viernes, 22 de diciembre de 2006

Piedras

'Cause I love your smile...

Lo sabía, sabía que acabaría en 7. Y yo sin un puñetero número de lotería con esa terminación!! El próximo año voy a recorrerme todas las administraciones de la ciudad hasta encontrar el décimo que quiera.

Cuando mi intuición es tan fuerte, no falla nunca. De ahí que las pocas veces que consiguieron que entrara en un casino, ponían en mis manos todo el dinero y dejaban que jugara según mi instinto. Si hubieran invertido bien las ganancias, hoy más de uno estaría forrado.

Qué puedo hacer con el terrible hombre orquesta que se ha instalado en la esquina y está taladrando mis tímpanos desde hace media hora con el mismo villancico? El cubo de agua con lejía no tiene suficiente alcance y, por suerte para él, aún no me he sacado la licencia de armas. Otra vez los peces en el río! No se ahogarán de tanto beber... Quizá con un poco de suerte caiga una lluvia localizada justo encima suyo (porque un balcón entero sería demasiado pedir) y consiga que también se ahogue él... Ya véis, sigo igual de agresiva.
Y eso que yo no tengo que ir a comprar regalos. Es increíble la familia a la que pertenezco. A mi edad, todavía me regalan la palma (en versión miniatura, como esas faldas que suelo llevar) y la mona, pero ya no celebramos el 6 de Enero. Eso si, nos juntamos para dar buena cuenta de la infinidad de "tortells" que aparecen en casa de mis padres. Recuerdo cuando era pequeña, la de vueltas que tenía que dar por la ciudad para recoger todos los juguetes. Excepto en casa de mi tío paterno, donde todos los regalos eran para mi hermano. Al principio dolía mucho, después aprendí a no demostrar cuanto me afectaba, no iba a darles la satisfacción de ver la tristeza y la rabia que me producía semejante discriminación.
Cuando disponía de una saneada cuenta bancaria (y actualmente no es el caso), servidora es tan organizada que compraba los regalos de reyes en agosto. Tomad nota.



Sé que he soñado con alguien, aunque no recuerdo quién ni qué.
Mis propósitos para el 2007 se sintetizan en uno: encontrar un trabajo bien pagado que me permita vivir sin sobresaltos y, a poder ser, sacar la maleta del armario un par de veces para continuar recorriendo ciudades europeas. De la paz en el mundo que se encarguen otros, que es mucha responsabilidad. Desearía otra cosa, pero si lo suelto seré considerada el enemigo número 1 por todas las organizaciones de integración y adláteres, así que, como muestra de buena voluntad, guardaré mis ideas sobre el estado del bienestar a buen recaudo, y no me iré a quejar a la oficina del consumidor hasta principios de año.
Por fin se ha ido!!! él y sus pececillos a ritmo hiphopero. Ahora puedo disfrutar de mi música. Cómo me gustaba enfundarme el disfraz de charlestón que mi madre guardaba como oro en paño. Satén azul con flecos negros, kilométricos collares de perlas falsas, melenas rectas... Nací demasiado tarde. Lo mío era la época de la ley seca.
Sabes, hoy me encontrado contigo
entre papeles dormidos
que alguien me devolvió
Fuiste lo mas real de mi vida,
mi adolescencia suicida,
yo soy lo que quedó
Mira, yo no te culpo de nada,
tu vida estaba marcada,
por eso te maté.
Hay sonrisas que enamoran...
It's my party - Leslie Gore

No hay comentarios: