miércoles, 10 de septiembre de 2008

Un dia de furia

target

Un nuevo móvil no te cuesta ni un riñón ni un ojo de la cara, pero no sé si las dosis de paciencia que has de invertir en configurarlo todo de nuevo amortizan la gratuidad del engendro que te han enviado.

Ahora mismo no voy demasiado sobrada de esa aptitud ni de la tolerancia que la acompaña. Se me han agotado estos últimos días. Quien quiera creer que es porque todo ha vuelto a la normalidad y con la tranquilidad salen a flote nervios y cansancio, que lo crea. Yo más bien me decanto por pensar que se me han hinchado de una vez por todas los ovarios, el izquierdo más que nada, que es el que me hace pasar un calvario cuando le toca ovular. Así que voy a hacer lo que el resto del mundo mundial hace: no sentirme culpable por hacer lo que quiero o por no hacer lo que quisieran los demás que hiciera, por decir lo que pienso o por no decir lo que quiere escuchar quien esté cerca.

archer

Supongo que si supiera decir "No" estos arranques no tendrían cabida, pero como soy imbécil y parece que el vocablo maldito no consta en mi diccionario de obligaciones morales llega un momento en que me agobio, me saturo y empiezo a odiar a cuantos me rodean. Hay excepciones, por supuesto, pero son pocas y seguro que si las digo ofenderé a más de un@, porque no hay más ciego que el que no quiere ver ni más sordo que el que no quiere escuchar. Sorprende comprobar que cerebros tan ágiles para algunas cosas sean totalmente ineptos cuando se trata de encajar un uppercut directo a su mandíbula. O eso o tienen más jeta que espalda y son inmunes a ganchos de izquierda, lo que significaría que se están aprovechando de tu buena voluntad y si acabas por descubrir que así es, te dan ganas de mandarles de una patada en el culo a poblar otras galaxias, a ser posible cuanto más alejadas de la tuya mejor.

tiro al blanco

Que si, que si, que estoy tan harta de parásitos que ya me he comprado el ddt, así que, por vuestra seguridad física pero sobretodo emocional, mantenéos apartados si no queréis que os rocíe con insecticida.

Sabéis esa frase que tanto hemos utilizado cuando no queremos comprometernos a nada y que tantas horas nos ha hecho invertir pendientes de un teléfono?

... pues eso, que... si acaso, ya te llamo yo...



Discover Absynthe Minded!

3 comentarios:

cristal00k dijo...

jajaja! las nuevas tecnologías y la madre que las parió. No sé como llegue aquí, pero valió la pena.
Pues nada, eso, si acaso... ya te llamo yo. En este caso me paso... que vagi bé la Merce!!!

Me gusta tu descaro. Un petó!

Kaos dijo...

ordenadores, microondas, móviles, hornos pirolíticos... cualquier cosa con tal de tenernos entretenidos y que dejemos de pensar.

Gracias por tus palabras. Pásate cuando gustes, que yo te devuelvo la visita.

kss

Anónimo dijo...

???????

Sóla esperando ir al aeropuerto y leyendo tus escritos pa sentirme un poco acompañada. Gracias preciosa.

RA