martes, 30 de mayo de 2006

Reencuentro

26 días sin escribir nada. Todo un hito en mi currículum.

Volví de viaje con el sentimiento de haber visto mucho, más de lo que podía asimilar. Si París es luminosa y Venecia decadente, Roma es decrépita.

http://miarroba.com/foros/ver.php?foroid=650360&temaid=5290057 donde podréis ver las fotos y nuestro día a día.

También regresé con el presentimiento de que en el trabajo las cosas irían a peor; no me despidieron pero continuamos con las broncas hasta que congelé al increíble hombre de las nieves. Supongo que si crees fervientemente en ello funciona. Solo se tiene que escribir el nombre y apellido de la persona que te está haciendo la vida imposible, meter el papel en un recipiente de cristal, cerrarlo y dejarlo en el congelador. Desde ese día no ha vuelto a emitir sonidos que puedan ofender a mis oídos.

Tampoco pude disfrutar plenamente de mi semana de vacaciones por el hecho de que el mismo día que me fuí ingresaban a mi madre en la Cruz Roja. Nada grave, pero suficientemente perturbador para no estar concentrada en los monumentos.

Pero decir que no he escrito sería falsedad, pues bien lo hice estando en Italia y también de vuelta, ese mismo fin de semana, cuando estuve por Montjuïc viendo el salón de la moto.

http://miarroba.com/foros/ver.php?foroid=670199&temaid=5301193

A partir de hoy nos metemos de lleno en la mitad del año. Han ocurrido cosas en seis meses, y otras tantas sucederán en los que quedan por venir. Empiezo a acusar la monotonía y todos los nervios de mi cuerpo me piden actividad. Lo pensaré.

Hoy es jueves; brilla la luna después de un día de nubes y lluvia.

No hay comentarios: