viernes, 5 de septiembre de 2008

Red Dragon

Qué son nueve años? son muchos? son pocos? para algunos habrán pasado a velocidad de rayo, para otros es posible que se hayan eternizado, como ver un desfile de caracoles (hay algo más lento? quizá, pero es lo primero que se me ha ocurrido).

Para mí es el tiempo que he vivido en Poblenou, un lugar que ya siempre consideraré como mío. Tiene algo especial que hace que te sientas cómodo. Dentro de nada se celebran las fiestas y yo ya no estaré ahí para vivirlas "in situ". Nueve años de subir 5 pisos; de ver el mar por la mañana. De sol justiciero colándose por el balcón. La imagen de la luna encuadrada en la ventana, de acordarme de las "lumbreras" que organizaban el "paseo" de los F11 por los cielos del barrio... Todo eso terminó el lunes, cuando entregué las llaves. No me quejo, el nuevo piso es más grande, dispongo de una bonita terraza y estoy rodeada de pinos. Duermo arrullada por un grillo okupa y el camión de la basura no pasa a las 3 de la madrugada. He cambiado para mejorar, pero echaré de menos la que ha sido mi remanso de paz, o no, durante 3316 días.

Y después de tan emotivo responso a mi ex hogar, pasemos a cosas más mundanas.

La Mercè 2008 ya tiene cartel, aunque no muestra un programa definido. Me he pedido vacaciones para festejar la semana más canalla de la ciudad y estoy llena de dudas existenciales sobre lo que quiero ver, pero que no puedas consultar los eventos en la web del ayuntamiento a estas alturas del mes es preocupante. En el año de la interculturalidad, mucha música que ni me va ni me viene. Joder, si es que me hacen echar de menos el "ball del fanalet"! Con lo bien que se lo pasaba servidora coleccionando las florecillas de papel pinocho con velas de te dentro que te entregaban para poder bailar con propiedad el citado baile y que provocaban unos incendios de padre y muy señor mío!

A lo que no pienso faltar es al "correfoc". Pasé de odiarlo a disfrutar como un niño con deportivas de patinaje nuevas.


Photobucket

Aviso generalizado: si alguien tenía la sana intención de venir a visitarme este fin de semana, que se vaya olvidando. María, Ra y yo nos vamos a hacer de okupas a casa de Cris y Eva para pasar el weekend recorriendo las empedradas calles de Besalú, puesto que se celebra durante estos tres días "Besalú Medieval".

Corro presta a disfrazarme de inocente doncella para que algún caballero sin armadura derrote en la justa al dragón y me rescate de la torre donde me tiene encerrada.

Photobucket

(No se admiten devoluciones. Firmado: el dragón)

6 comentarios:

Gattaca dijo...

Hace un siglo que no voy a las fiestas de la Mercè i el baile del fanalet al que acudía siempre contigo y la verdad es una de las pocas que n añoro de mi ciudad natal porque en este, mi pueblo ahora, de fiestas vamos sobrados, ya lo sabes, y sin mas remedio que "disfrutar" de ellas puesto que mi humilde morada está justo en la plaza mayor del pueblo...

Aclaración, de okupas solo en casa de Cris.

Gattaca dijo...

Buueeeeeno!
Se acabó el fin de semana medieval!
Ha estado bien verdad? Yo quería ver los abanderados a toda costa y al final los he visto tantas veces que no se durante cuantos días voy a tener pesadillas de un montón de italianos armados con banderas que me persiguen...
Los pajarracos lo mejor, bueno, no, lo mejor el alconero^^.

Ha sido un buen fin de semana, de eso no me cabe duda alguna:)

Ah! Eso si, de dragones ni uno oyes...

Kaos dijo...

Pues si, ha sido un buen fin de semana, donde hemos podido ver muchas cosas, pero por encima de todo a los abanderados italianos. Si te digo que lo único que suena en mi cabeza ahora mismo es la fanfarria que sonaba mientras realizaban los ejercicios con las banderas! creo que no podré olvidarla en meses :)

La exhibición de cetrería ha sido estupenda, sobretodo por el buen humor del halconero, jeje.

Y mucho, mucho más...

Gattaca dijo...

Dios!
como no me pude comer al halconero me comí su "h" ups!

Kaos dijo...

jajajaja, cómete a uno de 40 y tantos y no necesitarás "haches"

Gattaca dijo...

Si se deja... Ya te digo yo que me lo comería!