sábado, 25 de marzo de 2006

El ex, el amigo, la futura amante y otros

Que te llame incompetente la histérica de la mujer de tu jefe no es para tener muy en cuenta, pero jode.

Que uno de tus ex siga tocando las narices, aunque de forma completamente inconsciente, también.

Olvidarme el móvil cada vez de forma más continuada empieza a hacerme pensar que debo estar incubando alguna patología incurable.

La muñeca abierta no me permite practicar el revés, jugar al golf, ni aguantar los ases en la mano.

Si además me entra agua en el oído y solo oigo sonidos extraños, cual si mi estribo, yunque y martillo se dedicaran a armar a todos los elfos para la gran batalla en Mordor, ya llega a extremos insoportables.

Estoy de mal humor. Y ya sabéis qué pasa cuando estoy de mal humor.

- Ahora es cuando aparezco yo?
(dios, ya lo tenemos aquí) - Como si estuvieras en tu cuerpo-
- Qué le pasa al payaso? no puede soportar tanta felicidad y necesita repartirla a raudales por los alrededores?
- Tanto amor le ha transformado en Celestina
- Ya. Y eso de que vaya presentando niñas con nada que esconder...
- Tú lo has dicho. Nada que esconder. Y posiblemente nada que mostrar.
- Alguien que mete su cara entre dos trozos de pan...
- Está pidiendo a gritos que se la arranquen de un bocado
- Te lo ha pedido y no has aceptado.
- ¿Como pretendes que lo haga?
- Con la verdad. Tú, defensora de ella a ultranza, que odias la mentira en todas sus formas, deberías avergonzarte de comportarte así
- Me animas tanto!
- ¿Era un sarcasmo? Estás perdiendo facultades
- Desaparece de mi vista!
- Como gustes, pero el hecho de que yo me vaya a mi habitat natural no hará que dejen de atormentarte los remordimientos. Asume el riesgo.
- Lo único que pido es tiempo.
- Y eso es lo que no tienes, caperucita

Revelar el misterio, que no es tal?

1 comentario:

Deseosmalos dijo...

Ahora lo entiendo... o eso creo. Deja de pensar por un segundo y tendras la solución.
Besos mi arpia favorita.