lunes, 19 de marzo de 2007

A time to love, a time to die

Antes de que me olvide. En mi tierra hay una frase que dice "De Joans, Joseps i ases n'hi ha a totes les cases" así que felicidades a los José, Josefa, Pepa/e, Fina, Chema y diminutivos varios.
"Desde el momento en que llegamos a esta vida, el tiempo nos gobierna, lo medimos, lo señalamos, pero no podemos vencerlo, ni siquiera hacerle ir más aprisa, ni más despacio..."



Mis horas matinales han estado dedicadas a pasarme por la oficina del Inem, tomarme un cortado en el bar Boria y estar más de una hora en el registro civil esperando que me llamaran para hacer de testigo. Qué manía tienen mis amigos con casarse!! Bueno, en concreto el papeleo de hoy era para certificarlos como aptos para contraer matrimonio. Por favor, los próximos, puede ser una boda eclesiástica? así nos ahorramos burocracia. Nunca creí que diría esto, pero te sale más a cuenta casarte por la iglesia, aunque tengas que ir a las temidas charlas pre-matrimoniales, se encargan de todos los trámites, con lo que te evitas una de colas... y total, qué más da, cuando quieras separarte, que no te den la nulidad? si no te van a quedar ganas de volver a pasar otra vez por lo mismo...

Inaccesible y distante. Dos palabras que me hicieron pensar. Son adjetivos que me definen? Puede ser. Pero también es posible que la gente no quiera tomarse la molestia de saber qué hay tras la barrera por lo que, evidentemente, se quedarán en la superficialidad. Supongo que ya les está bien, no vayan a gastar energías de más.

Una frase sin desperdicio ninguno: -como tú siempre estás, hablamos en otro momento, que ahora me tengo que dedicar a intentar ligar con otra- Evidentemente, me he tomado alguna licencia poética, pero más o menos venía a decir esto. Está dicha por alguien del género másculino, ese para el cual es difícil, por no decir imposible, realizar dos cosas a la par. Me gusta la sinceridad, lo que ya no me gusta tanto es la presunción de que voy a estar para cuando a él le vaya bien. Los que tengan esa idea preconcebida, que se vayan olvidando. Estoy harta del uso y disfrute a conveniencia; suya, por supuesto.

Se acaba el tiempo. No quiero gente que no se moleste en profundizar, que duda y me hace dudar a mí, que no saben lo que quieren, que hoy toma y mañana deja sin pensar en el otro. Quiero gente que me quiera, dispuestos a cuidarme de la misma forma en que yo lo hago, capaces de prestar un hombro o un oído cuando es necesario. Quiero muchas otras cosas, que dejaré para mi carta a los reyes magos.


Existe un tiempo para cada cosa. Es hora de morir. Y de renacer. Que la lluvia disuelva las lágrimas.

Amar a un alien...

No hay comentarios: