sábado, 14 de noviembre de 2009

Estados de ánimo I

Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.

A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.
Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.

Mario Benedetti

6 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bonito...

Comando Matute dijo...

Un poema precioso, la verdad es que da que pensar, y mucho...

Kaos dijo...

Supongo que porque en muchos momentos nos sentimos como lo describe...

E. dijo...

Uhmmm, si encontrara esa laguna que me hiciera sentir así "la Ruinosa" y yo recalaríamos en su puerto, dejándonos mecer por el arrullo de sus olas quietas.

E.

Kaos dijo...

la "Ruinosa" no sé si cabría. Tu puedes venir cuando quieras a recalar... :D

Nariz de payaso ¡noknok! dijo...

No sé en que consista el don de aquellos que dedican su existencia a la escritura y a su vez, la escritura a la humanidad, si sea en despertar una conciencia colectiva de forma personal o solo sea un juego que Dios se invento para vernos suspirar.... Lo cierto es que cuando leo, las palabras me bañan el alma, así puedo sentir lo que un delfín al nacer.