domingo, 3 de agosto de 2008

Requiem en Re menor (KV626)

Como broche de oro del Grec de este año hemos tenido el Requiem en Re menor de Mozart, interpretado de forma totalmente magistral por la Orquestra Simfònica i Cor del Gran Teatre del Liceu.

Aunque prefiero los compositores rusos o italianos a los alemanes, que a veces son un poco cansinos, Mozart era un genio y lo demostró de forma rotunda con esta pieza incabada.

Comparado con el coro que vimos en Roma, este impresiona.

Photobucket

Photobucket

Y no, no es el coro de hoy pero el Kyrie Eleison sonaba igual


Otra de mis secuencias favoritas, el Dies Irae



La orquesta
Photobucket

Sabéis qué es el órgano positivo? No, malpensados, no es nada de eso, sino un instrumento. Y si entrecomilláis la palabra en nuestro santo patrón navegador, os aparecerá esta imagen

Photobucket


En primera línea director del coro, bajo, tenor, mezzo y soprano
Photobucket

El tenor se ponía de puntillas para llegar a los altos, parecía que así tenía más voz...

Para terminar, el Lacrimosa.


Felices sueños.

1 comentario:

Scott Saint-James dijo...

Sacre Bleu!!
Por momentos te me haces más interesante... y eso que estuve a punto de largarme de tu blog durante mi primera visita, como ya sabes.
Yo he tenido el placer de cantar el requiem de Wolfie como integrante del coro, es absolutamente ultraterrenal.

Por otra parte no estoy para nada de acuerdo en tu apreciación sobre los músicos germánicos. Aparte de Bach, sobre el cual gravita TODA la música occidental, yo diría que los músicos más sublimes, inteligentes, inimitables y finalmente "poderosos" son el mentado Herr Mozart, Beethoven, Schubert, Schoenberg, Debussy y Stravinsky. Ningún italiano y solo un ruso. Wagner es capítulo aparte. Eso si, si hablamos de ópera, se me cuelan mis adorados Puccini y Verdi.
Y si seguimos hablando de opera, moriré convencido de que "Die Zauberflöte" es el zénit de la cultura occidental, no solo del género lírico. No creo que el hombre supere esta creación jamás.