sábado, 7 de enero de 2006

Espacio con humo



Coincidiendo con la exposición hasta el 20 de Enero en el Fnac de l'Illa sobre Fellini y su película 8 1/2, os recomiendo escuchar a Nino Rota y la banda sonora que compuso para la misma.

Se acabaron las superguaymegachachifiestas. Quien más quien menos ya tiene los regalos que quería y los contenedores de basura están a rebosar de cajas y papel. Ahora solo queda esperar hasta Semana Santa.

Ayer noche el aire olía a hierba mojada y a leña recién quemada. Lo que daría por tener chimenea! Ver el crepitar del fuego, la danza de las llamas al compás de la música de John Williams sería un gran motivo para no salir a dar vueltas por la urbe...

Y que te metan en restaurantes donde no se permite fumar!!!

Me siento delincuente. Quizá mejor decir que me hacen sentir así.

Nunca he fumado en el cine, centro comercial, transportes o pequeños comercios. Estoy de acuerdo en que prohiban fumar en hospitales y cualquier edificio público, pero... después de comer o cenar, delante de mi cortado, café o té, ya me parece excesivo. Se rumorea que lo próximo es que no nos permitan fumar en el coche... Qué va a venir a continuación? Ya puestos, que establezcan la ley seca. Y de paso, que nos pongan cámaras de vigilancia en casa. Así experimentaremos todos lo que se siente al ser Winston y Julia en 1984.

Tiene su parte positiva. Ahora los fumadores establecemos relaciones sociales que antes ni pensábamos. Compartir exilio por el vicio une.

Voy a encender mi próximo cigarrillo... A mí salud.






2 comentarios:

jean-valjean dijo...

Pues a mí me parece bien.
Tragamos humos de coches e industrias en la calle y humo de cigarros en locales cerrados. Estoy por que se controle la contaminación de las grandes chimeneas que escupen ese humo carbónico. Estoy por que se controle el humo plomizo de los tubos de escape y estoy por que los que no fumamos tengamos la opción de no fumar si no nos apetece, y de hacerlo en la calle si así nos viniese de gusto.
Por cierto, lo próximo será el acohol y los horarios intempestivos de las elásticas jornadas laborales.

Lady Amalthea dijo...

Yo soy fumadora y coincido contigo: son mis pulmones, qué derecho tienen de controlar lo que yo les hago. Aunque también siempre he creido que es mejor respetar y antes de encender el cigarrillo en presencia de no fumadores, pregunto sí no les molesta que fume, pero aún así, realmente nos hacen sentir como delincuentes (acá en México ya comienzan con eso). Mejor te acompaño con el siguiente cigarrillo.