martes, 20 de febrero de 2007

Twilight zone



Tengo descarriados que han vuelto al redil después de un intervalo más o menos largo, al darse cuenta de que necesitan desesperadamente a alguien que les diga todo aquello que no están acostumbrados a oír. Es normal que al principio no les siente bien la dosis de realidad apabullante, pero acaban por valorarlo. Cuando lo único que escuchas a tu alrededor son adulaciones, lisonjas y los consabidos "si, señor", es molesto que un insignificante insecto como yo se atreva a llevarte la contraria, verdad? Es entonces cuando más placer le encuentro a decir las cosas sin adornarlas, con toda la crudeza que requiere la ocasión.


No me hace falta la inocencia de un niño, ni la deshinibición que confiere el alcohol, ni tan siquiera ser un sagitario metepatas para decir la verdad. Si no quieres oírla, simplemente no preguntes. Puede que alguna vez me encuentres de buenas y sea algo más circunspecta a la hora de decir lo que pienso, pero tampoco es que ponga mucho empeño en ello. Si tengo que pedir disculpas por haber provocado tu enojo, las pediré, pero porque lamentaré haberte herido, no por el contenido de mis palabras.


A los que no les gustan las preguntas escabrosas, ni las conversaciones con fondo, les aplico otra "terapia". Cumplo con la coherencia, sin dejar nunca el sarcasmo, con la confianza de que se conformarán con palabras sin hueso. Como le dije ayer a alguien, lo bueno de tener tantos regristros es que me adapto fácilmente a mi interlocutor, siempre y cuando no deba utilizar vocabulario soez.


La verdad es que no sé de dónde saco este optimismo tan extraño. Habré cambiado? No solo he aprendido a capear temporales, sino que cuando uno de ellos me pilla sin lugar en el que cobijarme, soy capaz de disfrutarlo. Si hay un obstáculo, para qué darle vueltas pensando cómo vadearlo o saltarlo? lo más fácil es apartarlo del camino y continuar con lo tuyo... Para qué un sendero lleno de zarzas si tienes una avenida asfaltada delante de tí? Y lo de que vayas donde no ha ido nadie... es posible que, si llegas el primero, les sirvas como comida a los caníbales de la selva inexplorada, así que hazte un favor inmenso y no trates de meterte en pantanos infestados de cocodrilos si no es necesario, a no ser que quieras tanto si como no, tus quince minutos de fama.


Vivimos una sola vez (o esa es la constancia que tengo) y normalmente malgastamos nuestra vida de una forma aterradora, como si tuviésemos muchas más para dilapidar. La línea del pasado cada vez ocupa más espacio con respecto a la del futuro. Y, la vida, es como un globo de grandes dimensiones con un rótulo de neón que contiene una palabra escrita en el centro.


Esa palabra es "AHORA"


Provisionalmente me he instalado aquí.




"El problema es que supones demasiadas cosas... supones que aún hay algo donde ya no hay nada, supones que tienes vida, cuando en realidad, solo vendes trozos de la de otros y pedazos que se han perdido de la tuya"

Memory - Elaine Page
http://www.youtube.com/watch?v=cJHzoAmA8Ec

No hay comentarios: