viernes, 22 de septiembre de 2006

...Puntos suspensivos...

Hay veces en que, si volvemos a mirar aquello que teníamos delante de las narices, eso que siempre ha estado ahí, pero éramos incapaces de ver, precisamente por eso, por estar al alcance de la mano, somos capaces de darle otro significado, una interpretación diametralmente opuesta a lo que, en nuestra profunda y absurda ceguera, hasta el momento no habíamos visto. Pero se da poco. Un día de estos tengo que practicarlo; podría empezar con el templo de la Sagrada Familia que, por estar justo delante de casa de mis padres y haber pasado por delante cada día durante mis 25 primeros años de existencia, ya ni me fijo. Cuando las clases con objetos inanimados estén superadas, puede que lo intente con la gente que me rodea. O no, porque igual me llevo algún disgusto y empiezo a cribar otra vez, quién sabe...

Se huele a lluvia en el horizonte. Normal. Según el dicho popular, por la Mercè siempre llueve porque Santa Eulalia, que antaño era la patrona de la ciudad y fue desbancada por esta otra santa, llora en estos días, fastidiando las fiestas.

Ojalá tantos conocimientos acumulados sirvieran para algo, pero creo que lo único que hacen es ocupar espacio en mi cabeza. Un espacio más bien inútil, aunque reconozco que a veces me hacen quedar estupendamente ante la audiencia.

Soy borde, lo reconozco. Y hasta me regodeo en ello en algunas ocasiones especiales. Tampoco sirve de mucho, la verdad, porque ya sabéis eso que dicen de los perros que ladran demasiado y bla bla bla...
Un día de estos hablaré de los médicos...
...And it's getting more and more absurd...
Oops upside your head - The Gap Band

No hay comentarios: