viernes, 21 de noviembre de 2008

Les Anges du péché


Discover Chagrin D'amour!


Creo que me fotografiaron. Eso en sí no sería un problema, si no fuera porque la foto vendrá acompañada de una multa y una carta informándome de que tengo 3 puntos menos. Me conozco todos los radares de la C-31, pero justo estaban poniendo los móviles. No los pueden poner en otro momento, no, tienen que hacerlo a primera hora, cuando vas con prisas porque llegarás tarde a trabajar y rebasas en unos 15 kms. el límite de velocidad permitida.

Esta semana ha tocado revisión médica, obligada por prevención de riesgos laborales. Ni en la inseguridad social son tan crueles como para hacerte ir en ayunas y no sacarte sangre hasta las once de la mañana.

Pensaba que nunca llegaría a decir esto, porque me declaro incondicional de Woody Allen, pero la película que rodó aquí es un verdadero tostón. Mi consejo sería que se dejara de experimentos, que se dejara de actores españoles y que volviera al magnífico cine que hasta ahora venía haciendo.

Una persona puede considerarse mentalmente viva mientras no pierda la capacidad para sorprenderse. Con los años se hace más difícil, porque pasas por tantas cosas que en ciertos momentos piensas que ya lo has visto todo y que nadie podrá sorprenderte jamás. Es grato comprobar que, aún a estas alturas, todavía hay gente que lo consigue. Como el amigo pródigo, que ha vuelto con más noticias de las que me siento en condiciones de procesar. La más impactante es que ahora es gay. Claro que no debería extrañarme, teniendo en cuenta con lo que se casó. Lo extraordinario habría sido que no sufriera ninguna secuela. Una prueba irrefutable de que algunas mujeres no solo son tremendamente complicadas, sino que además se las puede catalogar de altamente perjudiciales.

Mucho gay ultimamente. Me pregunto si no será más debido precisamente a estar de vuelta de todo que por haber descubierto sus inclinaciones sexuales de forma reciente. Que si, que los hay que se despiertan tarde, pero también es posible que las circunstancias lleven a otros a explorar los inescrutables caminos del señor... No deja de ser otra forma de autoconocimiento y ya sabemos que el "nosce te ipsum" siempre nos ha traído de cabeza, además de poder discernir con conocimiento de causa si algo te gusta o no. Recuerdo a mi tío diciéndome que nunca podía decir que algo no me gustaba si no lo había probado (hablábamos de comida, por supuesto, a él no se le hubiese ocurrido nunca empujarme a "pecar").

Y ahora, una pregunta para reflexionar:

Qué es más traumático; que te dejen por otra o por otro? Ahí queda la cuestión.


Photobucket

2 comentarios:

Josep dijo...

Quan jo era adolescent, era un ferm defensor de l'alliberament gai i de les eixides de l'armari.

En la meua inocència jo pensava "quants més gais hi hagi, més noies queden disponibles".

Santa inocència!

Kaos dijo...

I no ha estat així?