domingo, 15 de octubre de 2006

Monofobia

No funciona el messenger. Dos días agregando personajes y no hay forma de verlos conectados. Opción: todos como no admitidos y mañana será otro día. La solución ha pasado por el skype y el yahoo, que sí funcionaban aunque no los tengo por la mano.

Otro club nuevo donde seguir con las estadísticas. Y qué estadísticas, holy sky!!! Si son capaces de decir que están entusiasmados contigo después de leer las barbaridades escritas, se merecen todo lo que les ocurra.

Préstame tus alas, reina nocturna,
préstame tus alas para ir en su busca.

Día de recuerdos encontrados. Fotografías en sepia, blanco y negro, colores que hace tiempo no veía.

Frase de película:
Nos empeñamos en esperar al hombre "perfecto" cuando el hombre "de momento me basta" está en el bar de la esquina tomándose un café.

Tal vez sea cierto pero, para qué conformarnos con un siete y medio cuando sabemos que nos merecemos un diez? Es como cuando juegas al black jack; si no te arriesgas nunca ganarás a la banca. Mediocres? no, gracias. Yo no tengo referentes a los que quiera imitar, pero sí sé lo que espero de alguien que esté conmigo y no es lo que he tenido hasta ahora; pero por dios que no voy a hacer la prueba del destino metiendo a alguien en un ascensor y rezando para que le de al mismo piso que yo.

Debería empezar a hacer algo en serio, tanta inactividad me estresa, pero no me apetece aguantar jefes impertinentes. Sería posible hacerles un psicotécnico para ver si están a la altura?

El te de ponche me va a mantener despierta hasta el amanecer.

Mañana nuevos capítulos de House, el insoportable más pedante y prepotente de la televisión. Cómo me gusta este hombre!

Ra y yo hemos tenido un encuentro esta mañana con alguien del pretérito. Pensaba que había hecho un format a mi memória de aquellos tiempos pero no, salvo el nombre, que a dios gracias no he tenido que pronunciar porque me hubiera puesto en un verdadero aprieto, me acordaba del muchacho en cuestión. Me ha sorprendido la educación de la que ha hecho gala. No lo recordaba así, pero todos cambiamos, aunque sea poco. Sé que quien había de compartir piso conmigo y de quien todavía tengo los muebles, sigue vivo. Ahora ya no importa, puesto que voy a reorganizar la habitación de huespedes.

Ya no sé qué es peor...

"El virus del miedo" - Ismael Serrano

No hay comentarios: