jueves, 18 de enero de 2007

In & Out

Hay algunos tan de izquierdas que ni para conducir utilizan la diestra.
Deberían concederme un título honorífico en la rae por mi cruzada personal en favor de la preservación del lenguaje que, por lo que observo, está en vías de extinción, como el felis pardalis, solo que él quizá lo tenga algo mejor.
Estudiemos un caso:
- se puede vivir sin sentido con odio con rechazo a esta sociedad pero seamos como seamos somos producto del amor entre que nacemos y morimos en ese trayecto cada uno vive su parte la que le toca a igual que tu todos,,,si tuvieras que dar un valor a algo a que se lo darias,,,pues desde el amor ala guerra pasando por la enfermedad y el hambre ,y que nos queda solo lo material,,,,prefiero pensar en lo que no tenemos,,,el alma,,,,-
Ya sé que me gusta la retórica y que mis interlocutores le proporcionen material analizable a mi cerebro, pero que además se convierta en un ejercicio de lingüistica... Tan difícil es situar los signos de interrogación, utilizar puntos en lugar de comas, o un punto y coma, o punto y seguido? El resultado? cuando empecé a hacer preguntas porque esto era un galimatías, me contestó: - soy un caso interesante verdad - (interrogación? aseveración?) con lo que mi tolerancia sufrió un colapso y le puse punto final.

Alguien me dijo que no me fiara de las apariencias, que engañan. Con la excepción de los psicópatas que, por cierto, son sumamente inteligentes y por tanto, capaces de embaucar a cualquiera, aún a los temidos polígrafos que tan de moda están, la gente de la calle suele ser lo que se ve, lo que se intuye al primer golpe de vista o, porque no, de lectura. Y si uno es poco ducho para hilvanar una frase con un mínimo sentido, probablemente el resto vaya en consonancia.
Con un hombre estúpido puedes llegar a mantener una conversación sobre fútbol, coches o mujeres. Con una mujer boba no consigues hablar de nada.
Más dogmas. La imaginación no es proporcional al tamaño del pene (en los mentirosos adquiriría proporciones descomunales), aunque puede serlo en las maneras de utilizarlo.
De amor ya no se muere, pero el sexo conseguirá matarte.
Ya ves, a veces me canso de ser libre, de ser
libre para venderme y caer
muerto donde mi libertad prefiera,
siempre al otro lado de tu frontera.
"¿Sabes ese lugar que está entre el sueño y la vigilia? Allí es donde siempre te esperaré..."
The Knack - My Sharona

No hay comentarios: