miércoles, 25 de enero de 2006

Waitin' on a sunny day

Después de unos días sin ordenador por exigencias del guión, o mejor dicho por exigencias de la antigüedad, porque mi pc era del pleistoceno como mínimo y de una gripe intestinal que me ha dejado hecha unos zorros, vuelvo a la carga.

Ordenata nuevo. Por fin.

Despedida en el aeropuerto el domingo. Qué rápidos pasan los días cuando tienes poco tiempo para disfrutar de los amigos...

Noticias. Unas malas y otras que hacen que se te desencaje la mandíbula por lo insólitas. ¿Cómo era? ¿Positivizar lo negativo? En ello estamos. Pasan los aviones por encima de mi cabeza y ni fu ni fa, por mucho que Sócrates me dedicara especialmente la frase "solo sé que no sé nada". Una lástima que su mayéutica no hiciera mella en mi persona, aunque tampoco voy a tomar cicuta por ello. Nos conformaremos con relegar al baul de los recuerdos (al fondo del todo) las historias pasadas y miraremos hacia delante. Valor y al toro.

Pero cada vez somos más...

Hoy me han retado a coger la guitarra de nuevo para sacar las notas de la canción del "boss" que da título al tema de hoy. Es fácil aún siendo autodidacta. DoM Lam FaM SolM. Melodía pegadiza. Hace tiempo que espero un día soleado...

Morpheus viene en mi auxilio.

good night.

No hay comentarios: