miércoles, 16 de septiembre de 2009

O Día do Desespero



Estado de hoy: Imbécil, imbécil, imbécil, imbécil.

Uno de esos días en los que te tirarías desde un rascacielos si no fuera porque piensas en lo poco glamurosa que llegarías al suelo.

Uno de esos días en los que, no sabes porqué pero lo que desearías es, no desaparecer de la faz de la tierra, sino que fuera la tierra la que desapareciera y quedarte sola en el universo, para abrazar la soledad en todo su esplendor y llorar por un motivo innegable.

Uno de esos días en los que piensas que estás para que te encierren por pensar tanto, porque lo que piensas te perjudica, porque no necesitas lo que crees necesitar, por echar de menos lo que no deberías echar de menos, por sentirte como te sientes y por millones de razones a cual más descabellada.

Uno de esos días oscuros, insanos, malditos.


Photobucket

No hay comentarios: