viernes, 5 de enero de 2007

Postales desde el filo

Hay personas que estarían mejor con las manos cortadas, así no podrían ir dejando en los blogs comentarios con las mismas propiedades que el agua: incoloros, inodoros e insípidos. Para decir estupideces y cursiladas, mejor juegas a la oca o aprendes ortografía que, por lo que detecto va escasa y hace mucha falta, como mi sangre. Para mañana deberían pedir urgentemente un trozo de hipocampo, pero igual se confunden al escribirlo y les traen un caballito de mar.

Seguro que acabo de cometer un agravio comparativo de lo más pavoroso y habrá quien arrugue la nariz. Pues como que me da lo mismo. Nunca he necesitado un corrector de textos, pero lo recomiendo fervientemente antes de dejar un escrito donde sea, porque la vergüenza que me produciría una correción al respecto sería no poca; claro que, si no tienen criterio para dejar comentarios, cómo pretendo que tengan vergüenza? Volviendo al cerebro, qué parte del mismo regulará esa función? Tengo que informarme más en anatomía... Joder, ya lo predice mi horóscopo, en el cual no creo, que me pasaré este año recopilando información de todo tipo para que no me sirva absolutamente de nada. Bueno, de algo sí que sirve, para que mis amigas digan que las hago sentir incultas, cosa que no me enorgullece pero tampoco me voy a echar las culpas por ser tan curiosa y tener buena memória. Al menos ellas no han tenido que pasar, como yo, por la bochornosa experiencia de tener que sentarse en las rodillas del rey Melchor delante de todos los compañeros de baile y además dejar que quede constancia fotográfica del hecho. Por si fuera poco, me he perdido el capítulo de Porca Misèria. Si esto no os compensa...
Después de un par de conversaciones hoy y un sms de ayer de esos que te deja la moral tan alta que eres capaz de levitar hasta donde silbas y un ángel te trae una tarrina de philadelphia para untar con las tostadas, creo que empiezo a estar predispuesta a conceder el beneficio de la duda a algunos ejemplares del sexo complementario. Un clavo quita otro clavo, siempre y cuando la nueva alcayata sea excepcional. Que exista o no ya es otro tema.
Y entre tinieblas de fiebre se abre paso la luz
es como una resaca contagiosa y común
que te vuelve a recordar
qué solo estás, qué solo estás
en medio de tanta gente
qué solo estás
High and Dry - Jamie Cullum

2 comentarios:

gio dragskor dijo...

ya me imajino kuan molesto rresulta leher komentarrios con muxos erores hortografícos. Pero conssultar un diczionario para kada pahalabra se aría mui pesado. ;-)

Kaos dijo...

www.rae.es/
www.elmundo.es/diccionarios/
www.diccionarios.com

Cada palabra no, pero las que llevan v,b,h,ll, y, j o g sería muy conveniente tenerlas presentes. Es muy distinto hulla, de mineral, que huya, de huír. Aunque hay quien puede considerarlo una "insicnificancia"...