domingo, 9 de octubre de 2011

Cowards Bend the Knee



Alguien me dijo hace poco que las mujeres no entendemos el verdadero significado de lo que es el honor o que no sabemos qué es tener "cojones".


Por supuesto, nosotras no tenemos "cojones", porque nosotras NO necesitamos jugar a ver quién los tiene más grandes.


Queréis saber qué es la "palabra de honor"? Honor significa no mentir. Honor significa asumir riesgos, por difíciles que éstos sean. Honor significa mantener las promesas, porque es igual prometer que empeñar tu palabra. Honor significa no jugar con los sentimientos de los demás. Honor significa ser coherente con lo que uno dice y hace. Honor significa estar en los malos momentos. Honor significa respetar.


Y qué significa tener cojones? Más o menos lo mismo, pero implica además ser valiente. Valentía para reconocer los propios fallos, valentía para dar explicaciones, valentía para razonar sin enfadarse, valentía para volver a levantarte cuando caes, valentía para superar los reveses, valentía para hacer cosas. Valentía para saber que eres débil y reconocerlo. Valentía para pedir perdón.


No se puede hablar de honor y de cojones cuando eres un cobarde.


Yo conozco a alguien muy cobarde. El mayor cobarde de todos. El que huye cuando no puede dar una respuesta, el que escapa cuando algo no le gusta, el que corre cuando debe hacer algo que él NO tiene cojones de hacer. El que no respeta a nada ni a nadie porque nada ni nadie le importa. El más cobarde y egoísta.

Y habla de honor y de cojones.... Si te rindes, si no luchas, si te das por vencido, si no eres capaz de dar una simple explicación, tienes tan poca valentía, honor y cojones como aquellos a los que desprecias (o quizá él los desprecia porque se ve reflejado en ellos).

No voy a generalizar hablando de todas las mujeres, porque estaría cayendo en el mismo error que ésta persona comete. Pero muchas mujeres han muerto por una causa honorable, muchas mujeres mantienen su palabra de honor. Muchas mujeres son valientes hasta más allá de lo imaginable. Soportar el dolor es valentía? Quizá para los hombres sea así. La diferencia está en que la mayor parte de las mujeres opina que NO todo se resuelve a tiros, a puñetazos o dejando a tu enemigo tumbado en el suelo. Eso es privilegio de cobardes y de quién no tiene suficiente cerebro como para resolver los conflictos con palabras. 

Cuando alguien rechaza empuñar un arma... aunque sea por su país, es un cobarde? Quizá. Pero también lo es el que huye de una enfrentamiento verbal.

Quién es más cobarde? el que pega a una mujer o el que la maltrata de forma psicológica?

Honor y valentía van cogidos de la mano. No hay honor ni valentía en matar a otra persona ni en herirla en lo más profundo. No existe el honor cuando juegas con alguien y lo abandonas cuando te cansas. No hay ningún honor en tomarle el pelo a la gente, en engañar y defraudar. Eso es ser un cobarde de la peor especie. 

Por suerte, yo no soy como él. En mi corazón y mi mente no tengo instalados la amargura y el resentimiento de forma perenne. Soy incapaz de herir a alguien de forma intencionada. Jugar con los sentimientos de otra persona me parece mezquino y ruín.  Si me equivoco, pido perdón. Soy consciente de mis limitaciones y de mis debilidades. Las acepto, las asumo y no me importa demostrarlas. Si caigo, me levanto. Quizá dolida, pero más fuerte. 

Yo sé perfectamente qué significa el honor y los cojones (aunque los míos no estén tan a la vista, porque sigo diciendo que no necesito demostrar nada).

Los que menos saben o quienes carecen de esas virtudes son los que las utilizan como moneda de cambio, como otra mentira más que quieren creerse ellos mismos.

Honor para ser... Valentía para hacer. Ni más, ni menos.

1 comentario:

panocha dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.