jueves, 12 de abril de 2007

The kiss of a spider woman

La vida es un tómbola, tom, tom, tómbola...
De sorpresa en sorpresa y tiro porque me toca. O era de oca a oca? Serpientes y escaleras? Entro en casa y cuento diez? Defensa Alekhine? Apertura Trompovsky? Contragambito Steinitz? Nunca seré una gran jugadora de ajedrez, no tengo paciencia para esperar la jugada del contrario.

Si no me llegan a llamar para decírmelo, ni me entero de que tengo actuación en Sants la tarde del sábado. Qué desconexión la mía... Tanto mirar películas y empastillarte acaba por hacerte vivir en un universo paralelo, y no es que te desentiendas de la realidad, es que la ignoras por completo!

Películas altamente recomendables:

Paris je t'aime. 18 historias que se suceden en 18 barrios parisinos, dirigidos por otros tantos directores, como los hermanos Cohen, Isabel Coixet, Alfonso Cuarón, Gus van Sant o Gerard Depardieu por citar algunos, y un reparto de lujo.




Y tres sobre alemanes

El libro negro. Una película dura, muy dura, ambientada en la Holanda ocupada de la II guerra mundial, dirigida por Paul Verhoeven de forma magistral, ni le sobra ni le falta nada.




El buen alemán. Steven Soderbergh en blanco y negro, con su actor talismán, Clooney, en un papel a medida. Muy Casablanca



La vida de los otros. Guión y dirección de Florian Henckel-Donnersmarck. Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Una trama de quitarse el sombrero.




Surrealista: Klimt. El Malkovich de siempre que, sin embargo, no es capaz de levantar la cinta.
Para pensar: Las partículas elementales (es de esas que muchos no van a entender)
Sin pena ni gloria: Porque lo digo yo. Una histérica Diane Keaton
Terrible: El motorista fantasma (se salva Sam Elliot por ser un madurito estupendo)
Para pasar el rato: ¿Quién dice que es fácil?

Yo también me hago preguntas a veces. Por ejemplo, hace solo unas horas me preguntaba por qué pierdo mi precioso y maravilloso tiempo con idiotas. La verdad es que no tengo respuesta para esa pregunta. Si la tuviera estoy convencida de que reduciría mi sociabilidad a una escasa docena de personas con las que mantener una charla realmente interesante. Cambiar los registros para amoldarse a alguien superficial, soportando el peso de una conversación de esas de -me da lo mismo que lo mismo me da-, acaba siendo cargante. Si en lugar de pensar exclusivamente con (y en) las partes pudendas lograran durante una sola hora establecer algo mínimamente parecido a un diálogo, quizá no serían más felices ni le darían sentido a su vida (o sí, quién sabe), pero lo seguro es que yo no me aburriría tanto.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

has recomendado la peli que te dije?
jejejeje

Kaos dijo...

Cual de todas?

Anónimo dijo...

boba no me conoces?
soy tu sensei

Kaos dijo...

Mi querido sensei, esta "dama boba" le había reconocido perfectamente, pero le gusta que la gente se identifique ;) Y en cuanto a la peli, recomendarla... no está en el ranking de altamente recomendables, pero se deja ver.

Eva dijo...

mmm al menos en esta ocasión cioncidimos en algo... el motorista fantasma es terrible!
Ya sabes q nuestros gustos en cuanto a cine son bastante dispares, por no decir contrarios claro!