lunes, 17 de julio de 2006

Con las alas rotas

Me han mandado uno de esos absurdos test que por supuesto he realizado y además reenviado masivamente. Tiene especial mención por el significado, no por los números ni los nombres, aunque debo decir que me ha sorprendido, porque no sabía qué poner en los apartados 3 y 7 y cuando me he decidido, las respuestas encajaban a la perfección. También con la respuesta al número 6 y lo que me ha dejado más confundida ha sido la interpretación que dan a las canciones, en el 8, 10 y 11. Precisamente en la décima he puesto una que, durante mucho tiempo no podía escuchar sin llorar, no sabía muy bien porqué. Casiopea, de Silvio. Cuenta la historia en primera persona de un habitante de esa estrella que vive en un mundo extraño. Así me he sentido a veces y quizá esté pasando por uno de esos momentos. La onceava es One summer's day, traducido del japonés Ano Natsu He, perteneciente a la banda sonora de "El viaje de Chihiro". Es realmente como veo la vida? quizá. Un mundo de brujas, fantasmas y sueños, donde los malos no son tan malos y un dragón me protege.

Qué será de toda la gente que en mi vida he dejado atrás? Mis amigas de la infancia y el resto de personas que en algún momento han sido especiales para mí: Jose, Yolanda, Susana, Lourdes, Mª José... La nostalgia es nefasta para la felicidad.

Me apetece tanto subir hoy al camping como pegarme un tiro; es lo que tienen las obligaciones familiares, cumplir por el bien nacional, cuando de lo que realmente tienes ganas es de fundar el convento de Nuestra Señora del Crepúsculo Penoso, encerrarte en una celda, tirar la llave y dejar que el mundo se las apañe sin tí con total impunidad.

Pero, como dicen por ahí, el espectáculo debe continuar, por mucho que los vasos se suiciden, que hoy no haya habido playa y que la humanidad haga gala de un egocentrismo apabullante.


Algo así como esa paloma muerta...

"Futatabi" - Joe Hisaishi

No hay comentarios: