miércoles, 28 de enero de 2015

Seven Years Bad Luck


Odio a mis vecinos. Así. Clarito. 

Llevo siete años viviendo aquí, lejos de todo, con temor a olvidarme del pan porque ir a buscarlo es un via crucis. 

Pero éste sería el menor de mis problemas si la comunidad de vecinos fuera decente. 

Siete años aguantando que la loca de arriba riegue cómo y cuando le da la real gana, llenándome la terraza de agua. Y cuando me quejo y les pido que pongan una visera su respuesta es que estoy loca, que si quiero visera la ponga yo (aunque sean ellos los que infringen la normativa municipal sobre riego). Escucharles llamarme imbécil de mierda, que a ver si consigo un trabajo y así dejo de quejarme y a punto a punto estuvo el hijo de pegarme la última vez que discutimos por el tema del agua.

Siete años soportando que tengan la tele para sordos a horas intempestivas.

Siete años tolerando que corran muebles a las 2, las 3 y las 4 de la madrugada (claro, puedo llamar a la policía, pero si cuando vienen han dejado de hacer ruidos, cómo lo demuestro?) 

Siete años con un buzón comunitario, donde cualquiera puede robarte la correspondencia, como me ha venido pasando ahora sí ahora también y encontrándome con cartas abiertas del todo, medio abiertas y otras que sabiendo seguro que tienen que llegar, ni han aparecido.

 photo Buzoacuten1_zps64ad14e9.jpg

Siete años con ese mismo buzón comunitario sin cerradura y que cuando llueve, se moja todo el correo, incluso llega a desmenuzarse.
 photo Buzoacuten2_zps3342f4ee.jpg

Siete años con el funcionario de correos dejando los sobres a medio salir, con lo que cualquiera que pase por la calle puede puede estirar el sobre, llevárselo y tú te quedas sin lo que sea. 

 photo bruzonexterior_zpsc4e48c87.jpg

Siete años con gentuza que necesitan todas las cuerdas del tendedero para poner sus cuatro piezas de ropa.

Siete años quejándose porque no he pintado las tuberías exteriores del gas de color blanco (de color natural no son estéticas) pero nadie se queja de los perros que lloran a todas horas. 

Siete años con vecinos que creen que, por el hecho de no tener coche, pueden ocupar impunemente mi plaza de aparcamiento. 

Siete años con unos porteros (se han jubilado hace poco pero el chafarderío es vitalicio) que se han negado por sistema a ayudar en nada. 

Siete años con presidentes de la comunidad que ni tienen idea sobre normas de  convivencia, ni la quieren tener. 

La gota que ha colmado el vaso de mi paciencia ha sido la inundación que sufrieron mis vecinos el día 16 de Diciembre. Cayó agua en mi comedor, pero estos impresentables no han querido llamar al seguro. La policía local? Respuesta: Nos hubieras avisado cuando pasó y habríamos dado cuenta de los daños causados. Mossos? Es cosa tuya, vete al juzgado a poner una denuncia civil. El dueño de mi piso sin seguro de continente que pueda reclamar a la aseguradora de los vecinos y por supuesto, él no va a poner una demanda civil... y los impresentables que van a salirse con la suya. A esto lo llamo yo indefensión. 

 photo techo3_zps991298c1.jpg  photo techo2_zpsce24104a.jpg

Que quede claro que no se me rompió ningún espejo hace 7 años. 

PD: Busco piso. Condición indispensable: tiene que ser un último. No quiero nunca más tener gente por encima, por buenos que sean. Y con ascensor. 

No hay comentarios: