domingo, 5 de noviembre de 2006

Entre tinieblas

Si es que siempre me pasa lo mismo! Pongo el cazo a hervir, me lío con otras cosas y cuando me acuerdo, es concentrado de agua.

Pero es fácil dispersarse cuando tienes a la mejor cantante de jazz de la última década sonando en el equipo de música.
Ra y yo nos hemos dado una vuelta por el Magic esta mañana. Esta vez iba preparada ante cualquier contingencia. Dos ibus y un diazepán han aislado mi cabeza (y a todo mi cuerpo) de las energías que se desprenden ante tanta parafernalia ocultista.
Frase del día: "Las leyes divinas no las hago yo; las hace un señor muy sabio que sabe lo que se hace"
Ya sabemos que los 15' de fama los ansia todo el mundo, pero llegar a los extremos que ha llegado esta mujer por conseguir los suyos...
Lo que ha venido a continuación, incluso para mi extenso vocabulario, es indescriptible. El ritual solar, a cargo de alguien que se autodenomina cabalista, acompañada por su "coven", aunque más bien lo describiría como séquito de la secta satánica. Quince personas para montar un altar. Y aparece "ella". Le irían bien unas cuantas clases de dicción. Con palabras entrecortadas, mas mal que bien, ha finalizado la "pantomina" como la ha rebautizado. Al iniciar el acontecimiento ha recalcado que no creían en ninguna religión, solo en el creador. Sorprendente, porque después han utilizado la liturgia cristiana, llegando incluso a leer un pasaje de los evangelios para bendecir a los asistentes. No saben que ese libro no lo escribió "su" hacedor? Según la leyenda urbana, porque no hay pruebas de ello, solo le entregó a Moisés las tablas de la ley, los evangelistas son posteriores. Menos Adonai y más literatura es lo que necesitamos.
Con cada palabra pronunciada, mi hilaridad iba en aumento y Ra conminándome a callar, que nos iban a lapidar por insurrectas. Cómo es posible que haya gente que se deja engañar de semejante forma? Según como se mire, creer en algo está bien, pero seguir fielmente los arrebatos hedonistas de alguien que por gozar de poder mediático alberga tantas pretensiones, es ignorancia y aborregamiento.
Tanto buen rollito y, al acabar, se descuelga con una maldición tipo bruja Lola para todos aquellos que, con estupefacción y escepticismo, contemplábamos la evolución de la pantomima, esta vez bien dicho y escrito. En plan profeta bíblico, cual angel vengador, nos exhortaba a los descreídos a no coger uno de los cuarzos, porque podría volverse en nuestra contra toda la energía con la que los había cargado.
Todos los adeptos en fila, cual familiares de un finado el día del entierro. No he podido evitar el comentario de si se les tenía que dar el pésame...
Yo si he cogido el cuarzo. Y lo llevaré conmigo para demostrar que a mí, plin. 2007 será un año estupendo, con maldición o sin ella.
No creo en brujas.
All night long - Diana Krall

No hay comentarios: