jueves, 7 de mayo de 2009

The lost weekend

Escuchad la música, que merece la pena.



Le cojo prestada una frase a Ra: Nena, Port Aventura a tu lado es un parque infantil de parvulario!

Mi dilatada y azarosa trayectoria sentimental está plagada de patologías. Mías no, suyas. O puede que también tenga una, la de escoger siempre a quien menos me conviene. Creo que me impondré hacer terapia. No para no cometer el mismo error, que las rebajas y los saldos ni siquiera aparecerán en agosto, sino para entender de donde viene mi apabullante falta de criterio.

Los hombres nos aman a "su" manera y, generalmente, "esa" manera no suele ser la que nos gustaría.

Os acordáis del anuncio: "Ell mai no ho faria"? Me siento por completo identificada. No, no me considero un perro (aunque mis "mordiscos" pueden ser dolorosos), pero a mí no se me ocurriría mentir ni engañar, como tampoco se me pasaría por la cabeza decirle a la persona que estuviera conmigo que mi vida no tiene sentido porque, cómo se toma uno que le digan algo así? Con un ataque de amor propio, por supuesto, y haciéndole las maletas. Si tan poco te valoran, mejor que se vayan con viento fresco, y si por casualidad acaban encontrando rumbo y discernimiento (y sabe dios que algunos andan muy faltos de él), lo hallen lo más alejado posible de tu vera que, para neurosis, suficiente hay con la propia, y además tiene el detalle de ser original careciendo de pautas.

Vivir así no es que sea un sinvivir, es que es más agotador que ser seguidor del Barça y tener que sufrir hasta los minutos de descuento! Ya sabéis, mi sentido del humor, que hace mofa, befa y escarnio de todo cuanto hay sobre la capa de la tierra, servidora incluída, me permite tomarme las cosas con ánimo dicharachero y mala leche concentrada.

Lo malo es que vuelvo a mis malos hábitos nocturnos, ains... y yo que me había acostumbrado a irme a la cama temprano...


Photobucket

2 comentarios:

Gattaca dijo...

Bueno, yo te voy a dar un dato! El mal gusto o mal ojo para los hombres tengo claro que es debido , a causa o por culpa del año, mes y si no día, si semana en la que naciste... Te lo dice una que nació el mismo año, el mismo mes y casi casi el mismo día que tú y evidentemente tiene el mismo ojo clínico que tú.
Consuela? Pues no verdad?

Kaos dijo...

No Eva, la verdad es que no consuela en absoluto. Lo que yo creo es que, habiendo nacido ese año, en ese mes y en esa semana, tenemos unas características comunes (ser idiotas básicamente) que, consecuentemente, convierten en desastre todo lo relacionado con los temas del corazón. Así que lo mejor es hacer cursillos de macramé o aprender alfarería y olvidarnos de los hombres.