martes, 27 de mayo de 2008

Las aventuras de Ford Fairlane

Me fijo en el díptico que reposa encima del portarrollos del servicio para mujeres en el centro de rehabilitación. El enunciado dice que se lee en un solo minuto. Lo abro. Mecachis en la mar salada! un panfleto del evangelio donde dice que dios nos ama! Desde luego, la maniobra es buena; saben que un gran porcentaje de gente necesita su dosis de lectura en el baño y se aprovechan de ello. Esa táctica la habrá diseñado Risto? Vaya, ya salió, y yo que me había prometido no hablar de él... pero es que me pone. No puedo evitarlo, le encuentro pinta de caperucito perdido en el bosque. Y esos atisbos de sonrisa que se le escapan a veces... aunque vuelva a adoptar con rapidez lumínica la postura a lo Ford Fairlane, el rictus no engaña a la vista, es enternecedor.

Photobucket

Un poco de frivolidad no va nada mal para las telarañas tridimensionales que habitan los engranajes cerebrales. Hoy toca OT. No sigo las galas, que me parecen aburridas hasta el desmayo, pero internet es una fuente inagotable de recursos, así que veo algún que otro resumen y reconozco que desde que él está ejerciendo de jurado me he vuelto incondicional de las nominaciones.

Pero mis cuestiones siguen otros derroteros. Tanto criticar a la niña esa que despacharon (por fin) la semana pasada, cuando ya debían tener claro desde el principio que, otra vez recordando a Ford, habían escuchado gatos follando con más oído que ella; acaso no estuvieron en los castings? Error garrafal o algo para distraer a la audiencia de una sosez generalizada? Desde el comentario de Sandra, supuestamente enterrada ya el hacha de guerra sobre la "subnormal" que parece haber espabilado y acabando por el divo, quejándose de todo y de todos, parece más el hotel glam que un trampolín al mundo discográfico. Telebodrio echa más leña al fuego y contratan a Leo de comentarista, el mismo Leo del año anterior, del que nunca más se supo hasta ahora y que, por descontado, apuesta por Pablo, un clon de lo que él era en la academia, incluída su aversión por el jurado más dicharachero de todo operación tarugo. Luego van y se soliviantan porque Buenafuente ha creado un "producto" completísimo para representar a los diogenistas en eurovisión. Si es que va a ser cierto que la audiencia ni tiene criterio ni buen gusto ni educación ni na de na.

En fin, nos vamos a dormir con el "corazón contento" dando gracias al cielo por enviarnos tanta lluvia, porque no tendremos que ducharnos con agua de vichy y porque podremos decirles con todas las letras a los insolidarios que no quieren prestarnos agua del Ebro que se la pueden meter por el ano.


free music

2 comentarios:

Gattaca dijo...

Coño! para no seguir OT estás mas informada q yo q se supone q si lo sigo...
Ya sabes lo q opino de Risto así q no voy a decir nada de nada... Esto era un programa de música para los q nos gusta la música, ahora no llega ni a calidad de reality! Y lo q me queda clarísimo es q la culpa no es de los concursantes, la culpa es de los q formaban el jurado en el casting. Así q he decidido q el año q viene me presento yo q no canto del todo mal y si me pongo a polémica no me gana ni dios! Ya veréis si doy o no doy juego cuando salgan imágenes de mi dulce carácter por las mañanas, o cuando empiece tu querido Risto a decirme lindeces... porque está claro q esta no se calla ni una! con las ganas q le tengo yo...

Kaos dijo...

yo también le tengo ganas, pero de otro tipo, juas juas!