... creo que eso se lo dice el lobo a los tres cerditos y yo hablaba de notas musicales, no? En fin, baste con saber que no cejaré en el empeño fácilmente y me daré por satisfecha cuando pueda tocarla con los ojos cerrados. Ah! que no os he dicho de qué canción se trata? Vaya, pues qué mala memoria porque... yo no dije que me había enamorado de una canción? a cual sino iba a referirme?