lunes, 23 de febrero de 2009

Stories of Lost Souls



Iba a empezar el escrito diciendo que hay quien se pierde en laberintos que no conducen a ninguna parte. Pero no es así. En cualquier laberinto que se precie existe seguro una salida. Unas veces costará más encontrarla, tanto que nos sumirá en la desesperación. Otras será tremendamente sencillo llegar hasta ella. Pero siempre, siempre, podremos tener la seguridad de que está ahí, en alguna parte y solo de nuestro sentido de la orientación dependerá el hallarla. Que lo que nos espera fuera sea de nuestro agrado ya es harina de otro costal.

Me jode que me psicoanalicen. Esta tarde lo han hecho y han conseguido que aflore el malhumor que se ha ido acumulando durante la semana. Crisis laborales a las cuales no estoy para nada acostumbrada porque suelo poder con todo, más el jamacuco personal, en el que me sentía como una adolescente idiota, no son motivos de los que estar orgullosa.

'Cause I get lost inside my fear...

Perdida es poco. Desorientada, extraviada. Vuelvo a sentir miedo. Pánico a dejarme llevar, a demoler todo lo que he alzado con los años. Terror a sentir. Mi psicoanalista dominguero asegura que haberle permitido la entrada a alguien a mi universo es un primer paso, pero los sentimientos nunca me han llevado a nada bueno.

Hace mucho tiempo que no me sentía tan zarandeada, tan a la deriva. Vuelvo a necesitar un revulsivo, algo que me haga pensar que todo tiene un sentido, un porqué. Necesito movimiento, una descarga eléctrica, estímulos neuronales. Si pudiera, saldría ahora mismo hacia paradero desconocido para reencontrarme a mí misma, volver a la calma y la paz que se han perdido.


Photobucket

1 comentario:

Scott St. James dijo...

Bien, seguramente lo primero que necesitas es soltar lastre, quizás tengas en la cabeza varias preocupaciones irrelevantes que todavía no has identificado como tales, pero que te puedan estar impidiendo evolucionar. Quizás te sigas apoyando en cosas que no necesitas, no se si me explico.
Está claro que todos vamos superando estadios por medio del crecimiento personal, puede que te sientas perdida porque ahora necesitas una nueva forma de relacionarte con el mundo. Paciencia, si has hechos los deberes el cambio vendrá solo.
Puede que creas que los sentimientos no te han llevado a buen puerto, pero quizás la cabeza tampoco y no te habías dado cuenta, y si de todas formas no te llevaron a nada bueno es lo más normal del mundo. Los seres humanos somos una duda permanente, y eso nos mantiene vivos, no hay que tener miedo.
De la farmacia, te receto el visionado de "Smoke" y "Blue in the face".