lunes, 27 de marzo de 2006

Bad day

Otra sesión de terapia laboral como la de ayer y os juro que la película "La matanza de Texas" pasará a ser considerada como "Scary movie IV".

Tener que callar cuando lo que más te apetece es soltar una serie de imprecaciones que serían consideradas desacato a la autoridad hace que el amarillo ictericia se instale en tu cara, empiece a salirte humo por las orejas y te conviertas en volcán a punto de erupción.

Corporativismo... puaj! Vaya pretensiones. Si hasta estoy por pedir plus de peligrosidad! En mi nómina debería constar, de profesión: bombero

Aquí no te aburres nunca, siempre hay alguien dispuesto a joderte el día.

Nunca pensé que diría esto pero: como añoro a Joan!!!

Pero me resarciré. Prometido.

Gracias a Ra la noche fue bastante mejor.

Capitán Oscuridad y los "oscuritos blues band" con su nave estelar, surcando la nada buscando náufragos. Idas de olla. Como lo de llevarme el cuchillo jamonero al trabajo.

Unas clases de desintoxicación, que siempre van bien pero que nunca se sabe cuando llevarlas a la práctica, más que nada porque no tengo noticias, así que no puedo soltarle el bonito discurso y ver cómo reacciona.

Espero que no se haya ido a hacer de okupa a casa de la amiga, eso significaría el fin de tan amenas lecturas...

1 comentario:

Deseosmalos dijo...

Lo del cuchillo no es tan mala idea, como arma persuasoria.

Algún día haremos un musical de todo esto.

1001 mi arpia