jueves, 29 de noviembre de 2007

We're no angels

A las 8:45 de la mañana había una cola impresionante en Diagonal Mar. Algunos se habían llevado taburetes para pasar más comodamente las horas de espera. No sabía el motivo que había movido a esa marea humana a acudir tan temprano. Aún pasando muy cerca tampoco me ha dado por preguntar, por más que el gusanillo de la curiosidad iba corroyéndome. Varias veces durante la mañana he buscado en internet por si encontraba alguna noticia que hiciera referencia a lo que sucedía, pero con resultados totalmente infructuosos.

Esta tarde he descubierto qué es lo que mueve a tanta gente a madrugar y a pasarse horas y horas esperando: Bruce Springsteen. Pues ya son ganas!

Me veo obligada a hacer un copy & paste del horóscopo del día que me mandan puntualmente cada madrugada.

Estimada Kaos,
"Si un ser querido no está de humor, a ti te toca animarlo. Haz todo lo posible para que cambie de ánimo, pero no insistas demasiado. Quizás necesite terapia, y definitivamente ese no es tu campo fuerte."

Completamente de acuerdo en lo de la terapia. El galardón a imbécil del día es mío y solo mío. Nunca sé qué decir ante situaciones que me pueden. Y lo que es peor, me sale una vena sardónico/festiva que la mayoría no entiende, con lo que la fastidio aún más. Perdón, perdón, perdón. Ya sé que no sirve de mucho a cosa hecha, que mejor hubiera sido mantenerme calladita, pero también forma parte de mí. Sería fácil compadecer, aunque ya hay demasiados que lo hacen de forma gratuita. Tomarme la vida (y todo lo demás) a cachondeo es mi terapia para no caer en la ciénaga de la que hablaba ayer. Eso y luchar hasta que no quede ni un atisbo de fuerza o esperanza.
Sabes que lo siento. Y que te quiero.

1 comentario:

Gattaca dijo...

Quien es el pobre q no ha sabido entender tu sarcasmo? Ya sabes q no a todo el mundo le gusta reirse de sus desgracias como a nosotras! No entienden q no es ni mas ni menos q un mecanismo de defensa, q solo reimos por no llorar, porque el sentido del humor es lo ultimo q se pierde! Y q no es q nos tomemos a choteo las desgracias...
Ya sabes q yo te entiendo, no hay nada mas terapeutico q la risa.

Un beso.