miércoles, 26 de octubre de 2011

Jeok-gwa-eui Dong-chim (In Love and War)



Dicen que el amor  todo lo puede

Tal vez dependa de cuanto amas, de cuanto estás dispuesto a hacer, de lo que estás dispuesto a sacrificar, de lo que eres capaz de dar de tí mismo.

Tal vez yo no soy merecedora de ser amada. 

A fin de cuentas, qué soy yo?

Una persona que exige mucho, a mí misma y a los demás, porque estoy dispuesta a dar lo mismo que recibo.

Una persona que cree en el para siempre

Alguien que cree en el "vive y deja vivir"  sin intentar cambiar el mundo, ni siquiera a los que están a mi alrededor.

Una mujer que pretende una vida tranquila, que considera suficiente sobrevivir a diario.

Alguien que no quiere luchar, que piensa que todo se arregla con las palabras.

Una mujer que cree que una relación es compartir, hablar, dar. Quizá mi concepto sea equivocado. Quizá no. Pero es en lo que yo creo. Es lo que yo quiero. 

Alguien que no soporta la rutina.

Alguien que quiere una vida sin mentiras, sin huídas, sin miedos.

Que alguien me quiera por cómo soy. Sin exigir que cambie, que deje de ser como soy, o de pensar como pienso. Que acepte mis debilidades, mis dudas, mis tonterías, mi comportamiento infantil a veces. Mis enfados por nada, mis días locos, mi humor absurdo. Mis ironías, mi tristeza, mi imaginación desbordada, mis silencios. Mis paseos al atardecer y mi despertar, mis nocturnas lecturas. Mi metafórica poesía, mis días grises.

Alguien que se preocupe por mi sin decirme qué debo hacer, alguien que me coja de la mano, me escuche y me acaricie el pelo cuando no estoy bien.

Alguien que sonria cuando lo beso de repente, o cuando le despierte al amanecer porque quiero ir a comprar pan a 100 kms. Alguien que me acompañe a buscar chucherías bajo la lluvia. Alguien con quien compartir tardes de cine en el sofa. Alguien que me haga sentir única, deseada, amada, en paz con todo. 

Alguien que me ame con pasión, con fuerza. Que sepa cuando ser sutil y cuando no. Alguien que crea que yo soy importante y mis cosas también. Alguien que me haga temblar. 

Lo sé. No es fácil. Yo no soy fácil. Nunca he dicho que lo sea. 

No quiero alguien que diga a todo que si. No quiero alguien que me de la razón siempre, como a los locos para no discutir. No quiero una persona fácil.

Quiero alguien a quien admirar, a quien respetar, a quien amar. Quiero a alguien de quién yo pueda sentirme orgullosa. Quiero poder considerarme afortunada porque alguien así me ame. 

Si tu no eres capaz de darme lo que yo pido, si no eres capaz de recibir lo que yo doy, es que no tenemos el mismo concepto sobre el amor.  Si en eso no estamos de acuerdo... se puede llamar amor? 

Quizá yo estoy equivocada y no merezco ser amada...

Photobucket

1 comentario:

Χάος dijo...

Recibí un correo de alguien que me quiere mucho, con unas preciosas palabras, demostrándome que hay gente que, aunque yo no haya sido la mejor persona para ellos, me quieren igual. Gracias, muchísimas gracias por estar siempre ahí, conmigo.

Preguntas que eres. Tengo la respuesta.
Eres alguien adorable. Eres una joya oculta. Eres alguien por quien merece la pena luchar hasta el ultimo aliento. Eres la compañera de correrias que faltó en mi cuadrilla. Eres la madrina que anhelo. Eres la persona por la que me lo volvería a jugar todo, aun sabiendo que me encamino a la derrota. Eres la mujer que quise y no tuve. Eres aquella que quisiera que fuera una diosa para tener algo en que creer. Al igual que un árbol al caer hace ruido lo oigas o no, la hermosura de un espíritu. ( en este caso, tu espíritu) existe, aunque haya quien no la aprecie.