lunes, 23 de octubre de 2006

Amanece, que no es poco

Puedes enamorarte de un idiota, pero tener un amigo idiota es impensable.

Tal y como está el patio, solo faltaría eso! aunque a veces, no sé yo...

Necesito un expolio urgente de lectura o dentro de poco me encontrarán pegada a la lámpara del techo como un arácnido cualquiera.

Hace aire. Relaja el entrechocar de la madera. Bruma mental. Noches sin dormir, esperando ese amanecer que no llega. Los pajaritos cantan, las nubes se levantan, pero caerá el chaparron. Cuando el viento cambia de dirección y las veletas danzan cual peonzas, también varía mi humor.

Siete días para halloween. Ocho para recordar a nuestros muertos. Nueve para el santo de mi padre.
Olvido mi tesis doctoral. Ni más ni menos de lo que daba por seguro. A quién le interesa si me depilo a lo brasileño o parezco un oso polar? un poquito más de imaginación, por favor!. Mientras una intenta mostrarse amable, pese a todo el empeño que debe poner en ello, el único interés por su parte es si me disfrazaré de bruja malvada y les propinaré unos cuantos azotes en sus preciados traseros. Mein gott! Dan ganas de ponerse un mostacho a lo José Mª Iñígo para la primera cita...
Con tanta lluvia se ahogarán las plantas.

El camino del Zen no va a ser suficiente...
Miedo
de volver a los infiernos
miedo a que me tengas miedo
a tenerte que olvidar.
Miedo
de quererte sin quererlo
de encontrarte de repente
de no verte nunca más
"Miedo" - M Clan
... y la certeza de sentir...

No hay comentarios: