miércoles, 7 de junio de 2006

Para gustos, colores

Disponer de todo el tiempo del mundo implica poder hacer muchas cosas, hasta perderlo de la forma más simple, como por ejemplo, viendo la tele.

Y ver la caja tonta supone hacer zapping, mucho zapping. Qué vas a hacer si no tienes más remedio? Aparte de algunas series interesantes como House, que ya he mencionado con anterioridad, Crossing Jordan o “Tan muertos como yo” poco más queda por ver.

Por qué será que en interés de la noticia esos buitres no dejan ni morir a la gente en paz? Ya están especulando qué pasará con la herencia porque si este no se lleva bien con aquel, que si la otra la puede impugnar, que si bla, bla, bla. Son repugnantes. Y lo son porque hay miles de personas que disfrutan con ello. Será que sus vidas son tan anodinas que necesitan saber de las de los demás, a poder ser con mucha “salsa” y “tomate”.

Claro que el viernes por la noche después de la cena, María y yo no teníamos nada mejor con que entretenernos que, con su coche aparcado delante de mi casa, hacer conjeturas sobre unos vecinos que estaban de cena, intentando adivinar quién estaba con quién, qué idioma hablaban (no si, además de gatos de escayola, sordas como doña Rogelia), a qué jugaban y quién vivía en el piso en cuestión, el de los marcos color rojo y cortinas dignas del castillo de drácula a lo George Hamilton, centrada la discusión en si era de alquiler y amueblado o de compra, porque las cortinas tenían delito...

También tengo tiempo para dedicarlo a buscar los códigos de cierto canal de pago, que está volviendo locos a los piratillas porque, ahora que se acerca el mundial de fútbol, cambian más de login que servidora de móvil. Por favor, un poquito de misericordia, que tanto mi padre como mi hermano me llaman cada día para que les de las llaves nuevas!!! Creo que nunca había hablado tanto con mi familia por teléfono como ahora. En qué mal momento se me ocurriría decirles que las podía encontrar por internet...

Cómo permiten a la selección española hacer el ridículo antes de tiempo, dejándoles cantar algo como “a por ellos, oeh” bis, bis, bis? Ya solo faltaría que salieran con pandereta, sombrero cordobés y castañuelas. Después nos quejaremos de la incultura foránea cuando no saben localizarnos en el mapa.

Hablando de mapas, parece que después de Eurovisión todos sabremos localizar Finlandia, aunque algunos compatriotas del grupo Lordi no estén muy de acuerdo con la “mise en scène”. Que yo recuerde el videoclip “Thriller” de Michael Jackson fue un bombazo y nadie se quejó por ver a tantos zombies...

Alguna vez las cadenas televisivas se pondrán de acuerdo? La fecha de hoy, si tenemos que creer en el Apocalipsis, era importante pero, como siempre ocurre con la información, y más si analizamos lo que ha llovido desde esa profecía, se la ha acabado desvirtuando (tendrá el pp algo que ver con ello?). En cuatro (Noche Hache) anunciaban el juicio final mientras que, según Buenafuente, hoy nacerá el anticristo (con lo convencida que me tenían de que era yo, qué frustrante). Total, que ya no podemos creernos nada; que si Judas no era un idem, sino un espía doble, que si el grial era una mujer, y que aparecen evangelios hasta debajo de los campos de golf, paren, por dios, o nos volverán esquizo paranoides y no habrá cristo que valga capaz de salvarnos, no ya del pecado original sino de la ingesta sistemática de drogas de diseño para no caer en la locura más atroz.
... Pues el del medio hasta tiene su encanto...

En fin, que la paz sea con vosotros.

"Cita con ángeles" - Silvio Rodriguez

No hay comentarios: