domingo, 13 de septiembre de 2009

Shadow of the Vampire



Estado de hoy: Sal al balcón, tira un jamón...

El gimnasio está bastante bien para ser municipal. Tres piscinas, sauna, jacuzzi, máquinas nuevecitas y modernas... La próxima semana daré un paso más para integrarme. Delante del polideportivo hay unas "casitas" de esas para pobres y en una de ellas se hace yoga , otra actividad sobre la que pedir información. Mi vecino me sugiere que vaya a clases de boxeo con él, pero mucho me temo que ya soy bastante peligrosa como para, además, saber conectar un buen gancho de izquierdas.

And I will go on shining
Shining like brand new
I'll never look behind me
My troubles will be few

... Y los problemas poco a poco, se irán pulverizando en irrisorias partículas que, de tan pequeñas no importarán.

Me llevaron a comer a un restaurante argentino bastante peculiar y a tomar unos mojitos que, por fin, estaban bien preparados. Es vergonzoso que tenga que enseñarme mi pueblo alguien que no es de aquí...

Gracias a Spotify he podido escuchar casi toda la discografía de ese gran grupo que fue Supertramp. La buena música jamás pasará de moda.

Goodbye stranger it's been nice
Hope you find your paradise
Tried to see your point of view
Hope your dreams will all come true

Quizá algún día encuentren el paraíso que tan desesperadamente buscan, alguien comprenda su punto de vista y sus sueños se conviertan en realidad.

Just give me motion, and set me free
Like an ocean, far away
It's the life i've chosen, every day

Ese es el camino que elijo: movimiento. Acción/reacción. Causa/Efecto. No necesito esperar a los deseos para el próximo año. Sé lo que quiero ahora.

Feel no sorrow, feel no shame
Come tomorrow, feel no pain

Sin culpas, sin vergüenzas. Zumos de coco natural a un euro. La luna desde un ángulo indecente. Templos birmanos con palomas mensajeras aprovisionándome de tabaco.

Will we ever
Meet again...

Alguna vez vamos a conocernos de nuevo...

Madrugada. Sin poder dormir. Escuchando el ruido sordo que hacen los coches al deslizarse por el asfalto. Pongo la llave y le doy al contacto. Me gusta el ronroneo del motor de Moira. No tengo dirección fija, dejo que mi instinto me guíe. El paisaje se ve difuminado a través de la visera del casco. Paro el motor. Enciendo un cigarrillo. Miro hacia arriba. Observo un pequeño atisbo de luz a través de las rendijas de la persiana bajada. Como si me intuyera, se asoma al balcón -"Tienes que invitarme a entrar, le digo"- Pero la criatura que me contempla en silencio desde las sombras traza un signo en el aire y un muro de fuego se materializa frente a mí. El calor que desprende me atormenta, mis oídos pueden captar el crepitar de las llamas y mis ojos sufren el martirio de su luz. Doy media vuelta y me alejo hasta quedar a distancia suficiente para no experimentar el dolor. Nuestras mentes están conectadas, así que sin darme la vuelta le susurro: -Hoy has vencido, pero tengo más noches. Una eternidad de crepúsculos. Y llegará el día en que suplicarás que posea tu alma-

La criatura sonríe con pesar porque sabe tan bien como yo que así será.


Photobucket

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu "trozo vampírico" Tu vuelta de tuerca. Tu visión del vampirismo. Me gusta mucho.

Está muy bien escrito. Eres buena.

Kaos dijo...

Gracias por tus halagos. Intentaré superarme y darle una vuelta de tuerca más.