domingo, 15 de enero de 2012

Donde habita el olvido

La verdad es que lo único que yo pretendía era tener un poco de felicidad y alegría en mi vida. 

Por lo visto, no merezco ni eso. 

Siempre voy a ser como el corredor que se desploma en la última vuelta.

Gente que quiere tenerte a su lado para qué? para seguir mintiendo?

Gente que siempre está demasiado ocupada para escuchar

Gente sobrecargada con sus propios problemas, mirándose el ombligo, sin tiempo para nadie más que no sean ellos mismos.

Olvidaos de mi. Todos vosotros. Para siempre.
Photobucket

No hay comentarios: