miércoles, 30 de julio de 2008

El castillo en el cielo


Discover Joe Hisaishi!


Me evado en preguntas sin respuesta, como si sufrirán de alzheimer los elefantes.

Vicente habla poco, pero cuando lo hace sus sentencias nos dejan perplejas. El comentario generalizado recién comidos era que ninguno teníamos malditas ganas de ponernos a lijar puertas. Y fue entonces cuando nos hizo entender porqué en la antigüead no les daban de comer a los esclavos. Con el estómago lleno debía ser difícil acarrear bloques de piedra...

Otro lunes por la tarde perdido en Ikea, solo que esta vez salí con casi 300€ menos y unas cuantas lámparas y cortinas más.

Me siento orgullosa de mi baño azul pacífico, pero no me gusta la cocina amarillo limón, así que pienso cambiarle el color por un azul hielo, aunque por la ley de probabilidades lo que sucederá es que obtendré un tono verde ácido que me provocará alucinaciones mientras pele cebollas.

Estoy tan monotemática con el piso que ya parezco una de esas mujeres que si no tienen a su pareja en la boca a cada momento creen que no demuestran suficientemente lo mucho que los quieren.

Al perro de mis nuevos vecinos le gusta el pollo. Cada vez que me siento en la terraza a comer lo tengo lloriqueando entre los barrotes. No es consciente de que a) no le pienso dar nada, no sea que por muy cariñoso que pueda parecer vea más apetecible mi mano que un trozo de hamburguesa; b) se le va a acabar pronto lo de meter la cabezota hasta mi terraza. Me gustan los perros, pero quiero infinita y profundamente mucho más a mis gatos y no consentiré que acaben en las fauces de ningún can.

Hablando de animales, hoy la tentación estaba entre ir a ver al loro de mi padre (y aunque la frase suene de lo peor, es con total literalidad porque le han regalado un pajarraco) o el deber de seguir dejando la casa en condiciones. Es asqueroso ser tan responsable, pero una es así y ha ganado el trabajo.

Las niñas pijas cada tarde a la playa y yo salpicada de pintura... Dios!!! Pero mi fortaleza será inexpugnable y ni los mosquiogros podrán entrar.


Photobucket

9 comentarios:

Gattaca dijo...

Eso de los mosquiogros me ha gustado!
Tengo ganas ya de que digas que el día ha llegado, que ya toca traslado y de ver el piso acabado, limpio y pintado, n necesariamente por ese orden claro!
Placer del mirón, ya que poco, o está bien, nada he aportado a tal hazaña... Pero es que la curiosidad mató al gato, y a pesar de que una es muy perra siempre me he sentido como una gata.

En breve?¿ tenemos fechas?¿ día D hora H, ya dirás cuando, ya te manifestarás...

Gattaca dijo...

Por cierto querida... La música?¿
Impresionante!!

Kaos dijo...

El día D hora H se acerca peligrosamente. Ayer les mandé el bureaufax a los de la admin. de fincas para notificarles que les dejo libre el piso el 31 de Agosto. Al no saber con quién puedo seguro contar para la mudanza, también he tomado la decisión de pagar para que vengan a encargarse de ello. Y en cuanto a empaquetar... te aviso, porque quiero dejar primero lo de Castelldefels terminado para poder dedicarme en cuerpo y alma a la paquetería aquí.

La música... pues es de bso de la película que da título al post de hoy. Una de tantas japonesas que me dedico a mirar, aunque éstas sean de dibujos animados. Creo que te gustarían.

Gattaca dijo...

Pagarás?¿ Que pasa que la gente se lava las manos o que?¿ vaya tela, vaya tela!!
Pues Fran estaba dispuesto a venir a ayudar coche incluido, la gente está de vacaciones, vale, pero todos lo están?? déjeme que te diga una cosa...

Para mi traslado apareciste solo tu, curioso no?¿ hay gente que siempre tiene excusas para estos eventos...

En fin...

Deseosmalos dijo...

La torre del Kaos quedará preciosa!!!
Yo no sé si podré ayudar todo el día en la mudanza, porque es posible que tenga la 2ª cena de cumpleaños, pero ya contaba con ir a mover cajas.

Besines con amor y un poco de picante.

"Los mosquitos estan todos comiendo pizza"

Kaos dijo...

No, si gente tendría, aunque no todos los que quisiera, pero me siento tan sumamente agotada y asfixiada porque veo que se me echa encima el tiempo, que prefiero que lo hagan y no tener encima que organizar el traslado, además de que, evidentemente, no puedo obligar a nadie a que venga a cargar cajas, aunque si tuviera ese poder, igual me lo pensaba, jeje.

Scott Saint-James dijo...

Curioso.
Un amigo zoólogo me explicó que fueron las mujeres cro-magnon las responsables de la creación del animal hoy conocido como perro: gracias al instinto maternal alimentaban solo a aquellos cachorros de lobo de caracter y aspecto mas sociable y bondadoso que se acercaban a los asentamiento, provocando una selección que acabó con ejemplares aptos para la convivencia con los humanos. Sospecho, querida Kaos, que si hubiera estado en tu mano, Lassie, Rex o Rin-tin-tin no hubieran pasado d devoradores de ovejas y la tarde de los domingos estaría poblada de simpáticos felinos policia o equilibristas. De más joven soñé con un gato policia uniformado que hablaba, todavía lo recuerdo.
Cambiando de tema, cuando el próximo dia 8 de agosto pille las vacaciones, las voy a necesitar. En estos momentos tengo a mis espaldas toda la gestión de exportación de la empresa donde trabajo y no puedo más con el nuevo encargado de tránsito. El billete destino Aeropuerto Internacional de Auckland ya me quema en las manos..
Suerte con el piso.

Kaos dijo...

Nunca te acostarás sin saber una cosa más. No, no, si los perros también me gustan y mucho, ya querría tener un Rex o una Lassie, pero un gato puede pasar perfectamente una semana sin mi, que es lo que suelo estar fuera de casa cuando viajo. Lo del gato policia uniformado... no era el agente Matute de "Don Gato y su pandilla"? ;)

Nueva Zelanda? dios! qué envidia!!! no necesitarás una porteadora de maletas por casualidad???

Scott Saint-James dijo...

Bueno, yo diría que el ser del sueño era un gato de tomo y lomo. De todas maneras, gran tipo el agente Matute (yo primero lo conocí como Officer Dibble durante mi infancia en New Zealand), todo corazón.
Y lo de portear maletas, en realidad no soy un tio de llevar mucho equipaje (te sorprenderías), por lo que si te quieres venir solo tendrías que llevar tus posesiones y tu buena voluntad. Claro que tampoco haría cargar con bultos a una señorita.