lunes, 4 de mayo de 2009

Any Given Sunday



Las hormigas aparecen y desaparecen. Como si me leyeran el pensamiento. En cuanto decido que tengo que asesinarlas a todas, ponen patas en polvorosa y es como si nunca hubieran hecho acto de presencia.

El otro día leí una noticia de aquellas que, sin tener la más mínima importancia, hacen que sigas pensando que ésta sociedad es hipócrita y farisea.

Salía en el 20', aunque supongo que también aparecería en algún que otro periódico: Un ex etarra, instructor de tiro olímpico, árbitro en un torneo para policías y militares. Las declaraciones de dos de los participantes en el torneo, lamentando tener a "ese individuo como árbitro" me dejaron perpleja. Si, de acuerdo, un ex etarra, pero a fin de cuentas, cumplió su pena en la cárcel y se ha reinsertado. Preferirían acaso verle barriendo las calles? sería eso más adecuado según su criterio? Para obtener el permiso de armas, necesitas un certificado de penales; quién lo concede? nuestros amigos de la benemérita. Quizá los que se quejan porque un ex etarra ejerza de profesor de tiro y de juez en concursos de este tipo, deberían pedir que cambien la ley y que no se otorgue dicho permiso a ningún ex convicto. Sería más lógico? más justo?

A dios pongo por testigo que nunca volveré a quedarme sin butano! Por suerte, tengo unos vecinos más que amables y me prestaron una bombona para que pudiera cocinar y ducharme la noche del jueves. El viernes nos tocó pegarnos la pateada hasta la gasolinera y el sábado me solucionó la papeleta María, que convirtió a Silver por unos minutos en el camión de Repsol. Ayer, los de la puerta de al lado me regalaron otro envase vacío para que siempre tenga reservas. Por qué será que siempre se acaba el puñetero cuando estás a medio duchar o con la olla en el fuego? Tengo que convencer a mi casero para que me instalen el gas natural...

El sábado por la noche no vi el partido, pero daba lo mismo, escuchaba los gritos y petardos de la comunidad. Algún seguidor blanco también celebró los goles del equipo merengue, pero menos. A mi no quisieron felicitarme por la victoria del Barça, tienen mal perder...

Photobucket

Este fin de semana todo salía al revés. El domingo nos recorrimos Calella y Pineda en busca de una pulsera que no hubo forma de conseguir, y eso que el año pasado las tiendas de souvenirs estaban plagadas de ellas. Después se arregló el día con la sesión de cine. Huck Jackman siempre es una apuesta segura, aunque la película sea "Lobezno. Los inicios". De vuelta a casa, sesión maratoniana de X-Men en un dvd que cada vez se vuelve más y más pijo. Podéis creeros que no había visto la primera entrega? Soy un completo desastre!

Lo acontecido desde el lunes, merece post aparte.

No hay comentarios: