domingo, 3 de diciembre de 2006

Delitos y Faltas

Debo estar perdiendo la memória. En un momento las ideas parece que vayan a implosionar y al siguiente se me queda la mente en blanco y no recuerdo nada de lo que quería expresar. Será el efecto de los relajantes musculares y el ibuprofeno que me tomo para mitigar el dolor del pinzamiento. Unas cuantas dosis más y soy capaz de volver a percibir el mundo como algo maravilloso.

Otro anuncio, pero este lo mentaré por ser un claro ejemplo de lo que enseñan las empresas cosméticas a las generaciones de cabezas huecas que suben. En vez de fomentar la autoestima, se dedican a dar consejos nada subliminales para la pesca sin sedal. Un rimmel para conquistarlos. Si te gusta ir maquíllada, hazlo para tí, no hace falta deslumbrar a nadie más. Me pregunto quién tuvo la primera mala idea. Nosotras tenemos que estar en todo momento perfectas para una cita, cuidado con ir bien depiladas, perfumadas, la manicura hecha, exfoliación, cremas hidratantes, tres horas delante del espejo para que el peinado quede casualmente despeinado y deliberando delante del armario qué nos ponemos, que si esto es demasiado atrevido y va a pensar qué sé yo, que con esto parezco sor sulpicio... cuando ellos se ponen lo primero que les viene bien, aunque no pegue ni con cola y algunos ni siquiera son capaces de pasar por la ducha.

Los hombres y las mujeres pueden ser amigos? Definitivamente no. Aunque algunos casos aislados existen, léase el mío, pero como soy rara, me busqué unos amigos a conjunto con mi rareza.

Si me pides un consejo y consiento en dártelo, síguelo, será bueno. Si no vas a hacer caso de lo que te diga, no me hagas perder el tiempo. Y si es una simple excusa para hablar conmigo, por favor, déjate de jueguecitos, que estás mayorcito para tanta tontería. Conmigo se va de frente, porque además de captar la intención, voy a pensar que eres un necio.

Un señor me dijo hace tiempo que lo que él buscaba era una relación 10 con una mujer normal. Muy loable. Pocos piensan así, la mayor parte se autoconvence para mantener una relación de aprobado justito con una mujer 10. Después vienen las fantasías. Con otras, por supuesto.

Se me acusa de muchas cosas. Principalmente de misandria (que todavía no contempla la Rae), lo que no es cierto, pero con tanta satiriasis suelta, hasta sería desconsiderado por mi parte no aprovecharlo.




Junto a la penumbra de un farol, se dormirán
todas las cosas que quedaron por decir, se dormirán
Junto a las manillas de un reloj, esperarán
todas las horas que quedaron por vivir, esperarán.


Energy Flow - Ryuichi Sakamoto

1 comentario:

Nano dijo...

Es facil odiar a los varones y más si te han hecho daño. Pero, odiarlos porque si, porque no son imaginativos a la hora de querer mantener una conversación, es un poco excesivo, no digo que sea tu caso, no digo que no lo sea, pero antetodo creo que eres honesta y sincera, eso es sin duda una carga, pero si sabes llevarla bien, ole, ole, a proposito nunca habia oído hablar de la enfermedad esa que te pone grande la autoestima. besos