sábado, 18 de octubre de 2008

Chacun son cinéma ou Ce petit coup au coeur quand la lumière s'éteint et que le film commence

Photobucket

Si para algo me ha servido la semana de vacaciones, además de dedicarme a la contemplación contemplativa del porfiado paso del tiempo, ha sido para ver películas. Todas nuevas, por cierto. Igual que proclamo a los cuatro vientos sentir simpatía por los animales, me confieso enemiga acérrima de sgaes y mafias similares, así que todo lo que pueda descargarme por la red bienvenido sea, menos salidas en el haber de mi cuenta corriente.

Hablando de películas, y siempre según mi opinión:

"Asesinato Justo" nos permite ver por tercera y posiblemente última vez, a los dos "grandes" por excelencia actuando juntos: Robert de Niro y Al Pacino. Lo malo es que, entre que ellos ya están pelín caducos y no tienen que demostrar nada a nadie y un director al que la justicia divina debería asesinar por incompetente, se queda en mera anécdota y, por desgracia, no mata.

"Tocar el cielo". Cine argentino mezclando drama y comedia a partes iguales. A partir de ahora, mi ritual de fin de año incluirá globos.

"Hellboy". No conocía la primera parte, que también me he descargado y no sé decidir cual de las dos prefiero. Bien por Guillermo del Toro y "la bestia".

"Cuatro vidas". Pretende emular a "Crash" sin llegarle a la suela del zapato, aunque Forest Withaker está perfecto en el episodio "Felicidad".

"Wanted". Morgan Freeman sigue siendo dios, en comedia, drama o película de acción. Y la Jolie...

"Un verano en la provenza". O como los lobos pueden convertirse en corderos.

"Tres mujeres y un plan". Lo sencillo que era robar la reserva federal y yo sin pensar en ello!

"El juego del matrimonio". Las miserias del mismo, con giro del guión hacia film noir.

Photobucket

"Quemar después de leer". Pese a que mucha gente diga que es el retorno por la puerta grande de los Cohen, aún después de tanta crítica positiva ensalzando el cine inteligente, a mi que me perdonen pero me pareció mala, mala, mala. Creo que estos señores se han dormido en los laureles de las alabanzas y piensan que pueden hacer un bodrio sin ningún tipo de vergüenza y que los fans les rían las gracias sin tener ninguna. Si esto es una película para no idiotas, me declaro tonta del todo. Eso si, Brad Pitt demuestra unas cualidades para la comedia que desconocía. Quizá en v.o. sea mejor, aunque lo dudo...

Una de propina:

- Si quiere saber cómo es alguien en realidad, averigüe su sueño y parta de ahí. Todos codiciamos tener más. Más dinero, más amor, no sé, tal vez solo una oportunidad más. Lo que buscamos es vivir más. Si señor. Vivir más esta maravillosa vida. Pero si uno no tiene cuidado podría ir a buscar más y acabar con menos-.


-La clave está en no arriesgar lo que uno no puede perder. Puede que usted piense que es diferente. Pero algún día, también querrá tener más. La pregunta es: ¿Qué estará dispuesto a arriesgar?-.

Con estas reflexiones empieza y termina "La apuesta perfecta". Un drama que aunque no esté ya en cartelera, deja un regusto como el de los buenos vinos.



Discover The Jam!

No hay comentarios: