martes, 17 de abril de 2007

The dark side of the moon




Las fases lunares tienen una gran influencia sobre mí, de ahí que quien me tacha de "lunática" pueda seguir respirando para ver un nuevo día. Aunque tampoco sea muy exacta esa teoría de que a los cangrejos nos afecten las fases o las mareas; creo que lo que realmente nos afecta es que vengan y nos jodan el buen humor. O acentuen más el malo.

Hay muchas cosas que me ponen de mal humor, tantas o más que productos comestibles que no me gustan, así que habría para rato enumerarlas todas. Solo con la templanza que aportan los años uno aprende a comportarse civilizadamente y no desencadenar un holocausto nuclear cada vez que se tienen argumentos para apretar el botón rojo. Lo tienes tan al alcance de los dedos que se hace difícil no darle al "on".

Otras, me pregunto si me habré portado tan mal para que algunos me traten como si fuera leprosa, negándome incluso el saludo, pero claro, para mí la educación y cortesía son conceptos importantes, ahora, si hablamos de conceptos abstractos ya varía la cosa, soy nefasta, en las manchas de tinta solo veo eso, manchas de tinta, por mucho que utilice metonimias y sinécdoques lingüísticas y aún así, también hay ocasiones en las que el lenguaje es una gran falsedad.

Es uno de esos días en los que la vida es un asco, será la luna nueva...



1 comentario:

Evs dijo...

bueno, bueno, bueno.... veo q los cangrejos andamos bastante sincronizados.... o al menos eso espero pues para mi ayer fué un dia nefasto casi en su totalidad! solo al final del dia vi la luz, pero esta mañana me he levantado casi euforica, resacosa, si, pero de buen humor! asi q queria amiga mia, espero de todo corazón q incluso en eso seamos parecidas.
Mil quinientos cincuenta besos para ti, espero q alguno de ellos te anime un poco.