martes, 15 de abril de 2008

The lake house



Casualidades...


Creo haber leído en la programación del periódico que este fin de semana, no me fijé en qué cadena, emitían la película "La casa del lago". Ya la había visto hace tiempo, es más, la tengo guardada en el mismo dvd donde grabé "Las horas", "Chocolat" o "El mismo amor, la misma lluvia". En fin, que debido a mi abstinencia voluntaria a sentarme delante de la caja tonta, ni pensé más en ello.

Esta tarde, por una de esas casualidades, mientras tomaba el cortado en el bar, en el canal de pago televisaban la película en cuestión


No es una película de oscar, no pasa de ser un remake edulcorado y con una trama absolutamente incoherente: uno en el pasado, la otra en el futuro, manteniendo una relación epistolar.

Pero, y cualquier cosa lo tiene, tenía que acabar viendo la cinta, porque desde el mismo instante en que he escuchado la canción que sonaba en esos pocos fotogramas que he contemplado en el bar, mi cabeza no ha dejado de tararearla ni un solo segundo. Estas obsesiones son malísimas, lo sé, aún cuando me es imposible evitarlas.

Así que cuando he llegado a casa, me he puesto cómoda, he buscado el dvd y...

No la he encontrado más coherente que cuando la vi por primera vez, es cierto, pero después de pasar hora y media en el mundo irreal, te vas a dormir con la esperanza en el corazón de que nada es imposible, que todo puede darse algún día, incluso las casualidades más inverosímiles.

Que el intérprete sea Paul McCartney ayuda, por supuesto.

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

1 comentario:

gotamarina dijo...

si, es totalmente pegadiza, y la pelicula tambien. estoy a punto de escribir lo que me paso a mi con ella en mi blog. Suerte con el Kaos!