lunes, 26 de noviembre de 2007

Aprendiendo a vivir



Por alusiones, a Juanita Calamidad: Para qué tengo que ser llana, sencilla y directa cuando no soy así? para que pueda entenderme todo el mundo? Va a ser que no. Y si utilizo un extenso vocabulario es porque dispongo de él. La crítica constructiva me la trae bastante floja y la negativa directamente me la paso por el forro. Es lo que tiene convivir con una misma y decirse al oído "qué bueno respirar, sentirse vivo".

Decir que he pasado un mal fin de semana sería un eufemismo. Bueno, el sábado no, el sábado pude hacer todo lo que tenía previsto, pero ayer mi cuerpo me dejó muy claro que su tolerancia a la morfina es nula. He aprendido que los efectos secundarios de algunos medicamentos son peores que el dolor más doloroso.

En el fondo se trata de eso, de aprender. Aprender que si metes los dedos en un enchufe seguro te dará un calambrazo, que si tocas la plancha cuando está encendida te quemarás, que si pisas cristales rotos, existe un gran porcentaje de probabilidades de que te acabes clavando uno en la planta del pie.

Aprender otras cosas menos evidentes pero casi más importantes. Que las personas con las comisuras de los labios hacia abajo no dejan de ser muy tristes, por alegres que puedan parecer. Que quien no sabe hablar con los ojos tampoco hablará con el corazón. Que pasar de largo ante los problemas es de cobardes. Que ocultar, muchas veces equivale a mentir.

Todos tenemos anclajes. Algunos más que otros. Pero (gracias por la idea Blanca) no somos malhumorados ogros verdes para refocilarnos revolcándonos en la ciénaga, no será así como levaremos anclas y desplegaremos velas. No es mejor afrontar las vicisitudes que esperar a sentirnos arrinconados? Tal vez por eso soy tan poco compasiva. Tengo fe en la gente que lucha, en los que demuestran el coraje cuando el cielo parece que se les vaya a desplomar encima. Y en los que piden ayuda.

Otra de las letras que enamoran.

Aprendre que res no acaba
si dintre meu abans no acaba,
que el sol no es pon sense tornada
si en el teu cor esclata l’alba.
Aprendre que l’esperança és mentida
si no hi ha cada dia un esforç pel nou demà.
Aprendre a estimar-se la vida quan la vida fa mal

Aprendre que en certesa
res no tinc si no m’ho dónes.
A fer que el cor sempre es commogui
pel fràgil gest de la bellesa.
Aprendre que sóc només si existeixes
i és aquesta mesura la que vull i em defineix.

Aprendre per saber-se desprendre, vet aquí el vell secret.


http://es.youtube.com/watch?v=B6oantnnTr8

No hay comentarios: