miércoles, 18 de julio de 2007

Tears of the Sun

Cumplir años nunca ha significado nada especial. Un año tras otro, recordándonos que el tiempo sigue su curso inexorable.



E pur... si muove. También la tierra sigue su camino. Cuando empezó el concierto en el teatre grec, Venus estaba posicionada encima de un pino. Al finalizar, nos habíamos desplazado en el sentido inve
rso a las agujas del reloj, como si estuviéramos en una plataforma giratoria. Galileo tenía razón.

Tuve la oportunidad de volver a ver a Nyman, esta vez con su banda.



Wonderland, The Draughtsman's Contract, Man with a movie camera. El Piano para el final, no podía faltar.



La termodinámica nos dice que la energia ni se crea ni se destruye, solo se transforma. En qué queda convertida la mía cuando la dejo ir? Qué uso le dan? Cuando alguien muere, qué sucede con la suya? Permanece? En qué forma? Viaja en el espacio para ir a posarse sobre las personas que le han amado? Se expande sin discriminación en kilómetros a la redonda?


Solo desearía saber si está bien.


Cuan fácil es decir -esta guerra no es la mía- máxime habiendo sido los artífices. A veces la buena voluntad genera pesadillas dignas del peor de los infiernos. O quizá no esté hecho con tanto candor y lo que se pretendía era dividir. Para vencer qué?

Podría ignorar, pero prefiero aprender.



No hay comentarios: