miércoles, 12 de marzo de 2014

The Night Caller



Increíble, me parece increíble cómo las compañías telefónicas te toman por idiota e intentan metértela de canto.

He recibido una llamada de Orange. La chica ya ha empezado mal, porque me ha llamado María. Sé que mi nombre es compuesto, pero... supongo que no son tan ignorantes como para no saber que la mayor parte de las mujeres tienen el María delante y no es el que usan de forma regular. Podría preguntar al menos con qué nombre quiero que se dirija a mí. 

Bien, como decía, me llama María y encima me tutea. Mal, muy mal. Recuerdo que una de las primeras normas que nos inculcaban cuando nos enseñaban excelencia telefónica es no tutear a los clientes. Y que conste que yo he trabajado en un call center y sé de lo que estoy hablando. 

Pero pasemos a la enjundia de la llamada. Afirma, más que pregunta, que no tengo mi móvil asociado al adsl y si le puedo decir con qué operador estoy. Le digo que con Pepephone y que estoy completamente satisfecha con el servicio que me están dando. La teleoperadora entra entonces al trapo, que si Orange me da mejor servicio (nunca me han bajado la tarifa porque sí, siempre me han pedido algo a cambio o ha sido debido a una llamada de queja) que si ahorraría un montón, que si patatín, que si patatán. Yo en mis trece, que no quiero ni descuentos ni leches si eso significa tener que aguantar otro año más con ellos. 

Llegamos al momento álgido. Retadora ella porque sabe que me va a ganar con eso me suelta: Pero es que Orange te va a instalar fibra óptica! Entonces es cuando yo me he puesto a reír a carcajadas. La chica, extrañada, me pregunta por qué me río y le respondo que donde vivo, al menos hasta dentro de muchos años es imposible que haya fibra óptica, que es una urbanización y ya me he informado. Y me suelta tan fresca - Bueno, pues te la pondremos  cuando llegue- a lo que le he dicho que "cuando llegue" ya me interesaré por el tema, pero que ahora mismo no me intente vender la moto que no cuela. 

Realmente les obligan a mentir como bellacos y prometer algo que ni siquiera existe para mantener atado a un cliente? O les dan carta blanca para decir lo primero que se les ocurra con tal de cobrar su comisión? Creen que somos todos imbéciles y nos tragamos lo que nos dicen? 

Señores de Orange, por favor, enseñen modales a sus teleoperadores, aprendan de Pepephone en cuanto a calidad de servicio y fidelización de clientes y luego vuelvan a llamar, quizá hagamos negocios. 

 photo oranges_zpsaeaddf0d.jpg

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo diría que Pepephone es la misma mierda, con distinto nombre. Ninguna compañía te cambia duros a cuatro pesetas.

Kaos dijo...

Anónimo, hasta que no me demuestren lo contrario, seguiré pensando que de momento, es la mejor compañía en cuanto a telefonía móvil.
Saludos.